Cáritas Diocesana de Segorbe-Castellón entrega sus galardones al reconocimiento social

El salón de Actos de la Universidad CEU-Cardenal Herrera ha acogido el Acto de Agradecimiento y entrega de los Galardones al Reconocimiento Social 2021 de Cáritas Diocesana de Segorbe-Castellón a diversos representantes del tejido social de la diócesis que, en estos momentos, han estado más cerca que nunca de las personas más necesitadas.

Han sido galardonados el Grupo Gimeno, Cáritas Interparroquial de Almassora, la patronal cerámica ASCER, la empresa Viveros Más de Valero y los voluntarios de Cáritas Emilio Nebot, Nerea Sanmiguel y Crhistian Tena.

El acto ha sido conducido por la periodista Ana Rosa Sanfeliu.

La gala ha dado comienzo con un emocionado recuerdo a Rafael Pallarés, fallecido recientemente, que el pasado año recibió este mismo galardón, como reconocimiento al compromiso del Grupo Voramar con los más necesitados en los momentos más álgidos de la pandemia.

El rostro de la solidaridad

 

Cáritas quiere seguir fidelizando el apoyo de sus colaboradores que, bien de manera gratuita, como es el caso de los voluntarios, bien a través de la generosidad de los socios y donantes, permiten desarrollar cada día sus programas de acción social para miles de personas empobrecidas, tanto en la diócesis como en terceros países.

Como atestiguan las cifras recogidas en la última Memoria anual de actividades, 26.815 personas beneficiarias han sido acompañadas por las 100 Cáritas parroquiales con el apoyo de 1.035 voluntarios y 1.519 socios y donantes.

Tomar conciencia y reflexionar sobre nuestro papel personal y comunitario en los diferentes ámbitos de la vida pública en la que participamos, con el fin de involucrarnos en las dinámicas sociales que existen y contribuir, desde la defensa y cuidado de la dignidad y los derechos humanos de todas las personas, a transformar la sociedad desde lo concreto y cotidiano, ha sido el eje vertebrador del acto.

Los galardonados de este año han sido:

-Mención especial: Grupo Gimeno por su trayectoria colaborativa encabezada por su fundador, recientemente fallecido, Enrique Gimeno. Han recogido el galardón Miriam y Marisa Gimeno.

-Cáritas Interparroquial de Almassora por su iniciativa en la puesta en marcha de tarjetas monedero que permiten a las familias más necesitadas  acceder a lo que precisan en su día a día. También por apoyar la primera experiencia de Patrocinio Comunitario en nuestra diócesis a través de la acogida y acompañamiento de una familia siria, potenciando en ambas acciones el trabajo relacional en clave comunitaria. Ha recibido el galardón Enrique Costa, director de Cáritas Interparroquial de Almassora.

-En Representación de los Voluntarios más veteranos de Cáritas Diocesana Emilio Nebot, voluntario de Cáritas Alcora desde el año 1953. Ha recogido el galardón su esposa María Rosa Miralles Sancho

En representación del Voluntariado joven, el futuro de Cáritas, han recogido el galardón Nerea Sanmiguel y Crhistian Tena Forés

-En representación de las Empresas que han hecho posible con sus donaciones que nos hayamos podido hacer próximos con los más frágiles de nuestra sociedad: ASCER (Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos. Ha recibido el galardón Alberto Echavarría.

Como representación de Empresa promotora y generadora de empleo inclusivo: Viveros Más de Valero con 1 de sus trabajadores regularizado, poniendo de manifiesto el valor de la ayuda promocional del empleo y regularización frente a la ayuda asistencial. Han recogido el galardón Manuel V. Martínez, Francisco Javier Lara y Ahmed Abida.

 

“Construyamos una comunidad que sueña”

“Construyamos una comunidad que sueña” es el lema de este año de la Campaña Institucional de Cáritas. Francisco Mir, voluntario de Entidades con Corazón, nos hablaba al presentarla de un nosotros y un nosotras colectivo y comunitario, que necesita mirar hacia delante con esperanza, para buscar horizontes más ensanchados que nos permitan recrear la existencia, las oportunidades y los proyectos de vida de todas las personas, especialmente de quienes durante el tiempo de pandemia y antes de él, han experimentado con un impacto extraordinario la pérdida en los diversos pilares fundamentales de la vida.

¡Cada portal importa!

Estamos a las puertas de la Navidad, y cada portal de nuestras calles, cada familia que no llega a fin de mes, cada realidad sufriente nos interpela, por eso en esta Navidad, desde Cáritas, queremos empeñarnos en reconstruir una sociedad distinta y mejor de la que tenemos. Una sociedad con sabor a fraternidad, una comunidad de personas que habitemos el mundo con mirada amplia pero con conciencia de pueblo, vecindad y familia, con mirada cercana y sensible, capaces de pisar la tierra y andar los caminos de la cotidianidad y la normalidad de forma más amable y solidaria, más fraterna y esperanzada, una comunidad que cuide y celebre el encuentro y la vida desde el amor, desde la solidaridad y la compasión que nos habitan y que son las únicas que pueden sostener la dignidad y la esperanza de las personas y de esta familia humana de la que formamos parte.

Vivir contracorriente

El obispo de Segorbe-Castellón, Casimiro Peréz Llorente, al clausurar el acto de este reconocimiento de Cáritas a sus agentes sociales, ha destacado que, como personas comprometidas al estilo de Jesús, debemos vivir actuando a contracorriente y poniendo los medios para que los intereses económicos no estén nunca por encima de la dignidad de los seres humanos y del bien común.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *