ASCER afirma que continuar con las cargas no es solución suficiente a la crisis

Las tensiones de tesorería ya están llegando

Las moratorias de tributos y la llegada de la liquidez son urgentes para el pago de salarios 

El sector azulejero español agradece retomar las exportaciones, tras las primeras medidas que estaban orientadas a detener por completo la actividad, con el problema asociado para la tesorería de las empresas. No obstante, ASCER remarca que las ventas y operaciones que están en marcha sólo le permitirán aliviar la caja temporalmente.

Por el momento, el sector está atendiendo a sus compromisos comerciales con el producto almacenado, sin embargo, estas operaciones no son solución suficiente para las empresas. Al contrario, es una medida a corto plazo que le permite generar algo de caja y circulante.

Como el sector viene recordando, si no se inyecta liquidez en las empresas y en el conjunto del sistema español, las tensiones de tesorería van a explotar muy pronto. Para hacer frente a esta situación es necesario establecer más mecanismos económicos y financieros que permitan hacer frente al pago de los salarios, ERTEs y todas las obligaciones corrientes.

No estamos hablando de un problema de nuestro sector, ni de la industria. La falta de liquidez es un problema que afectará a todo el país y a toda Europa en el corto plazo y es necesario que los mecanismos se pongan en marcha con urgencia desde Europa y España. Una liquidez que todavía no ha llegado y que está tensionando todo el sistema.

En esta situación de incertidumbre ante la potencial demanda mundial dado que la pandemia está afectando de forma muy diferente en los distintos países y se prevé que lo seguirá haciendo, es necesario sentar las bases para seguir dando servicio a la demanda que vaya llegando.

Es necesario tomar decisiones para salvaguardar la salud ante la expansión del COVID-19, sin embargo, es igualmente necesario proteger la economía ante el futuro que nos espera tras esta crisis sanitaria. Estamos ante un desafío como país, es necesario proteger a nuestras empresas y autónomos para proteger el futuro y la economía del país.

Todos somos conscientes de la gravedad de la situación a la que el Gobierno tiene que hacer frente. Sin embargo, el tejido empresarial español no podrá hacer frente por más tiempo a esta situación si no recibe las herramientas para afrontar esta crisis.

De nuevo, lanzamos un mensaje de apoyo y de ánimo a toda la población española que está en la primera línea de esta crisis sanitaria.

Deja un comentario