Benafigos pide ayuda a Diputación para poder reabrir su piscina

La alcaldesa, Sara Escrig, lamenta que los escasos recursos municipales impidan desarrollar una inversión de calado “que sería asumible con subvenciones”

La alcaldesa aplaude la iniciativa de la presidenta del PPCS, Marta Barrachina, que reclama a Diputación un plan de instalaciones deportivas que ayude a los pueblos.

“Tenemos piscina pero no tenemos dinero para poder reformarla y abrirla en condiciones a la población. Sería una excelente iniciativa que la Diputación estableciera una orden de ayudas específica para pueblos como el nuestro que, con escasos recursos, no pueden hacer frente a inversiones cuantiosas y se ven abocados a privar a la población de un servicio de ocio y esparcimiento útil”.

Las manifestaciones son de Sara Escrig, alcaldesa de Benafigos, un pequeño pueblo del interior de Castellón que dispone de piscina “pero cuyo estado es tan deficiente que debido a que no cumple las condiciones mínimas para obtener licencia permanece cerrada. Una verdadera lástima porque desearíamos abrirla, pero no disponemos de los fondos suficientes para hacerlo porque en Benafigos hay otras prioridades que han de ser atendidas”.

La solución, comenta esta joven alcaldesa, “vendría por líneas de ayudas específicas para pueblos como el nuestro, que con escasa población y menos recursos, desean realizar este tipo de inversiones pero antes hay que priorizar otras que son necesarias y, por tanto, al final acaban quedando en un segundo plano y no se pueden acometer”.

La necesidad la ha convertido en demanda la presidenta del PPCS, Marta Barrachina, que esta misma semana reclamaba de la Diputación una línea de ayudas que dotada con un millón de euros permita a los pueblos de menos de 5.000 habitantes solicitar fondos con los que financiar mejoras en sus instalaciones deportivas. “Una forma de ayudar sin privar a los pueblos de la atención a otras inversiones que son absolutamente prioritarias”, señala la líder del PPCS.

En este sentido, Escrig celebra la solicitud y confía en la sensibilidad de la Diputación. “Para Benafigos sería una excelente noticia contar con un respaldo económico por parte de la institución que nos permitiera iniciar la reforma de la piscina. Porque el objetivo sería reabrirla para el uso y disfrute de los vecinos, que especialmente en verano se multiplican por efecto de las vacaciones”. Por ellos, señala la alcaldesa, “esperamos que la Diputación de PSOE y Compromís recoja el guante y atienda la llamada de quienes deseamos mejorar nuestras instalaciones pero nos vemos limitados por los escasos recursos que disponemos”, ha considerado Escrig.