Benidorm lamenta la pérdida de Isabel II

Turistas británicos en Benidorm (Alicante) han lamentado la muerte de la reina Isabel II y han confesado estar "completamente devastados" por la triste noticia.

 

Hemos perdido a nuestra abuela. En toda nuestra vida solo hemos conocido a una reina y ahora nos deberemos habituar a un rey.

Ha comentado una mujer proveniente de Inglaterra.

En las zonas de mayor afluencia de turistas que vienen desde Reino Unido en esta localidad alicantina, ciertos establecimientos de hostelería han colgado este viernes banderas del país con corbatas negras en señal de duelo, como mensajes de recuerdo a la que ha sido su reina a lo largo de setenta años.

El rostro de la monarca asimismo se puede ver en las portadas de periódicos ingleses en diferentes comercios de la ciudad turística por antonomasia, donde ciertos visitantes se han llevado múltiples ejemplares como recuerdo de la efeméride, como en las pantallas de TV de abundantes bares donde, desde el pasado jueves, están retransmitiendo los servicios informativos de cadenas de TV británicas en vez de las frecuentes competiciones deportivas.

Por su lado, el Consistorio ha mostrado un mensaje de condolencia por la pérdida de la soberana en su tecnohito de veintidós metros de altura y luces led situado en la plaza Triangular de la localidad. Concretamente, se exhibe un nudo negro en señal de luto acompañado de la oración, «sentido pésame desde Benidorm», al lado de la bandera de Reino Unido y el escudo de Benidorm.

En ciertas terrazas de la zona de la playa de Levante, la más frecuentada por los ingleses, la palabra tristeza es la que más han repetido entre los turistas, que han alabado la figura de la que ha sido su reina a lo largo de setenta años.

Isabel II ha de ser recordada por siempre.

Ha aseverado uno de estos visitantes que desde hace un par de semanas está gozando de sus vacaciones en Benidorm.

BRINDIS POR CARLOS III

De la misma manera que un conjunto de matrimonios ingleses, quienes no han dudado un segundo en levantar sus copas y brindar por la difunta reina y por su futuro rey Carlos III, y así honrar el reinado de Isabel II que han calificado como «fin de una era«.

Otro turista escocés, proveniente de una zona cercana a Balmoral, la vivienda real donde murió este jueves Isabel II, ha confesado que al enterarse de la noticia por la llamada de un familiar no pudo contener las lágrimas.

Fue muy realmente triste.

Ha confesado.

Un sentimiento de pena y añoranza que asimismo ha compartido un exmilitar británico quien ha recordado que a lo largo de diecisiete años la soberana fue «su comandante jefe». Tras reconocer por «todo cuanto ha pasado», como su legado en la historia, siente que los ciudadanos de Reino Unido «no le hemos agradecido bastante lo que ha hecho por este país» y mantiene que «ha de ser recordada por siempre«.

Con respecto al próximo reinado de Carlos III, ciertos de estos turistas se han mostrado muy precavidos y aguardan ver de qué forma reinará en el futuro próximo si bien estiman,

Lo va a hacer bien para el país; esperamos tener un rey y una monarquía fuertes.

Concluyen.