ASCER reclama mantener las expediciones, si el Ejecutivo establece una parada forzosa

Es primordial mantener parte de la actividad con el fin de poder hacer frente a obligaciones económicas básicas

Parar toda actividad abocaría a las empresas a enfrentarse a una situación irrecuperable en el mantenimiento del empleo futuro

ASCER (Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos) entiende que, ante una posible parada forzosa de toda actividad no esencial por parte del Ejecutivo, es primordial que se permita mantener el trabajo de los almacenes y las expediciones de mercancías para evitar una necesidad aún mayor de liquidez. El Ministerio del Interior publicó ayer la Orden INT/284/2020 en la que establece un listado de transportes que estarían autorizados en el caso de que se endurecieran las medidas de confinamiento en el que se recogen varias excepciones que no incluyen el transporte de mercancías en general.

Una parada forzosa de toda actividad no esencial es una posibilidad que ya ha ocurrido en Italia, país que va por delante de España en la propagación del COVID-19. Si nuestro país tomara esta misma decisión, sería primordial que se mantuviera esa parte de la actividad con el fin de poder hacer frente a obligaciones económicas básicas.

Para la industria es necesario dar continuidad a la actividad de forma parcial ya que bloquear en seco la producción, la comercialización y las expediciones, abocaría a las empresas a enfrentarse a una situación irrecuperable en el mantenimiento del empleo y el bienestar en el distrito industrial cerámico.

Como venimos anunciando, la liquidez no ha llegado todavía al mercado, y las medidas aprobadas son insuficientes. Por ello, es necesario acelerar la definición de las líneas aprobadas hasta el momento, y también que el Gobierno apruebe nuevas medidas en materia económica.

En este contexto y sin desatender a la formalización de las líneas de avales, ASCER incide en que las vías más ágiles para dotar de liquidez a los sectores sería permitir las cargas aun en el caso de una parada forzosa de actividad, la aprobación de ventajas fiscales que incluyan el aplazamiento de pagos tributarios a todos los niveles y en sectores exportadores como el nuestro, sobre todo el adelanto del pago de las devoluciones de IVA.

El sector solicita estas medidas, siendo consciente de la dura situación que se le viene encima en el cortísimo plazo, con la finalidad de proteger el empleo, y poder mantenerlo una vez superada esta inédita situación. Ante una situación extraordinaria se requieren medidas extraordinarias.

ASCER considera que hay que tomar medidas de urgencia económica, de lo contrario se condenará y limitará su capacidad de recuperación de la economía y el empleo.

De nuevo, queremos animar a los sanitarios, voluntarios, a las fuerzas de seguridad, empresas en activo y sus trabajadores, los involucrados en las actividades esenciales, y transmitir nuestro reconocimiento por su dedicación y esfuerzo.

Deja un comentario