Atropella a un vecino en la Vilavella y se atrinchera

El hombre atropelló a uno de los vecinos del edificio en el que reside desde hace un mes.

 

Los vecinos de un edificio de la calle El Molinet en la localidad castellonense de la Vilavella han tenido que abandonar su casas durante la tarde de este domingo día 1 de enero de 2023 al observar a un varón que, tras atropellar a un vecino de este edificio de viviendas, se atrincheraba en su piso.

El hombre responsable del atropello lleva un mes en régimen de alquiler en una de los pisos y según algunos testimonios, «la convivencia con él no es fácil».

Al parecer y según las primeras manifestaciones del alcalde del municipio, Sebastià Roglà, este vecino alrededor de las 14:00 horas de este domingo día 1 de enero, había mostrado una «actitud agresiva» golpeando los buzones de la comunidad por lo que, «un vecino del edificio desde la ventana, le llamó la atención para que cesara en su acción y tras cruzar unas palabras, el hombre finalmente bajó de su residencia para intentar gestionar la situación».

El nuevo vecino de la comunidad había subido a su coche y al ver al hombre que le había hablado desde la ventana en la calle, aceleró y lo atropelló dejando al varón herido en el suelo para subir a su vivienda y atrincherarse.

La Policía Local de la Vilavella se presentó de inmediato en la calle El Molinet, donde se estaba desarrollando el suceso y atendió al hombre herido junto a la Guardia Civil y  los medios sanitarios que se movilizaron de inmediato para trasladarlo finalmente al hospital con heridas graves en una pierna.

La Guardia Civil se quedó haciendo guardia en las inmediaciones del edifico a la espera de que el responsable del atropello saliera del edificio por voluntad propia mientras les llegara una orden judicial para poder entrar en esta vivienda y proceder a su detención ya que ante los primeros detalles del suceso estaríamos hablando de «un intento de homicidio».

Alrededor de las 19.45 horas, el hombre responsable del atropello bajó a la calle con una actitud «tranquila» y los agentes de la Guardia Civil procedieron a su detención.

No es la primera vez que el ahora detenido causa problemas en este edificio de viviendas de la calle El Molinet de la Vilavella; al parecer, esa misma mañana había estado tirando excrementos de perro por la ventana y su actitud ruidosa e incómoda para el vecindario es así desde que llegó hace un mes.

Los vecinos y vecinas pudieron volver a sus casas pero entre ellos existe la incertidumbre de «qué pasará con este nuevo vecino que tanto malestar les causa y que  su agresividad incluso la ha llevado hasta el punto de atropellar a uno de ellos».