Campaña de reciclaje de juguetes eróticos en Castellón: ‘Si ja no et fa vibrar, el plaer és reciclar’

La Concejalía de Reciclaje entrega a los comercios de la urbe unos contenedores para depositar unos productos que deben ser tratados como electrodomésticos pequeños.

 

El Consistorio de Castelló, a solicitud de los comercios de juguetes eróticos de la urbe, ha lanzado la campaña ‘Si ja no et fa vibrar, el paerl és reciclar’, con unos contenedores diseñados para depositar unos productos que deben ser tratados como electrodomésticos pequeños y como restos plásticos.

El edil de Reciclaje y Residuos, Ignasi Garcia, ha presentado la iniciativa acompañado de Inma Molina, gerente de Kinplaer; Rogelio José Pérez, de Fever; y José Manuel Sánchez, de Tu Segundo Deseo; aparte de Vicente Apolinar, de FCC; y las educadoras medioambientales Mónica Fernández y Alicia Calero, y ha hecho entrega de los contenedores.

El reciclaje debe llegar a todos y cada uno de los aspectos de nuestra vida y hay algunos enseres, productos o juguetes íntimos que resultan más comprometidos o que pueden producir cierto inconveniente o compromiso a la intimidad llevarlo a un ecoparque móvil, y para facilitar su reciclaje, desde el Consistorio hemos cooperado con los comercios eróticos de Castelló con el propósito de fomentar esta iniciativa con puntos de recogida de estos electrodomésticos pequeños que ya no funcionan para facilitar su tratamiento y su reciclaje de una forma conveniente.

Conforme ha señalado el edil, Ignasi Garcia.

En la iniciativa, y para promover el reciclaje de estos juguetes en los puntos de recogida cara la campaña de Navidad, los comercios cooperarán asimismo con el equipo de educación medioambiental de Castelló para su recogida y seguimiento, trasladándolos a las plantas autorizadas para aparatos con pilas o con baterías incorporadas, y para plásticos y materiales derivados.

Hay que resaltar que hay que llevar estos juguetes a puntos limpios, jamás tirarlos a la basura normal ni de plástico, pues, estos productos, como todos y cada uno de los aparatos familiares eléctricos y electrónicos, tienen componentes y materiales contaminantes. Para depositarlos, primero deben limpiarse y siempre y en todo momento es mejor separar las piezas e introducirlas en una bolsa.

Esta campaña, que se ha hecho ya en otras urbes en Madrid o Murcia, entre otras muchas autonomías, es vanguardista en la Comunidad Valenciana, donde el Consistorio de Castelló se posiciona así al lado del comercio local.