Bruselas anuncia aranceles de hasta el 38% al coche eléctrico chino

Bruselas anuncia aranceles de hasta el 38% al coche eléctrico chino

La Comisión Europea anuncia aranceles de hasta el 38,1% al coche eléctrico chino por competencia desleal.

 

Ursula von der Leyen afirmó hace unas semanas que Europa no seguiría el sistema arancelario de Estados Unidos ni gravaría automáticamente todos los productos procedentes de China, pero esto no significa que no tomarían medidas firmes contra el gigante asiático. En septiembre, la Comisión Europea anunció una investigación sobre los coches eléctricos, y este miércoles notificó a los fabricantes un significativo aumento de aranceles que resultará en más de 2.000 millones de euros al año para la Unión.

Bruselas ha decidido incrementar el porcentaje de aranceles aplicados a los coches eléctricos, pasando del actual 10 % a porcentajes que alcanzan hasta el 38,1 %, haciendo caso omiso de las continuas advertencias del Gobierno alemán sobre el riesgo de desencadenar una dura guerra comercial con China.

La Comisión ha optado por la posición defendida por España y Francia, ya que el aumento significativo de ingresos podría beneficiar los presupuestos de la UE.

El informe de la Comisión Europea sobre los coches eléctricos chinos señala que estos se han beneficiado durante años de una serie de subvenciones que han perjudicado a sus competidores europeos. Esta es la base para el aumento temporal pero indefinido de los aranceles, con el fin de compensar los daños causados al resto de fabricantes que han cumplido con las normativas de la Unión.

La Comisión Europea anuncia aranceles de hasta el 38,1% al coche eléctrico chino por competencia desleal

La Comisión Europea ha comunicado su decisión de aplicar aranceles de hasta el 38,1% al automóvil de batería eléctrica importado desde China a partir del próximo 4 de julio. Esta medida surge tras la conclusión de una investigación que reveló que los fabricantes chinos disfrutan de una ventaja «desleal» debido a los subsidios otorgados por el gobierno de Pekín.

En una conferencia de prensa en Bruselas al finalizar la reunión del Colegio de Comisarios, Margaritis Schinas, uno de los vicepresidentes de la Comisión, señaló que la investigación confirmó la existencia de una «desventaja ilegal» que perjudica al sector europeo de coches eléctricos. Por tanto, la Comisión ha decidido tomar medidas en respuesta a esta situación.

Relacionados  Acuerdo histórico para 626 trabajadores de Ford Almussafes

Schinas explicó que la Comisión ha transmitido sus conclusiones a las autoridades chinas y ha solicitado una solución que cumpla con las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Si no se logra una resolución efectiva en los próximos días, los aranceles entrarán en vigor a partir del 4 de julio.

Los nuevos aranceles que se impondrán son del 17,4 % para BYD, del 20 % para Geely y del 38,1 % para SAIC, las tres marcas incluidas en el informe. La Comisión propone un arancel promedio del 21 % para los demás fabricantes que colaboraron en la investigación pero no fueron parte de la muestra.

Aquellos fabricantes que no cooperaron estarán sujetos a aranceles máximos del 38,1 %.

Según ha anunciado la Comisión Europea.

La Comisión Europea inició la vigilancia de las importaciones para estudiar medidas después de observar un aumento significativo en la entrada de casi 200,000 vehículos entre octubre de 2023 y enero de 2024. Esta cifra representa un incremento del 11% en comparación con el mismo período del año anterior.

La respuesta de la Unión Europea ha generado preocupación en algunos países como Alemania o Suecia, que temen las repercusiones de una guerra comercial con China. Sin embargo, ha sido bien recibida por otros países como España y Francia. La vicepresidenta tercera del Gobierno español, Teresa Ribera, respaldó la necesidad de aranceles antes de que se anunciara la decisión de Bruselas.

Es nuestra responsabilidad apoyar a toda la industria automotriz europea, especialmente la española, para que siga siendo competitiva, moderna y tenga un peso relevante en los mercados internacionales.

Declaró Ribera a la prensa en el Congreso de los Diputados.