AVACU pide calma y buscar soluciones para evitar la huelga de transportistas

AVACU recuerda que, "en caso de generarse esta huelga el sistema de cadena alimentaria y las previsiones del ámbito aseguran la posesión de productos en los establecimientos y solo la alarma e irresponsabilidad puede producir inconvenientes a corto y medio plazo".

 

La Asociación Valenciana de Consumidores  y Usuarios (AVACU) pide al Gobierno que busque las soluciones precisas para eludir que por último se llegue a la huelga de transportes y se repita lo ocurrido hace unos meses, frente a la convocatoria de nuevos paros indefinidos desde el próximo lunes catorce por parte de la Plataforma para la Defensa del Sector del Transporte de Mercancías por Carretera.

En un comunicado, AVACU hace un llamamiento a la calma e insta a los usuarios y usuarias a que no hagan acopio de productos a lo largo de estos días,

Que efectúen una adquisición de productos responsable, con la meta de eludir lo sucedido en la última huelga de transportistas de marzo que «derivó en una falta de determinados productos que terminó afectando de forma directa a las familias.

Así, frente a la preocupación por las consecuencias que podrían darse si la convocatoria tiene un seguimiento importante por parte de los transportistas, demanda unos servicios mínimos que eviten que las usuarias y los usuarios puedan quedar sin ciertos productos en los establecimientos y esta situación acabe afectando al abastecimiento.

La entidad defiende que las usuarias y los usuarios son conscientes del inconveniente actual que producen los costos energéticos y de los combustibles, mas frente al ambiente inflacionista tan alarmante y la inseguridad insiste en denunciar las consecuencias que este género de huelgas puede producir en el instante actual.

Hay instantes para todo, mas indudablemente este es uno de los peores instantes para no hallar soluciones entre Gobierno y transportistas. Y mientras que, los servicios mínimos han de ser suficientes. Solicitamos a los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado que actúen, si por último no se desconvoca, a fin de que se cumplan exactamente los mismos y evitemos inconvenientes más graves a la población.

Conforme palabras de su presidente, Fernando Móner.

AVACU va a estar en contacto directo con las compañías de distribución para comprobar la incidencia de esta huelga si por último se genera, si bien recuerda que el sistema de cadena alimentaria y las previsiones del campo aseguran la posesión de productos en los establecimientos y «solo la alarma e irresponsabilidad puede producir inconvenientes a corto y medio plazo».