Asalto al idioma español

Muy pocos idiomas tienen un rasgo, me estoy refiriendo a las que utilizan el alfabeto latino, que los caracteriza de los demás y es, ni más ni menos, que nuestra “Ñ”. Otros idiomas la comparten, pero son minoritarios. Entre ellos están bretón, filipino, quechua, guaraní, tagalo, vascuence y algunos más prácticamente marginales. Pero el más reconocido universalmente es el Español, lo que hay muchos que no pueden soportar.

Tenemos el ejemplo muy cerca de nosotros, ¿No es así, señores Puig, Marzá y García?, Su persecución implacable y enfermiza del español está alcanzado cotas de genocidio lingüístico. Su odio a todo lo que tenga que ver con España es digno de figurar en cualquier Tratado de Psiquiatría.

Curiosamente, hasta su senador de Cabanes, defiende cualquier dialecto, idioma o jerga que se hable, aunque sea en el más recóndito lugar de nuestro país, con tal de vilipendiar y atacar a un idioma que hablan más de 570 millones de personas, y cerca de 25 millones lo estudian en 107 países.

Ustedes van a conseguir que, en el país cuna del español, nadie lo pueda estudiar y, dentro de poco, demos tiempo al tiempo, sea constitutivo de delito hablar e incluso pensar en español.

Recordemos que ya hay un 15% de colegios en los cuales no se dan ni una sola hora a la semana en español y que incluso se vigila en los recreos que los alumnos no usen la lengua de Cervantes, por cierto, la única oficial en todo el territorio nacional. Ejemplo de puro manual marxista.

No se crean que son los únicos en esta cruzada antiespañola, ni mucho menos. Cuentan con la ayuda inestimable de todo el espectro de partidos políticos, salvo VOX. Todos se han apuntado a la moda del “inglés”. Aunque más que moda, vemos que se trata de un colonialismo idiomático.

Desde el hablar en la calle hasta los espacios televisivos, estamos asistiendo a la destrucción sistemática, con el beneplácito de los “progres guays” del español

Cuando en noviembre de 1977, se estrenó la película “La Guerra de las Galaxias”, por cierto, con un gran éxito de público, poco nos podíamos imaginar que, con el paso del tiempo su nombre cambiaría de manera radical y que imperaría el inglés. O sea, se enterró el nombre en español, para pasar a llamarse Star Wars.

Y, desde entonces, todo ha ido sobre ruedas. Estamos asistiendo, con la pasividad de nuestros políticos, salvo VOX, al genocidio de nuestro idioma en España. Los ejemplos son múltiples y no cabrían en este artículo. Vamos a intentar desgranarlos.

Para comprarte un coche o una colonia, si quieres basarte en los anuncios de televisión, o sabes inglés o no sabes ni lo que estás comprando. En cualquier de ellos hay siempre testo hablado o escrito en anglosajón.

Si se trata de belleza igual, de pasta de dientes, siempre algo en inglés, da igual el sector, se han apuntado todos a la mismo, lo cual se ha trasladado a lo que se habla en la calle.

He aquí las palabras que, teniendo su equivalente en español, ya sólo se utilizan en británico: running, coach, play-off, look, feeling, coffee-break, play, casting, basket, volley ball, mail, crew, staff, standby, costumer, fake news, followers, feedback, celebrity, cool, target, cash, crowfunding, like, social media, brainstorming, spam, startups y así podríamos seguir durante cuatro o cinco artículos más.

Lo de la televisión ya clama al cielo. Los títulos de los programas ya no se molestan en traducirlos al español, Veamos, First Dates, Got Talent, National Geographic Wild, La Voz Kids y varios más. Incluso hay cadenas de televisión como DKiss que ya no se pronuncia la D en español, se ha sustituido por DKiss (pronunciado Di Kiss).

No se escapan los títulos de las películas o series. ¿Para qué? La gente que se aguante y que sucumba al dominio de la globalización, que es de lo que se trata. Será curioso comprobar cómo, dentro de menos de lo que imaginamos habrá que salir de algunas regiones de España para poder estudiar español, o tan siquiera escucharlo.

Les dejo un enlace, en calve de humor, sobre la estupidez en que estamos llegando con la invasión del inglés:

https://www.youtube.com/watch?v=b9koyK8Lip4

Entonces, sólo entonces, podrían sentirse satisfechos los genocidas del lenguaje que nos desgobiernan. Pero, de repente se darán de bruces con algo que no esperaban. Gracias a su bueno buenismo, se levantarán un día y verán que en su escuela sólo se podrá estudiar en inglés o árabe, y se preguntarán ¿Qué ha pasado? Entonces veremos a los Puiig, Marzá y García dando un curso acelerado de árabe, pero ya será demasiado tarde.

Vendrán los lamentos y la añoranza del español que tanto habían denostado. ¡¡Qué tiempos aquellos en los que todos nos entendíamos con la lengua de todos nuestros antepasados!! Puig recordará, con nostalgia, aquellas crónicas que escribía para Mediterráneo en español, o aquellas otras que transmitía, también en español, para la cadena COPE.

Esperemos y confiemos en que, la defensa que está haciendo VOX de nuestro idioma, evite que, los sueños destructivos de los antiespañoles puedan hacer realidad el genocidio cultural y lingüístico al que estos iluminados nos están conduciendo.

Es muy sencillo, sin Autonomías todo esto no pasaría. Es la solución para que nuestra querida letra “Ñ” no caiga, víctima del odio, la intransigencia y el virus liberticida que ha penetrado en las mentes de los antiespañoles.

Luis Andrés Cisneros

Deja un comentario