Ayudas para viviendas ‘cohousing’ en la Comunitat Valenciana

Ayudas para viviendas ‘cohousing’ en la Comunitat Valenciana

Las residencias que aspiren a estas ayudas deben contar, como mínimo, con un 10 % de la superficie destinada a espacios comunes de interacción.

 

El Consell ha sido informado del inicio del procedimiento para la elaboración de la orden de la Vicepresidencia Segunda y Conselleria de Servicios Sociales, Igualdad y Vivienda, que busca aprobar las bases reguladoras y la convocatoria de ayudas destinadas al fomento de alojamientos y viviendas mediante el modelo ‘cohousing’ para personas mayores.

Estas ayudas se rigen por el Plan Estatal para el acceso a la Vivienda 2022-2025, que contempla el programa de alojamientos temporales a través del ‘cohousing’ con el objetivo de ampliar la oferta de viviendas en alquiler asequible o social, tanto en entornos urbanos como rurales.

La Generalitat, como parte de su estrategia para promover medidas que faciliten el acceso a la vivienda y con la meta de contribuir a la creación de un mercado de alquiler más amplio, introduce subvenciones complementarias a las del Ministerio. Estas subvenciones están dirigidas a personas mayores de 65 años que se encuentren en situaciones específicas de vulnerabilidad.

Con el fin de implementar estas ayudas, la Vicepresidencia Segunda y Conselleria de Servicios Sociales, Igualdad y Vivienda ha iniciado el procedimiento, del cual el Consell ha sido informado, para aprobar las bases reguladoras y la convocatoria programada para el ejercicio 2024. Debido a la especialidad y complejidad requeridas para la aprobación de las subvenciones, se necesitará la aprobación conjunta de las bases y la convocatoria para no retrasar el proceso.

La cuantía total máxima de estas ayudas para el ejercicio 2024 será de 6.540.000 euros, de los cuales 4.360.000 euros provendrán del Ministerio de Vivienda y Agenda Urbana, y 2.180.000 euros de la Generalitat, siendo un gasto plurianual.

El proceso de concesión de estas subvenciones se realizará mediante concurrencia competitiva y podrán beneficiarse de ellas personas físicas mayores de edad, así como administraciones públicas, organismos públicos, entidades de derecho público y privado, empresas públicas, privadas y público-privadas. También podrán acceder a las subvenciones fundaciones, empresas de economía social y sus asociaciones, cooperativas (incluidas las de autopromoción o autoconstrucción), organizaciones no gubernamentales, asociaciones declaradas de utilidad pública y entidades sin ánimo de lucro.

Relacionados  La fauna salvaje devasta cultivos "sin respuesta de la Administración"

Las ayudas estarán destinadas a la creación de unidades residenciales tipo ‘cohousing’, ya sean de nueva construcción o rehabilitadas. Los promotores de estas actuaciones podrán recibir hasta el 75 % de la inversión, con un máximo de 630 euros por metro cuadrado o 75.000 euros por unidad residencial, combinando las ayudas del Ministerio y de la Generalitat.

Modalidades residenciales tipo ‘cohousing’

Las modalidades residenciales tipo ‘cohousing’ se refieren a un modelo de convivencia en el cual los residentes comparten espacios comunes, pero al mismo tiempo disponen de viviendas totalmente independientes que les brindan total privacidad.

En consecuencia, las residencias que aspiren a estas ayudas deben ser coherentes con el concepto de ‘cohousing’ y contar, como mínimo, con un 10 % de la superficie destinada a espacios comunes de interacción. Además, se requiere que posean calificación energética A, sean accesibles y se cedan en uso o alquilen a unidades de convivencia conformadas por personas de al menos 65 años, cuyos ingresos conjuntos no superen 5 veces el valor del IPREM, durante un periodo mínimo de 20 años.

El precio del alquiler o la cesión en uso de las unidades residenciales será proporcional a su superficie útil y no podrá exceder la cantidad de 7,50 euros mensuales por metro cuadrado de superficie útil de las unidades residenciales.

En el proceso de concesión, se considerarán criterios de selección objetivos, tales como la necesidad de vivienda en el municipio, el riesgo de despoblación, el porcentaje de unidades residenciales accesibles, la proporción de viviendas de protección pública, la ampliación del plazo mínimo de cesión en uso o alquiler a 20 años, propuestas innovadoras y la madurez de la propuesta.

Conoce más noticias de la Comunitat Valenciana en este enlace