Borriana estrena planta fotovoltaica con 9.000 paneles solares en 93.000 metros cuadrados

La instalación proveerá la energía equivalente al consumo total anual de cinco mil hogares. Tiene 5,6 MW de potencia instalada.

 

La localidad de Borriana (Castelló) ha estrenado este viernes planta fotovoltaica. La instalación, famosa como “Burriana 1”, está situada a apenas uno con siete kilómetros del término municipal, en el camino de La Regenta, y ocupa una superficie de suelo urbanizable industrial de noventa y tres mil metros cuadrados.La planta tiene una potencia instalada de 5,685 MW, dispone de nueve mil paneles solares bifaciales y generará el equivalente al consumo total de cinco mil hogares en un año.Conforme ha explicado la secretaria autonómica de Economía Sostenible, Empar Martínez,

La producción de energías renovables es una prioridad para el Consell y la Comunitat Valenciana está avanzando veloz en esa dirección; en verdad, ya superamos a la capital española, Catalunya y País Vasco en lo que se refiere a potencia renovable instalada anual en dos mil veintiuno y en dos mil veintidós y, en los próximos días, se impulsará una batería de nuevas plantas fotovoltaicas repartidas por las 3 provincias.

La instalación la ha puesto en marcha la empresa familiar Beavier Photo Power, dirigida por Javier Saladich, CEO de la compañía. Conforme Saladich,

El Decreto ley 14/2020, de siete de agosto, del Consell, de medidas para apresurar la implantación de instalaciones para el aprovechamiento de las energías renovables por la emergencia climática y la necesidad de la urgente reactivación económica ha facilitado la puesta en marcha de la instalación ya que ha agilizado la tramitación y ha acortado la distancia de evacuación, eludiendo pérdidas de energía y suprimiendo el impacto ambiental negativo.

La meta de Saladich es generar, a partir de ahora, energía renovable en su nueva instalación y edificar, en el plazo de unos meses, una planta de baterías y un sistema de almacenamiento de hidrógeno verde.

La Generalitat Valenciana trabaja desde hace unos meses en la Estrategia Valenciana del Hidrógeno EH2CV y en el Plan de Gasificación Verde, dos líneas de trabajo que, así como la cooperación público-privada, son definitivas para afianzar la autonomía energética de la Comunitat Valenciana.

Hoy día, la provincia de Castellón cuenta con tres plantas fotovoltaicas en servicio en Borriana, Càlig y Grao de Castelló, con una potencia instalada de 11,7 MW entre todas.

Otras once instalaciones cuentan ya con autorización anterior administrativa y/o autorización de construcción en las localidades  de Benlloch, Vilanova d´Alcolea, Les Useres, La Vall d´Uixò, L´Alcora, Sant Jordi, La Vall d´Alba y Nules).