Apuesta “firme y decidida” para recuperar el santuario de Sant Joan de Penyagolosa

Las actuaciones se fundamentan en rehabilitar la construcción que se transformará en albergue de visitantes con servicio de restauración cafetería con capacidad para setenta comensales y que va a contar con once habitaciones de alojamiento con una capacidad de 46 plazas.

 

El presidente de la Diputación de Castellón, José Martí, ha visitado hoy las obras de rehabilitación del santuario de Sant Joan de Penyagolosa (Vistabella) donde ha señalado la apuesta “firme y decidida” que ha hecho la corporación provincial para recobrar este simbólico edificio que continúa en desuso desde dos mil dieciocho a raíz de un serio problema de degradación.

Martí ha recordado que unas de las prioridades de esta Diputación fue “la rehabilitación del santuario, y así lo estamos haciendo”. Específicamente, la Diputación de Castellón ya ha destinado en dos mil veintidós un total de ochocientos noventa y tres mil cuatrocientos sesenta euros y el presupuesto para el año dos mil veintitrés contempla una partida de ochocientos ochenta mil quinientos sesenta y tres euros.

El presidente ha señalado,

Este proyecto, aparte de recobrar un santuario que guarda una esencial parte de nuestra historia, asimismo es una línea estratégica más para la lucha contra la despoblación, pues permitirá contar con un moderno complejo en un parque natural como es el de Penyagolosa y que producirá actividad turística y económica.

En la visita asimismo han estado la Diputada provincial de Cultura, Ruth Sanz; la consellera de Educación, Cultura y Deporte, Raquel Tamarit; el primer edil de Vistabella, Jordi Alcon; el obispo de la Diócesis de Segorbe-Castelló, Casimiro López; el arquitecto técnico y técnicos de la obra. Además de esto, se ha aprovechado la visita para formar la comisión técnica de seguimiento de la ejecución de las obras por parte de personal técnico de las 3 instituciones implicadas en el proyecto.

Los técnicos han explicado que las primeras actuaciones están consistiendo en la rehabilitación del techo, sustitución de las vigas de madera, el fortalecimiento de los forjados y la adecuación del alcantarillado. Lo que se pretende es que la cubierta esté acabada antes que lleguen las heladas para poder continuar trabajando dentro del edificio. Además de esto, han hecho referencia a ciertos problemasde termitas que han retrasado un tanto el calendario, mas que no afectarían sustancialmente al plazo de las obras.

Las actuaciones se fundamentan a rehabilitar la construcción que se transformará en albergue de visitantes con servicio de restauración cafetería con capacidad para setenta comensales, y que va a contar con once habitaciones de alojamiento con una capacidad de cuarenta y seis plazas en habitaciones familiares y más reducidas.

Más datos

El junio de dos mil veintiuno se firmó un acuerdo marco entre la Diputación de Castellón, la Conselleria de Educación, Cultura y Deporte y la Diócesis de Segorbe-Castelló, para llevar de forma conjunta las actuaciones precisas y en el que la Diputación y la conselleria aportaban, por igual, los fondos económicos precisos, y la diócesis gestionaba y ejecutaba las obras.

El importe total de las obras es de tres con ocho millones de euros, que están divididos en diferentes anualidades. Tanto por la parte de la Diputación de Castellón como por la parte de la Conselleria de Educación, Cultura y Deporte se ha puesto a predisposición para este ejercicio dos mil veintidós un total de ochocientos noventa y tres mil cuatrocientos sesenta euros en todos y cada caso, para empezar las primeras fases de las obras. La previsión por la parte de la Diócesis de Segorbe-Castelló es que las obras concluyan a mediados de dos mil veinticuatro, si las condiciones meteorológicas de la zona lo posibilitan.

Hay que apuntar que con este proyecto se persigue resaltar el valor del conjunto monumental y recobrar el alojamiento para estimular la atracción de las personas visitantes en un entorno inmejorable caracterizado por el valor patrimonial, arqueológico, ecológico y etnológico.

El complejo patrimonial de Sant Joan de Penyagolosa fue declarado BIC y monumento histórico y artístico en mil novecientos setenta y nueve, y es uno de los focos de atracción más esenciales del interior de las regiones de Castelló. Este santuario está formado por un conjunto de edificaciones de final del siglo XIV. El núcleo principal data de la segunda mitad del siglo XVI, al tiempo que la iglesia actual fue edificada en el siglo XVIII. El conjunto patrimonial se halla situado en el Parque Natural del Penyagolosa y representa un factor cultural muy arraigado en la tradición valenciana, como un referente para el excursionismo.