Burriana muestra su gran devoción al patrón Sant Blai y miles de personas participando de la Font del Vi

Desde primera hora de la mañana las representantes falleras de 2019 y de la Falla Sant Blai han repartido cerca de 2.500 bocadillos, y en la Font  los vecinos y vecinas han podido degustar alrededor de 200 litros de vino

El viento que a primera hora de la mañana soplaba desde el río hacia el barrio de Sant Blai de Borriana podía hacer presagiar una menor afluencia de vecinos y vecinas a la tradicional Font del Vi con la que se abren los festejos en honor al patrón de la ciudad. Pero tanto la tradición de los actos como la devoción por su patrón han podido con esa amenaza de bajas temperaturas y desde que a las nueve y media de la mañana se ha iniciado la lectura de los gozos de Sant Blai y el poema dedicado al patrón por parte de los y las representantes del CEAM, hasta el cielo ha parecido entender la importancia de la fecha y el sol ha comenzado a entrar por el extremo este del Carrer del Calvari iluminando incluso el metal que forma una Font del Vi que ya comenzaba a ofrecer el vino por los hasta seis orificios por los que emana hasta llegar a los vasos. Después de que los y las miembros del CEAM recordaran épocas pasadas, antiguos oficios, la vida en el campo o la tradición del día de Sant Blai a través de la lectura de poemas y gozos en honor al patrón, han sido las autoridades municipales quienes han podido inaugurar el ritual de recoger su vaso de vino en la Font situada en el centro de la calle. Así, la concejala de Fiestas, Lluïsa Monferrer, la alcaldesa, Maria Josep Safont, y las Reinas Falleras de 2019, Mar Zamora y  Anne Alós han sido las primeras en acercarse hasta la Font y, posteriormente, recoger su almuerzo que las Cortes de Honor ofrecían a las miles de personas que ya comenzaban a pasar junto a la propia Font.

Al lado de la alcaldesa, Maria Josep Safont y de la totalidad de los representantes municipales, también han querido participar en el día grande de Sant Blai, los diputados provinciales José Manuel Navarro y Vicent Sales, la diputada autonómica, Mónica Álvaro, y el diputado José Ramón Calpe así como el Director General de Comercio, Natxo Costa, o la de Igualdad, Inma Carda, además de representantes municipales de varias poblaciones vecinas como Nules o Xilxes, y los representantes tanto de la Guardia Civl como de la Policía Local de Borriana.

La cola que inicialmente no parecía alcanzar el tamaño de otros años ha ido creciendo hasta alcanzar, precisamente la altura de la ermita de Sant Blai, a unos 150 metros de la Font. Poco a poco los miles de vecinos y vecinas han desfilado para recoger de manos de las representantes Falleras, con las Reinas Mar y Anne a la cabeza, los bocadillos preparados a base de longaniza y butifarra que han superado las 2.500 unidades durante la hora y pico de reparto. Tras llenar sus vasos en la fuente, los vecinos han ido despejando una calle de Sant Blai que ha vuelto a ser un hervidero a partir de las 13:30 horas cuando de nuevo se ha iniciado el reparto de las conocidas “Calderes” cocinadas por los miembros de la Falla de Sant Blai. De esta forma se cerraba una mañana en la que los más pequeños y pequeñas también han podido disfrutar de las actividades y talleres programadas junto a la propia Font, a cargo tanto de la Agrupament Escolta de Borriana como de monitors.es.

Para la tarde quedaban reservados los actos más solemnes en honor al patrón Sant Blai. Una vez más, la tradicional procesión ha salido de la Plaça Major para recorrer las calles de Sant Xotxim, Sant Vicent, El Pla, El Barranquet, y la calle Sant Blai hasta llegar a la ermita. A lado y lado de la comitiva y la peaña con la figura del patrón centenares de personas han hecho que, de nuevo, la procesión sea uno de los actos religiosos más seguidos y multitudinarios, a la vez que solemne y emotivo de los que se celebran durante el año en la capital de La Plana Baixa. Una vez terminada la procesión y con Sant Blai de nuevo descansando en la ermita con su nombre, se ha cerrado la jornada de fiesta en Borriana con el castillo de fuegos en la zona del río, que también se ha convertido en costumbre como colofón del día del patrón de la ciudad. Tal y como explicaba la concejala de Fiestas, Lluïsa Monferrer, “ni el viento ha podido con la devoción por nuestro Patrón Sant Blai, y cientos y cientos de borrianenses han salido hoy la calle para seguir cumpliendo con la tradición que nos identifica como pueblo y para disfrutar de toda la serie de actos que durante el fin de semana han sido multitudinarios en nuestra ciudad”.

Deja un comentario