Burriana instala el segundo punto de recarga municipal de vehículos eléctricos en vía urbana

El Ayuntamiento posibilita su utilización por parte de cualquier ciudadano o ciudadana libremente y se pueden cargar dos vehículos a la vez. La nueva instalación en el parque Quarts de Calatrava, en la calle Juan Bautista Rochera Minga esquina calle Teresa de Calcuta, se une al primer punto de recarga que se instaló el pasado año en la plaza la Fira.

Esta iniciativa municipal, con un coste de 14.402 euros está subvencionada al 80 por ciento por la Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo, a través del Institut Valencià de Competitivitat Empresarial (IVACE).

El primer punto de recarga se instaló el pasado año en la plaza la Fira y este segundo punto está ubicado en el parque Quarts de Calatrava, en la calle Juan Bautista Rochera Minga esquina calle Teresa de Calcuta. El nuevo punto de recarga inteligente e interoperable está instalado y ayudará, en opinión de Arnandis, a “mejorar la economía local y fomentar el turismo, poniendo a Burriana en el mapa de los conductores de vehículos eléctricos”.

En ese sentido, ha señalado, que al ser una infraestructura instalada en la vía pública hace posible su utilización por parte de cualquier ciudadano o ciudadana libremente. Además, este segundo punto de recarga municipal semirrápida de hasta 22 kilovatios, permite recargar un coche en dos horas (con una hora se pueden recorrer 50 km) y se pueden cargar dos vehículos al mismo tiempo.

El concejal del área ha recomendado para su utilización “seguir los protocolos sanitarios para evitar contagios de la covid-19, limpiándose las manos o desinfectándolas», ha precisado.

Respecto a las características de la instalación de recarga, el regidor de Sostenibilidad Medioambiental ha concretado que dispone de un sistema de pago integrado físico (TPV) o telemático incorporado en la gestión de usuarios, que se puede desbloquear por cualquier persona usuaria de vehículo eléctrico, sin intervención de terceras personas y sin necesidad de estar dado de alta previamente en ningún servicio, “aunque inicialmente estará desactivado”.

La evolución hacia una movilidad sostenible, ha precisado, es uno de los ejes prioritarios del equipo de gobierno, y eso incluye “el fomento de la movilidad eléctrica”, por lo que el Ayuntamiento facilita a las personas la recarga de vehículos eléctricos en vía pública con el objetivo de apoyar al transporte “más limpio y eficiente”.

Para el responsable municipal de Sostenibilidad Medioambiental, la apuesta por el coche eléctrico significa “apostar por el presente, por la responsabilidad, por la movilidad sostenible y por el compromiso con el medio ambiente”. Asimismo, ha asegurado que representa “un desafío extraordinario a todos los niveles que no podemos ni queremos eludir.”

Tanto el gobierno municipal como la ciudadanía, ha argumentado, “tenemos que comprometernos con el reto movilidad sostenible y, por tanto, con las nuevas alternativas que la tecnología ofrece al transporte urbano y a su impacto en la salud de las personas y en el cambio climático”.

Cabe recordar que el vehículo eléctrico supone una reducción de más del 65% de las emisiones de gases de efecto invernadero respecto a los vehículos convencionales, pasando de los 114,4 gCO2/km de un vehículo convencional matriculado en 2016 a los 36,1 gCO2/km para un vehículo eléctrico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *