Ayudas para conciliación de la vida personal, familiar y laboral en la Comunitat Valenciana

Aparte de favorecer la conciliación de las familias estas medidas promueven la contratación de personas jóvenes y de mujeres mayores de cuarenta y cinco años.

 

La Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas ha resuelto la concesión de ayudas económicas de 7.671.059 euros a doscientos noventa y cuatro municipios de la Comunitat Valenciana para desarrollar el Plan Corresponsables del Ministerio de Igualdad y facilitar la conciliación personal y laboral de las familias.

La Conselleria ha resuelto la concesión de estas ayudas a cincuenta y nueve ayuntamientos de la provincia de Alicante por un total de 1.521.197 euros; a cincuenta y cinco de la provincia de Castellón con 680.862 euros y a ciento ochenta ayuntamientos de la provincia de Valencia con 5.469.000 euros.

Con estas ayudas, los municipios favorecidos van a poder crear bolsas de cuidado profesional para familias de la localidad con hijas e hijos de hasta dieciséis años, ha indicado la Generalitat en un comunicado.

Específicamente, se destinarán a subvencionar el desarrollo de servicios y actuaciones que contribuyan a la conciliación de la vida personal, familiar y laboral conforme con las necesidades laborales de la zona en la que se desarrollen, para asegurar así los cuidados como un derecho.

Estas actuaciones van a poder consistir en la habilitación de servicios de atención y cuidado profesional de calidad de menores de hasta dieciséis años que puedan prestarse en dependencias públicas adecuadamente habilitadas (escuelas, centros municipales, bibliotecas, polideportivos, entre otros muchos) incluyendo el servicio de canguro.

Las ayudas asimismo van a poder destinarse a la organización de actividades recreativas y tiempo libre, siempre que se desarrollen en horarios no escolares y periodos no laborables, como escuelas de verano, de invierno y afines.

En todos y cada uno de los casos, se debe promover la cultura, la coeducación, la participación, la educación ambiental, la educación emocional y la interculturalidad.

EMPLEO DE CALIDAD, ESTABLE Y NO DESLOCALIZADO

Aparte de favorecer la conciliación de las familias, estas medidas contribuyen a crear empleo de calidad, estable y no deslocalizado en este campo, favoreciendo la contratación de personas jóvenes y de mujeres mayores de cuarenta y cinco años, que son los colectivos más perjudicados en concepto de desempleo, al paso que se visibilizan y se reconocen las labores de las personas cuidadoras.

Las entidades adjudicatarias deben establecer sistemas de adjudicación que den carácter prioritario a la atención de familias monoparentales, víctimas de violencia sexista y de otras formas de violencia contra las mujeres, mujeres en situación de desempleo de larga duración, mujeres mayores de cuarenta y cinco años o a unidades familiares en la que existan otras responsabilidades relacionadas con los cuidados.