Benlloch: «Vila-real firma el préstamo que dejará hacer frente a 1’2 millones de sentencias heredadas del PP»

El primer edil recuerda que el consistorio atraviesa una situación financiera delicada pues a las crisis por la deuda y el urbanismo de la etapa del PP hay que sumarle las consecuencias de la pandemia.

 

El primer edil de Vila-real, José Benlloch, ha firmado la operación de crédito prevista en el presupuesto de dos mil veintidós para hacer frente al último paquete de sentencias urbanísticas que han llegado al Consistorio de Vila-real «fruto de la administración del precedente gobierno del Partido Popular. Se trata de pagos pertinentes a la construcción del jardín de Jaume I, la prolongación de la avenida Francia y la apertura de la calle Puig Campana, en la zona del colegio José Soriano.

Así, el Ayuntamiento ha debido suscribir una operación de préstamo por importe de 1.230.387 euros con el Banco Sabadell, a doce años, con dos de carencia, y con un interés fijo del dos con veinticinco por ciento.

Aunque este préstamo estaba previsto en el presupuesto del año en curso, hemos intentado no tener que recurrir al endeudamiento, mas el nuevo golpazo de los sobrecostes energéticos, que han tresdoblado el gasto en electricidad y duplicado la factura del gas, no nos han dejado otra alternativa si deseamos asegurar la aptitud de los servicios públicos.

Ha asegurado el regidor, José Benlloch.

El primer edil recuerda que el consistorio atraviesa una situación financiera delicada; a las crisis por la deuda y el urbanismo de la etapa del PP y las consecuencias de la pandemia, se ha sumado la escalada en los costes de la energía, que ha tenido un fuerte impacto en los costos energéticos municipales, a pesar de todos y cada uno de los sacrificios de los últimos años por reducir el consumo. Así, la factura de la luz ha pasado de un millón a 3 millones de euros en el último año.

Y en este contexto, el listado de empastres heredados del PP prosigue medrando.

Conforme lamenta, Benlloch.

En este caso, se van a pagar ochocientos siete mil novecientos setenta euros por terrenos del jardín de Jaume I; trescientos cincuenta y seis mil trescientos noventa y cuatro euros por la apertura de la calle Puig Campana y sesenta y seis mil con veintidos euros pertinentes a terrenos de la avenida Francia. ​

Con estas 3 sentencias, el Municipio de Vila-real habrá pagado 33.332.088 euros en la última década como consecuencia de la deplorable administración urbanística que hizo el gobierno del Partido Popular, y que nos prosigue ahogando y condicionando la administración económica municipal.

Destaca. El alcalde, además incide,

Y por si no tuviésemos bastante con el urbanismo, asimismo padecemos las consecuencias de las condiciones exageradas del préstamo de veinte millones que firmó el PP un poco antes de dejar la Alcaldía, al seis por ciento de interés y un costo financiero anual de 3 millones de euros.

Recuerda, Benlloch.

“Un préstamo que ahoga las arcas municipales y por el que, cuando dejemos de abonar en dos mil veintiséis, nos va a haber costado a la urbe de Vila-real veintiocho millones de euros; 8 millones solo en intereses”, insiste. En este sentido, remarca,

A diferencia de lo que hizo el PP, este gobierno ha asegurado unas mejores condiciones en esta operación de préstamo, a doce años, con dos de carencia, y con un interés fijo del dos con veinticinco por ciento . En este género de operaciones es donde se puede ver mejor la diferencia entre una buena administración municipal, que consigue condiciones provechosas para la urbe, y la ruina que nos produjo el PP, tanto por su administración financiera como por la administración del urbanismo, por la que ya hemos pagado más de treinta y tres millones de euros.

Concluye.