Aragón y Comunitat Valenciana compartirán hospitales en zonas limítrofes

La finalidad es asegurar que la población de ambas comunidades pueda seguir recibiendo atención médica en los centros más cercanos y accesibles a sus hogares.

 

El Consell ha aprobado un acuerdo de colaboración entre la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública y el Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón para brindar atención médica integral en las zonas limítrofes. Los municipios valencianos afectados incluyen Ademuz, Casas Altas, Casas Bajas, Castielfabib, Torrebaja, Vallanca, Puebla San Miguel y Herbés. El objetivo es ofrecer atención médica a los 2.264 habitantes de estas áreas en los centros más accesibles para ellos.

El acuerdo tiene como objetivo brindar atención médica integral en las áreas limítrofes, incluyendo atención primaria, especializada, de emergencia y farmacéutica, así como transporte médico. La finalidad es asegurar que la población de ambas comunidades pueda seguir recibiendo atención médica en los centros más cercanos y accesibles a sus hogares, independientemente de la autonomía a la que pertenezcan.

Los municipios de la Comunitat Valenciana beneficiados por el convenio son Ademuz, Casas Altas, Casas Bajas, Castielfabib, Torrebaja, Vallanca, Puebla de San Miguel (Rincón de Ademuz) y Herbés (Els Ports), con un total de 2.264 habitantes.

El acuerdo cubre las zonas de salud de Cantavieja, Mosqueruela, Mora de Rubielos y Sarrión en Aragón. El convenio tiene una duración de cuatro años y actualiza uno anterior firmado en 2016, debido a que tanto la Generalitat como el gobierno de Aragón valoran la importancia de mantener la colaboración. El acuerdo será aplicable en las zonas limítrofes de ambas comunidades, que se caracterizan por tener una población dispersa, vías de comunicación de montaña y un clima desfavorable en ocasiones, y son enclaves con una población envejecida.

El acuerdo prevé que los sistemas de salud de ambas comunidades coordinen sus dispositivos sanitarios para obtener beneficios mutuos, compartan experiencias y conocimientos en cuestiones relacionadas con la viabilidad, estabilidad y mejora de ambos servicios de salud, y fomenten un marco para la colaboración conjunta de los profesionales de la salud de ambas comunidades, así como el intercambio de conocimientos científicos y técnicos.

En específico, la atención médica de primer y segundo nivel, según el acuerdo, será brindada por los hospitales de referencia más cercanos de la Comunitat Valenciana o de la Comunidad de Aragón, independientemente de su ubicación, siempre con la aceptación del paciente. Por ejemplo, en la zona de salud de Ademuz, el hospital Obispo Polanco proporcionará la atención especializada, mientras que el hospital Arnau de Vilanova proporcionará servicios que no estén disponibles en el primer hospital, como radioterapia.

En Herbés, la atención primaria se brindará en el Centro de Salud de Valderrobres, la atención especializada en el hospital de Alcañiz y los servicios de alta especialidad en el Hospital Provincial de Castellón. Para mejorar la continuidad en la atención, se facilitará el flujo de información de cada paciente, incluyendo su historia clínica y cualquier otra información relevante para el manejo de su caso.

En cuanto al transporte sanitario, se brindará preferentemente por la comunidad autónoma de origen del paciente, pero en casos de dificultad debido a la organización de los servicios, condiciones climáticas u otras, se garantizará por cualquiera de las dos comunidades autónomas. Los gastos de transporte sanitario serán cubiertos a través del Fondo de Compensación Sanitaria o el Fondo de Cohesión Sanitaria, de acuerdo con la legislación estatal, por lo que no tendrán un costo para la Comunitat Valenciana.