Burriana amplía la batalla biológica contra el cotonet con un insectario

En la imagen, un "cryptoleamus", el insecto predador del cotonet, que se soltará para la próxima campaña de floración de las naranjas.

 

Burriana amplía la batalla biológica para combatir una de las plagas más dañinas que ha perjudicado a la citricultura valenciana, y en singular a la región de la Plana, como es el cotonet de Sudáfrica, con la construcción y mantenimiento de un insectario que es para la cría de «Cryptolaemus» y a partir de ahí, se efectúan sueltas de Cryptolaemus, un insecto predador del cotonet. En este momento, los técnicos de la Cooperativa Agrícola Sant Josep de Burriana están realizando la suelta correspondiente a este periodo.

La Alcaldesa de Borriana, Maria Josep Safont, al lado del diputado provincial del área de Desarrollo Rural, Santiago Pérez, y representantes de la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, han asistido a la presentación del insectario por parte del presidente de la cooperativa Agrícola Sant Josep de Burriana, José Montoliu, su director Juanvi Moros, y el técnico de exactamente la misma, Armando Albert, en las instalaciones de la Cooperativa Agrícola Sant Josep.

En el trascurso de la inauguración se ha señalado la “importancia” de la puesta en marcha del insectario para “seguir avanzando en la lucha biológica, con esta iniciativa donde hacer la cría de insectos útiles para nuestra citricultura”, y ha hecho hincapié en la necesidad de que las administraciones públicas “las respaldemos económicamente”.

El Ayuntamiento ha destinado quince mil euros para  ayudar a la Cooperativa Agrícola Sant Josep en la construcción y mantenimiento del insectario. El pacto entre el consistorio y la cooperativa tiene como propósito favorecer la lucha natural contra las plagas y, de manera especial, contra el cotonet de Sudáfrica. Safont ha agradecido a la cooperativa el impulso para la instalación del insectario en Burriana y, por eso, ha asegurado,

El Ayuntamiento ha querido apoyar una medida que puede asistir a todo el término municipal de nuestra ciudad. Esperamos que esta nueva campaña citrícola podamos estar más preparados.

La alcaldesa ha sido la responsable de la inauguración del insectario que consta de dos módulos de treinta metros cuadrados preparados con todas y cada una de las medidas para poder cobijar y criar los insectos en condiciones convenientes, abriendo las ventanas de las instalaciones, un sistema que permite ver su interior sin tener que acceder, eliminando de esta manera la contaminación del insectario con otros insectos.


El técnico de la Cooperativa Armando Albert ha explicado el proceso de obtención del cryptolaemus que se cría en el insectario, y cuyo procedimiento se empezó este pasado mes de febrero, con una siembra de base donde se ha reproducido la plaga del cotonet y, más tarde, se ha efectuado una suelta de cryptoleamus al objeto de que se reproduzcan, y en el mes de abril efectuar las sueltas de todos y cada uno de los insectos conseguidos en las zonas más perjudicadas del término municipal de Borriana.

Al insectario se le han incorporado una serie de paneles informativos, tanto del ciclo vital del cryptolaemus como del cotonet de Suráfrica, aparte de múltiples paneles con fotografías muy educativas de insectos útiles para las plagas de los cítricos.


En el acto, Maria Josep Safont ha recordado que la lucha contra el cotonet de Sudáfrica,

No debe llegar solo desde los ayuntamientos; por su lado, la Generalitat Valenciana y el Ministerio asimismo deben plantear medidas para mitigar una plaga que no han creado nuestros labradores y que nos ha venido de fuera, por los escasos controles de la fruta que existen en países terceros.

En esa línea, ha indicado que la participación del resto de instituciones debería materializarse en “ayudas y en programas para poder pelear contra esta plaga”. Por último, ha añadido que desde el consistorio “vamos a proseguir apoyando todas y cada una de las ideas para poder progresar la citricultura valenciana y burrianense” y ha animado a “seguir trabajando juntos para sacar adelante nuestra citricultura, y de este modo asistir a nuestros labradores y a sus familias, que dedican muchos recursos y trabajo”.

Por su lado, desde la cooperativa Agrícola Sant Josep, José Montoliu, ha explicado que el insectario además de para la cría de insectos útiles, asimismo servirá para acercar a labradores i a personas interesadas el conocimiento de esta práctica y, a su vez, al estudiantado de colegios e institutos.

Castellón Diario, se ha puesto en contacto con el director de la Cooperativa Agrícola Sant Josep de Burriana, Juanvi Moros, para conocer en detalle como pudieran afectar otro tipo de tratamientos con fitosanitarios, por ejemplo, para la mosca blanca o los ácaros, al «cryptoleamus». El director, Juanvi Moros, nos ha aclarado que la suelta del «cryptoleamus» se realizará cuando los campos que hayan sido tratados con productos para el control de otras plagas, hayan perdido su eficacia. Asimismo, también ha destacado,

Serán los técnicos de la Cooperativa los encargados de gestionar la intervención del pequeño depredador, los que elegirán las parcelas y el momento de la suelta.

De todos modos, en un futuro no se descarta que puedan ser los agricultores los que realicen esta operación con el «cryptoleamus», siempre, bajo la supervisión y el estudio previo por parte de los técnicos y con una información/formación anterior que el agricultor habrá recibido.

Por otra parte, en cuanto a si el «Cryptoleamus» pudiera interferir en el hábitat de otros insectos autóctonos, Moros ha aclarado que «la cría del ‘Cryptolaemus’ en insectarios valencianos se inició hace casi un siglo. Fue en la antigua Granja Escuela de Agricultura de Burjassot, que en 1924 subió peldaños para convertirse en la Estación Fitopatológica y posteriormente se llamó, desde 1931, Estación Naranjera de Levante«. Solo que en la actualidad, el ‘Cryptolaemus’ necesita de una ayuda «extra» en su reproducción por la imponente plaga de «cotonet de Sudáfrica» que afecta a los campos de la Comunitat Valenciana, en este caso, del término de Borriana.

Finalmente, el director de la Cooperativa Agrícola Sant Josep de Burriana, Juanvi Moros, ha explicado que,

La hembra del cotonet (Delottococcus aberiae), tiene un índice de reproducción elevadísimo ya que no se limita a poner huevos, si no que su producción es a base de ovisacos, los cuales pueden contener hasta 400 huevos. Además de guardarse el semen del macho tras la copulación, para fecundarse ellas mismas en el momento que ellas mismas eligen.

Por último, Moros, ha destacado que la Diputación de Castellón ha ayudado a todos los insectarios que lo han solicitado, preparando para este año una segunda subvención; tanto para la instalación y mejora de las mismas como para su mantenimiento.

Ha concluido.