Bienestar Animal repartirá 1.500 botellas destinadas a la limpieza de orines

Garcia: "Tenemos que mantener la ciudad limpia porque es una cuestión de respeto hacia todo el vecindario de Castellón"
La Concejalía de Bienestar Animal del Ayuntamiento de Castellón, encabezada por Ignasi Garcia, ha presentado la campaña de concienciación ciudadana ‘Un orí, una botelleta’. Mediante esta iniciativa, el consistorio repartirá un total de 1.500 botellas con el fin de que los propietarios de los animales limpien los restos de los animales con esta botella, dentro de la cual tendrán que mezclar agua y vinagre.

En esta campaña «facilitamos a los propietarios y propietarias de animales mantener la ciudad limpia, un objetivo por el cual trabajamos desde el Ayuntamiento, porque es una cuestión de respeto hacia todo el vecindario de Castelló», ha asegurado Garcia. El concejal también ha agradecido la colaboración de las cerca de 20 clínicas veterinarias que ayudarán a distribuir estas botellas, una tarea a la que se suman también las protectoras de animales.

Además, las personas usuarias de los parques de la ciudad podrán encontrar puntos de reparto de estos lotes entre los días 5 y 7 de diciembre en los espacios verdes Botánica Carmen Albert y Ribalta (jueves de 17.00 a 19.00 horas) y Geólogo Royo, Pinar, Parque de los Juegos Tradicionales y bulevar Blasco Ibáñez (viernes en los dos primeros y sábado en los dos últimos, de 11.00 a 14.00 horas). Estas ubicaciones ha sido seleccionadas porque son aquellas que mayor número de avisos generan y porque registran un mayor número de usuarios.

Durante la presentación, el edil ha recordado que la distribución de las botellas irá acompañada de un folleto con una serie de consejos sobre cómo recoger las deposiciones de las mascotas con una bolsa y echarlas a la papelera. Este apoyo también explica la importancia de evitar que las mascotas orinen en mobiliario urbano, fachadas de edificios o comercios y de dirigirse a uno de los nuevos parques y áreas de esparcimiento canino de la ciudad para que las mascotas puedan hacer sus necesidades y relacionarse con otros animales.

Además, Garcia ha incidido en que, según la Ordenanza Municipal sobre tenencia de animales de compañía, las sanciones en caso de que los propietarios no recojan las deposiciones de sus mascotas pueden llegar hasta los 601 euros. Para combatirlo, la Concejalía de Bienestar Animal facilitó 1.200 estuches con bolsitas a los propietarios de los canes, así como material con información sobre las consecuencias de no recoger los residuos de las mascotas.

El consistorio estima que hay un total de 17.000 perros censados a la ciudad, que generan más de 4.000 kg de residuos y los derivados problemas de olores, de imagen y de salubridad. Estas molestias son con las que quiere acabar el Ayuntamiento de Castellón con las campañas activadas durante este 2019.

Deja un comentario