---

Comer, hablar…y beber

Dedicado a mi buena amiga Ana…soportadora de estúpidos a diario Hace muchos, muchos años, cuando empezaba el desastre de las nuevas costumbres sociales, más bien