Begoña Carrasco insta a declarar las tascas como espacio de tradición gastronómica para garantizar la supervivencia de los negocios de Castellón

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón anuncia la presentación de una Declaración Institucional en el próximo pleno para que se modifique la ordenanza municipal y defiende la singularidad que la tradición de las Tascas confiere a la ciudad, manteniendo vivo y dinámico el centro, además de los cerca de 70 empleos directos que generan sus negocios hosteleros.

“El gobierno municipal debe anticiparse a la posible desaparición de las Tascas y trabajar por la conciliación de ocio y descanso en esta zona emblemática que cuenta con una tradición de más de 40 años, manteniendo su modelo tradicional”, subraya, y recuerda que el trabajo del PP ya permitió ampliar el horario en media hora o la modificación de la ley de Salud autonómica.

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, insta a declarar las tascas como espacio de tradición gastronómica para garantizar la supervivencia de los negocios, ahora bajo amenaza por la última sentencia del Tribunal Superior de Justicia.

Es por este motivo, que el PP anuncia que presentará una declaración institucional en el pleno instando al equipo de gobierno de Amparo Marco a que modifique la actual ordenanza municipal, en esta dirección, con el fin de acogerse a la posibilidad que establece la propia ley autonómica. “Es el momento de frenar la sangría de cierre de negocios y sanciones a los restauradores, porque estamos en un punto sin retorno. Es el momento de decisiones valientes y consensos. Desde el PP ofrecemos toda nuestra colaboración en este sentido”, señala Carrasco.

Hay que recordar que, en enero de 2018, y gracias a la gestión del Grupo Municipal Popular, el Grupo Parlamentario Popular en las Cortes Valencianas consensuó, junto con los empresarios de las tascas, una modificación del artículo 69 de la ley 10/2014 de 29 de diciembre de Salud de la Comunidad Valenciana, para preservar la actividad turística y de restauración en este enclave de ocio con más tradición en la ciudad.

El contenido de la propuesta de modificación salió adelante con el apoyo de todos los grupos de la cámara autonómica, el 12 de marzo de 2018. En esa jornada, los cinco grupos parlamentarios de las Cortes Valencianas (PP, PSOE, Compromís, Ciudadanos y Podemos) llegaron a un acuerdo en la comisión de Sanidad y Consumo para, por unanimidad, modificar la Ley y reconocer las Tascas de Castellón como un lugar singular en el que se permita el consumo de alcohol en la calle.

“De lo que se trata ahora es de modificar la ordenanza municipal, de manera que en el marco regulatorio de la capital de la Plana se reconozca a las tascas como zona de tradición gastronómica, generando un marco paraguas que permita la continuidad de los negocios del que ahora es, sin lugar a dudas, el principal punto de ocio y gastronomía de la ciudad”, ha incidido Carrasco. Y es que la norma autonómica permite esta figura, que posibilita autorizar el consumo de bebidas alcohólicas de menos de 20 grados, en la vía pública, en las zonas contiguas a los establecimientos con tradición gastronómica, instalados en espacios tradicionales o emblemáticos de las ciudades, dentro del horario, condiciones y delimitación de espacio que se marquen por las distintas corporaciones locales.

“Lo venimos diciendo desde hace meses, sin que hasta la fecha nadie haya movido un dedo por parte del equipo de gobierno, demostrando una desidia absoluta respecto a una cuestión que afecta al ámbito social, lúdico, gastronómico y turístico del conjunto de la ciudad”, ha indicado. “Es hora de que el tripartito cree una mesa de trabajo, que reúna a todas las partes implicadas, incluidos los grupos políticos municipales, con el fin de trabajar conjuntamente en lograr una solución que permita salvar de la desaparición una tradición castellonense que se remonta a más de 40 años de historia”, añade.

“Es necesaria y urgente la modificación de la ordenanza municipal por la estabilidad y pervivencia de las Tascas de Castellón y acabar con la incertidumbre que sufren los establecimientos hosteleros al ver peligrar sus negocios en pleno centro de Castellón, a pesar de llenarse de clientes cada vez que levantan la persiana”, así se ha posicionado la portavoz de los populares ante la desesperación manifiesta de los hosteleros de las calles Barracas e Isaac Peral”.

La conciliación entre ocio y descanso vecinal sigue siendo la piedra angular de un conflicto “al que el tripartito sigue sin dar solución -después de cuatro años-, para templar los ánimos y llegar a buen puerto, respetando el interés general de todos los castellonenses, sin partidismos”, señala Carrasco.

“El PP siempre ha defendido la continuidad de las tascas, poniendo en valor la singularidad que sus negocios hosteleros confieren a la ciudad, además de los más de 70 empleos directos que generan, situándose en polo de atracción que contribuye a revitalizar y dinamizar el centro, por eso fuimos impulsores de la iniciativa en las Cortes Valencianas que acabó aunando a las demás formaciones políticas, saldándose con una aprobación unánime para que fueran precisamente los Ayuntamientos los que tuvieran capacidad de regular espacios tradicionales como nuestras Tascas”, recuerda la portavoz de los populares en la capital de La Plana.

En este sentido para la formación popular ya no caben más anuncios “es momento de sentar a las partes y redactar una nueva ordenanza municipal que, desde el máximo respeto a la legislación, contemple la continuidad del modelo de esta zona de ocio, como siempre y respetando el descanso de los vecinos”, insiste Carrasco.

El litigio que mantiene en vilo la continuidad de estos negocios ha llegado al punto sin retorno tras el último varapalo judicial que supuso que la sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana anulara el artículo de la norma municipal que reconocía la singularidad de las calles Isaac Peral y Barracas de la capital de la Plana, y los negocios que en ella hay, como zona tradicional y emblemática, lo que en la práctica supone una nueva limitación a la actividad de los restauradores de estas dos calles. Esta resolución judicial, que el Ayuntamiento acatará mediante su aprobación oficial en el próximo pleno obliga a rehacer la normativa municipal.

Por eso ahora, “la puerta abierta que supone haber conseguido la modificación de la Ley 10/2014 de 29 de diciembre de Salud Pública de la Comunidad Valenciana, deja posibilidad al Ayuntamiento para salvar definitivamente las Tascas. Hay que buscar soluciones y serán posibles si trabajamos todos juntos, unidos, en busca del interés general”.

En este sentido, Begoña Carrasco recuerda que gracias a la gestión del PP, ya se consiguió ampliar en media hora el horario de apertura de los negocios, hasta las 22.30 horas. “No nos resignamos a perder la oferta singular gastronómica, de ocio y turística que suponen las Tascas de Castellón, por eso no hay que perder más tiempo en trabajar en las soluciones”.

Deja un comentario