Aviso por rachas de viento de hasta 80 km/hora en Castellón

Aviso por rachas de viento de hasta 80 km/hora en Castellón

La Comunitat continúa en nivel máximo amarillo y espera ráfagas realmente fuertes en el interior norte de Castellón. Las temperaturas van a experimentar un descenso extendido y bajan a valores normales de noviembre en la Comunitat aunque volverán a subir el domingo.

 

La Comunitat Valenciana continúa este viernes en nivel máximo amarillo y espera ráfagas realmente fuertes del noroeste en el interior norte de Castellón a últimas horas, conforme ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Esta jornada, además de esto, va a haber intervalos con nubosidad y no se descartan precipitaciones débiles y desperdigadas a lo largo de la tarde, más probables en el tercio sur.

Las temperaturas van a registrar un descenso extendido, de forma local notable de las mínimas en Valencia e interior de Alicante, y de las máximas dentro de Castellón y sur de Alicante. Así, Alicante y València registrarán una mínima de doce grados y una máxima de veintiuno grados ; y Castelló, de once y veinte grados.

Las temperaturas bajan a valores normales de noviembre en la Comunitat, pero volverán a subir el domingo.

Las temperaturas vuelven este viernes a los valores frecuentes para el mes de noviembre en la Comunitat Valenciana y se ubicarán alrededor de los 18º, con un entorno «desagradable» por el viento y con muchas nubes aunque sin lluvias o lluvia escasa. Sin embargo, se prevé que el último día de la semana o lunes vuelva a subir el mercurio si bien no de forma tan pronunciada como hasta el momento.

Así, lo ha señalado este jueves el jefe de climatología de la Agencia Estatal de Meteorología en la Comunidad Valenciana (Aemet), José Ángel Núñez, ya antes de participar en el MeteoCom, el Foro Nacional de Meteorología y Comunicación del Cambio Climático.

A este respecto, ha explicado que en la Comunitat Valenciana las temperaturas «no se van a desplomar» sino va a haber un descenso extendido con respecto a los valores «anormales» que se han registrado este jueves, que alcanzarán los 25º y 26º provocados por el viento de poniente. Así, este fin de semana el entorno va a ser desagradable pues «estas primeras entradas de aire frías acostumbran a ir acompañadas de viento que acentúa la sensación de frío, aunque nada que no sea normal de un dieciocho de noviembre».

No obstante, además Núñez, explica

No nos vamos a poder despedir del calor pues van a bajar las temperaturas el viernes y sábado, pero desde el domingo probablemente vuelvan a ascender si bien no de forma tan pronunciada como hasta el momento y el mercurio no superarán los 22º.

Este viernes 13 provincias españolas, entre ellas Castellón, y la ciudad autónoma de Melilla están en aviso amarillo por lluvias, fenómenos costeros, tormentas o viento, conforme ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Concretamente, en Andalucía las olas van a tener bajo riesgo a Almería y Granada y las lluvias a Cádiz y, por exactamente el mismo motivo, va a estar en aviso amarillo Asturias.

Relacionados  Alerta amarilla en la Comunitat Valenciana por chubascos con tormentas en el interior de Castellón y Valencia

Por su lado, las Islas Baleares van a estar en aviso amarillo por lluvias, tormentas y fenómenos costeros. Además de esto, Cantabria va a estar bajo riesgo por lluvias y fenómenos costeros.

En Catalunya, va a estar bajo riesgo por lluvias Barcelona, por olas Gerona y por viento y olas Tarragona. Las lluvias asimismo van a tener este viernes en aviso amarillo a Navarra.

Para finalizar, en el País Vasco, Guipúzcoa y Vizcaya van a estar bajo riesgo por lluvias y olas; en la Comunitat Valenciana, Castellón va a estar bajo riesgo por viento de hasta ochenta km/h; y la ciudad autónoma de Melilla va a estar en aviso amarillo por olas.

Este viernes, en el extremo norte peninsular, el cielo va a estar muy nuboso o cubierto con precipitaciones. En el área cantábrica van a ser en forma de lluvias persistentes, esporádicamente con tormenta, que van a poder dejar acumulaciones totales de determinada importancia; y en el litoral catalán y Baleares se aguardan intervalos nubosos, incrementándose a muy nubosos o cubiertos, con lluvias y tormentas que van a poder ser de forma local fuertes.

En el resto de la Península prevalecerán los cielos nubosos y se generarán precipitaciones generalmente de menor relevancia, sin descartar alguna tormenta eventual, tendiendo a abrirse claros de oeste a este desde la tarde.

Estas precipitaciones van a ser más rebosantes en las montañas del nordeste de Andalucía y la zona del Estrecho, mas son poco probables o no se aguardan en el valle del Ebro, el noroeste de la meseta Norte y una buena parte de la Comunitat Valenciana. En Canarias, el cielo va a presentarse nubosos con precipitaciones en el norte de las islas de mayor relieve, e intervalos de nubes en el resto, sin descartar alguna precipitación de carácter débil.

La cota de nieve se ubicará en la cordillera cantábrica en 1.300/1.500 metros, bajando a 1.100/1.200 metros; en los sistemas Central e Ibérico, 1.700/1.900 metros, bajando a 1.200/1.300 metros; en el Pirineo, 1.600/2.000 metros, bajando a 1.300/1.500 metros; en las montañas del este de Andalucía, bajando de más de dos mil metros hasta unos mil quinientos metros.

Las temperaturas van a tener un descenso extendido, llegando a ser notable el de las máximas en el Ebro, sistema Central y Pirineos, y el de las mínimas en el este de Andalucía, sureste de la meseta Sur, Murcia y sur de la Comunitat Valenciana. Se aguardan heladas en los sistemas montañosos del centro y norte peninsular.

El viento va a soplar del oeste y noroeste en la Península y Baleares, fuertes o con intervalos de intensidad fuerte en el litoral cantábrico, ambiente de Alborán, Ampurdán y bajo Ebro. Alisio en Canarias.