Benicàssim acumula cinco meses sin contrato de suministro de agua potable

El portavoz socialista, Miguel Alcalde, exige que se saque a concurso la concesión para garantizar la libre competencia que proporcione mejor servicio y mejor precio del suministro

El contrato de suministro de agua potable a Benicàssim caducó el pasado mes de marzo después de haber agotado todas las prórrogas posibles. El portavoz del Grupo Municipal Socialista, Miguel Alcalde, censura la demora del Gobierno de Susana Marqués en sacar a concurso público la gestión de este servicio público esencial.

Alcalde se pregunta cuál es el interés  de no licitar este servicio y por qué ni PP ni Ciudadanos son capaces de convocar el concurso público. “¿Ineptitud o les preocupa el anuncio de numerosas empresas que piensan optar a la gestión?”, se cuestiona el edil.

El Ayuntamiento de Benicàssim ha recurrido a la figura de “obligación de continuidad de un servicio esencial” para que continúe la misma empresa sin concurso. Según explica el portavoz socialista, esta decisión se traduce en que “la empresa no está obligada a inversión alguna que mejore el servicio, no se hace un seguimiento de fugas, solo permanece la continuidad del suministro sin más, como si el tiempo no pasara”, lamenta.

Sin embargo, las tarifas permanecen sin variación desde las últimas aprobadas, que incluían inversiones que ahora la empresa no puede ejecutar, ni se incluye en estas tarifas el uso que ya estamos haciendo del agua desalada. Lamenta considera que ahora que “los benicenses pagamos el sueldo de dos alcaldesas bien podrían ponerse a trabajar por el bien del pueblo y por la legalidad y calidad de los servicios públicos”.

El concejal socialista recuerda que el contrato llevaba en vigor más de seis lustros y que cualquier gestora correcta y sin ningún interés empresarial hubiera preparado los pliegos de nueva licitación, escriturado las propiedades, instalaciones y pozos que pasaban a ser propiedad municipal y hubiera promovido la libre competencia que proporcionase mejor servicio y mejor precio el suministro de agua a nuestro municipio, “pero el Gobierno de Marqués no lo ha hecho”, subraya.

El Ayuntamiento nombró a un interventor municipal de la concesión para que guiase el proceso e inventariase los bienes municipales, que hizo su labor y lo dejó preparado, pero las continuas demoras por parte del equipo de Gobierno lo han hecho jubilarse sin ver su labor culminada.

Una vez más Susana Marqués llega tarde. Como a la prolongación de la autovía CV-149, a la apertura del tanatorio, a la puesta en marcha de Villa Elisa, a la puesta en marcha del centro de atención a mayores… “pero en el caso del suministro de agua nos parece además preocupante”. Miguel Alcalde reivindica que se saque a concurso cuanto antes y se garantice la libre concurrencia que permita dotar a Benicàssim del mejor servicio de suministro de agua potable posible.

Deja un comentario