Caminos peligrosos

En este puñetero país tenemos la costumbre de ensuciar cualquier cosa con tal de sacar beneficio o de perjudicar al prójimo.

La noticia de la semana, si no del año, puede que sea la detención de José Antonio Urriticoechea Bengoechea (Josu Ternera), una gran alegría para la mayoría, aun creo que la gente de bien seguimos siendo mayoría, aunque sea silenciosa, de los españoles y una oportunidad para otros, los desalmados, que pretenden seguir haciéndonos comulgar con ruedas de molino.

Todos estos imbéciles que quieren desenterrar cadáveres de las fosas comunes de una guerra que terminó hace 80 años para homenajear a sus pariente fusilados quieren que olvidemos lo ocurrido recientemente y a los casi un millar de asesinados por ETA, incluidas las cinco niñas de entre 4 y 7 años asesinadas por orden de Josu Ternera en el atentado al cuartel de la Benemérita de Zaragoza en 1987.

Pues no, la gente de bien, ni olvidamos ni perdonamos, y seguimos deseando la captura de las decenas de etarras que aún siguen fugados de la justicia, muchos de ellos, curiosamente, refugiados al amparo de Maduro en Venezuela, que cierto es aquello de que Dios los cría y ellos se juntan.

Mientras “Iluminado II” Sánchez utiliza políticamente la detención, centrando en la más que dudosa figura política de Alfredo Pérez Rubalcaba, con el que ni tan siquiera se hablaba por sus devaneos con los separatistas, la “derrota” de ETA, se ningunea a la Guardia Civil y al resto de las Fuerzas de Seguridad del Estado no sea que el más mínimo reconocimiento a su labor les reste votos.

Seguimos andando por caminos peligrosos. ¿De qué viven los etarras fugados de la justicia? Además no lo hacen en el Pozo del Tío Raimundo, no, viven en parajes paradisíacos  de los Alpes franceses y atendidos por los mejores médicos como en el caso del asesino de Miraballes que llevaba 4000 euros en el bolso cuando fue detenido. ¿Se ha derrotado a ETA? Permítanme que me ría, ETA ha dejado de matar porque ya no lo necesita, los cobardes gobiernos españoles han dejado entrar a los terroristas en las instituciones para llevarse la pasta sin necesidad de recurrir a la extorsión, el secuestro y el asesinato, pero siguen secuestrando la libertad de todos los españoles mientras prosigan fugados decenas de asesinos, queden centenares de asesinatos sin resolver, continúen las excarcelaciones por motivos políticos y las victimas se vean obligadas a cruzarse por la calle con los asesinos de sus familiares.

Un exdirigente de ese partido al que acaban de votar 7,5 millones de españoles, Jesús Eguiguren,  se sorprendió por la detención de Josu Ternera al que calificó de “héroe de la retirada” por el papel que le asigna en el fin de la banda terrorista, como ama esta gente los caminos peligrosos.

Felicidades a la Guardia Civil, felicidades a todas y cada una de las víctimas del terrorismo y mi más absoluto desprecio a esa deleznable clase política que sigue negociando con terroristas e incluso gobernando con su apoyo.

Deja un comentario