Benlloch constituye la Junta de Coordinación del nuevo mandato como foro de debate y cooperación de los ediles de PSPV y Podem

El alcalde de Vila-real, José Benlloch, ha constituido esta semana la nueva Junta de Coordinación del gobierno municipal, formada por los miembros de PSPV-PSOE i Podem Vila-real que forman parte del Ejecutivo local y personal de confianza de ambos grupos municipales y Alcaldía.

Con una periodicidad quincenal, la Junta de Coordinación servirá de foro de debate y cooperación entre los concejales y los grupos que forman parte del pacto de gobierno, con el objetivo de mejorar la acción de gobierno y facilitar la coordinación.

            “La Junta de Coordinación se ha demostrado en los anteriores mandatos un instrumento eficaz para favorecer la comunicación entre todos los concejales y los distintos grupos que forman parte del gobierno municipal; una espacio de trabajo en el que compartir las situaciones que se generan en el día a día de la gestión local y buscar consensos para aplicar políticas que mejoren la vida de las personas y generen oportunidades”, argumenta Benlloch. En esta primera Junta de Coordinación, el alcalde ha aprovechado para exponer a los concejales y concejales, principalmente a los que se acaban de incorporar a sus responsabilidades, la situación económica por la que atraviesa el consistorio. “La herencia que dejaron los 16 años de gobierno del Partido Popular, principalmente la última época, todavía pesa y mucho en las arcas municipales. El préstamo de 20 millones suscrito por el PP, los empastres y sentencias del mal llamado urbanismo a coste cero, a los que todavía a día de hoy debemos hacer frente, con inteligencia, para evitar la quiebra del consistorio o un endeudamiento excesivo que derivaría en la intervención del consistorio, siguen lastrando las cuentas municipales. Es importante que todos los concejales conozcan bien cuál es la situación del consistorio, con qué nos podemos encontrar a corto y medio plazo, y qué estamos haciendo para garantizar que esta herencia envenenada no lastre el presente ni el futuro de la ciudad”, detalla. De esta manera, en la reunión constitutiva de la Junta de Coordinación, Benlloch ha recordado a los miembros y grupos de gobierno algunas de las últimas resoluciones que han llegado al consistorio como consecuencia de la gestión urbanística del Partido Popular, como la obligación de pago inmediato de 856.727 euros incluidos en el expediente de expropiación de unos terrenos de 5.500 metros cuadrados anexos al Centro de Tecnificación Deportiva.

            “La situación es, como siempre, difícil, pero vamos a seguir trabajando, con responsabilidad y prudencia, para dar respuesta de la mejor manera posible y garantizar que la ciudad de Vila-real no deje de avanzar”, agrega. “La Junta de Coordinación es el espacio que nos permite poner sobre la mesa estas problemáticas, los retos de futuro y las líneas estratégicas de actuación del gobierno municipal, desde el debate, la pluralidad de opiniones y la cooperación”, concluye.

            Además de la Junta de Coordinación, esta misma mañana se han constituido también las diferentes comisiones informativas que canalizarán el debate y fiscalización del gobierno por parte de la oposición durante los próximos cuatro años. Entre ellas, destaca la comisión de peticiones a otras administraciones. Esta comisión, que a partir de la próxima convocatoria quedará presidida por el portavoz del equipo de gobierno, Javier Serralvo, se constituye de manera pionera para canalizar las reivindicaciones de Vila-real a otras administraciones, con el objetivo de alcanzar los máximos consensos “en todo aquello que sea bueno para Vila-real y que no dependa de las competencias municipales”, incide Benlloch. La estructura institucional se completa con las comisiones de Administración Local, Oportunidades, Social y Calidad de Vida, Servicios Públicos y la comisión especial de convivencia con las peñas.

Deja un comentario