Begoña Carrasco entona el “salvemos el comercio”

Carrasco aboga por revitalizar el centro y no seguir vaciándolo de clientes con decisiones del gobierno municipal que “no han sido consensuadas con los comerciantes”

La portavoz del Grupo Municipal Popular, Begoña Carrasco, lamenta el cambio de ubicación del Mercado Medieval, sacándolo del corazón de la ciudad. “Lo que el pequeño y mediano comercio necesita es atraer clientes, no llevarse a las afueras acciones que garantizan la afluencia de posibles compradores”, señala

 

“Después de cuatro años las reivindicaciones que nos hacen llegar los comerciantes siguen siendo las mismas, instamos a Amparo Marco a tomarse en serio la decadencia del centro, con cada vez más establecimientos cerrados, lo que repercute en más paro. Urge abaratar la tarifa de los parkings, más limpieza, más iluminación y campañas comerciales durante todo el año que mantengan vivas las calles y sirvan de reclamo a vecinos y visitantes“, señala 

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, insta a la alcaldesa, Amparo Marco, a tomarse en serio la degradación del centro de la ciudad, con la imagen cada vez más triste y decadente que supone el cierre de establecimientos comerciales, lo que repercute en más personas desempleadas. “El equipo de gobierno de PSOE, Compromís y Podemos debe activar medidas urgentes que reviertan esta tendencia negativa y, de la mano de los comerciantes, abogar por una revitalización del centro, no seguir vaciándolo de clientes”, señala Carrasco. Así se ha pronunciado la portavoz popular tras conocer la decisión unilateral del gobierno de Amparo Marco de cambiar de ubicación el Mercado Medieval, que se celebrará del 5 al 8 de diciembre. Una decisión que los populares han conocido tras participar ayer en el Consejo Sectorial de Comercio.

De esta manera, el Mercado Medieval, que viste de animación las calles Mayor, San Luis y Caballeros y la plaza de las Aulas, con recreación de oficios tradicionales y paradas de productos artesanales, dejará de celebrarse en el corazón de la ciudad para trasladarse al andén principal del Parque Ribalta. “Esta novedad va a despojar al centro de Castellón de uno de los principales reclamos comerciales que el pequeño y mediano comercio local espera como agua de mayo todos los años, por ser un aliciente que contribuye a reactivar sus ventas. Entendemos que una decisión que afecta tan directamente al comercio local, debería haberse expuesto previamente a los comerciantes, antes de tomar la decisión en firme, por su cuenta, como ha hecho el gobierno municipal”, señala Carrasco.

Que el comercio local se muere es una realidad que constatan desde la Confederación de Comerciantes y Autónomos de la Comunidad Valenciana (COVACO), su presidente, Cipriano Cortés, alertó recientemente de los datos más que negativos para el sector, llegando a los niveles del 2010, uno de los peores años de la crisis económica. Sin embargo, la portavoz popular advierte que “las reivindicaciones que nos hacen llegar los comerciantes siguen siendo las mismas desde hace cuatro años. Sigue sin atenderse su petición de abaratar las tarifas de los parkings -que en lugar de bajar suben-; hace falta más limpieza y más iluminación en el centro para que pasear sea agradable y no genere inseguridad; sigue pendiente la petición de habilitar una sala de lactancia en el centro y campañas comerciales durante todo el año que mantengan vivas y llenas de gente las  calles”.

Los populares echan en falta más implicación y compromiso por parte del gobierno municipal, porque “más allá de los anuncios ‘a bombo y platillo’ al que nos tiene acostumbrados, sigue teniendo abandonados a quienes crean empleo”, lamenta Carrasco. “En todo este tiempo se ha hecho poco o nada, porque no se han tenido en cuenta las aportaciones del comercio local para salvar los comercios. La realidad es que después de toda una legislatura no se han habilitado parkings disuasorios, para que desplazarse al centro en coche no suponga un inconveniente, no hay iniciativas nuevas en cuanto a campañas comerciales que sirvan de reclamo todo el año. Este abandono provoca que cada vez sean más los establecimientos que bajan la persiana definitivamente, sin que el gobierno municipal haga nada por evitarlo”, añade Carrasco.

“Es una lástima que el centro siga perdiendo actividad con decisiones unilaterales que en lugar de sumar, lo único que hacen es restar oportunidades de recuperar el centro y la imagen viva y dinámica que tienen otras ciudades, donde sí se cuida y se atiende al comercio local”, concluye la portavoz Begoña Carrasco.

Deja un comentario