Icono del sitio Castellón Diario

Benlloch lamenta que el recibo del gas «ahoga» al Ayuntamiento al multiplicarse por 4 desde 2021

Benlloch lamenta que el recibo del gas "ahoga" al Ayuntamiento al multiplicarse por 4 desde 2021
El recibo energético del Ayuntamiento de Vila-real no sólo se ha desbocado por el incremento del coste de la electricidad, sino que incluso la subida de precios del gas pone contra las cuerdas las finanzas municipales. Sólo en el primer trimestre del año, el consistorio ha pagado prácticamente la misma cantidad por el suministro de gas en edificios municipales que en todo el año 2021, lo que supone que el coste de los recibos diarios casi se ha multiplicado por cuatro.

El primer edil de Vila-real, José Benlloch, que desde hace semanas reclama medidas urgentes al Gobierno central, advierte que la factura del gas «está impactando asimismo de una forma preocupante, una situación que se suma al serio problema del coste de la electricidad; es necesario que se tomen medidas desde el Gobierno central porque los ayuntamientos somos administraciones de servicio público, que debemos respaldar la prestación de servicios básicos a la ciudadanía y no podremos soportar por más tiempo este desequilibrio en los costes energéticos”.

La comparativa del pago por el suministro de gas evidencia esta tendencia al aumento –que el alcalde califica de “insostenible”- puesto que el Consistorio ha pasado de abonar una media de 587 euros al día en 2021 a 2.198 euros diarios en los primeros tres meses del año.

Así, la nota del gas de todo el año pasado ascendió a 214.329 euros, frente a los casi 200.000 euros que ya se han pagado en 2022 hasta este término.

“Esto significa multiplicar por cuatro el pago y haber tenido que abonar ya prácticamente la misma cantidad en lo que llevamos de 2022 que en todo 2021”, lamenta Benlloch, quien recuerda que “de la misma forma que es imprescindible la electricidad para iluminar las calles y asegurar el funcionamiento de las instalaciones municipales, además el suministro de gas es fundamental para sostener la calefacción en los colegios, las piscinas e instalaciones deportivas, así como otras dependencias municipales; es un servicio fundamental que no podemos dejar de prestar”, insiste.

El primer munícipe se muestra especialmente preocupado por si no se produce un freno a la subida de precios ya que, de seguir la progresión presente, el Consistorio de Vila-real tendrá que destinar más de 800.000 euros para cubrir el pago en el suministro del gas durante 2022; todo ello pese a que en estos momentos la partida prevista en el presupuesto es de sólo 240.000 euros, una previsión que se realizó de acuerdo con el desembolso registrado el pasado año “porque no imaginábamos que tendríamos que hacer frente a esta sangría energética”.

Y es que adicionalmente al gas, la electricidad cuesta al Consistorio de Vila-real una media de 8.844,8 euros cada día, cuando un año antes el coste se situaba en 3.463 euros diarios. “Frente a esta situación, exigimos una respuesta del Gobierno central. Los ayuntamientos somos un servicio público, muy especialmente en el tema del alumbrado público, que es una cuestión de seguridad ciudadana. Nuestra actividad repercute además en la de todas las familias y, sin embargo, seguimos sujetos a un 21 % de IVA en la electricidad, cuando los impuestos a la luz sí se han limitado al 10 % en otros casos, como las familias. Cuestión, por otra parte, que aplaudimos”, detalla Benlloch.

«Frente a esta situación, parte de los 5,5 millones de euros de remanentes del pasado año con que contará el equipo de gobierno deberán destinarse irremediablemente a la cuota de los sobrecostes energéticos», ha dicho el primer edil, quien ha añadido que, sin duda, «estamos frente a una nueva crisis que tenemos que resolver para poder seguir garantizando los servicios públicos y haremos todo lo que esté en nuestras manos para salir adelante y que la ciudad no pierda oportunidades como lo hemos hecho en los últimos años gestionando las crisis de la deuda y el urbanismo del PP, y la crisis económica y social provocada por la pandemia”.

Salir de la versión móvil