Carrasco afirma que Sánchez debe a los castellonenses 127 millones de euros

Carrasco: “Pedro Sánchez debe a Castellón 32 millones de euros al año por no modificar la financiación autonómica con la complicidad de Ximo Puig y Amparo Marco”

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón exige al presidente de la Generalitat Valenciana y a la alcaldesa de Castellón que dejan de actuar de manera partidista y electoralista y reivindiquen en Madrid los fondos que corresponden a los vecinos de la capital de la Plana, hasta 127 millones de euros solo en los últimos cuatro años.

 

“Frente a este problema, lo que tenemos a un Pedro Sánchez de presidente del Gobierno que en 10 meses creado 330 altos cargos más para enchufar a sus amigos; un presidente Ximo Puig que ha elevado también sus altos cargos hasta los 114, frente a los 80 que había en la legislatura pasada, y su nómina de asesores asciende a 116; y una Amparo Marco que también ha ampliado su gabinete de gobierno hasta los 21 asesores”, critica Carrasco.

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, denuncia que “Pedro Sánchez debe a Castellón 32 millones de euros anuales por no modificar la financiación autonómica con la complicidad de Ximo Puig y Amparo Marco”. Así se ha expresado, después de que el presidente de la Generalitat Valenciana “siga mirando hacia otro lado y sin reclamar a su jefe en Madrid lo que es de justicia para todos los castellonenses”.

Carrasco hace esta lectura en plena crisis del gobierno del Botánico, tras la dimisión como diputado de Las Cortes Valencianas del conseller de Hacienda del Consell, Vicent Soler. “Tanto Puig como Oltra solo gobiernan pensando en clave partidista y electoralista, pero no en el interés de los ciudadanos, mientras la alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, prefiere guardar silencio al respecto para no enfadar a su compañero de filas y presidente en funciones del Gobierno de España, que en cinco meses no ha sido capaz de formar Ejecutivo y que arrastra a los españoles hacia unas nuevas elecciones generales”, lamenta.

Hay que el modelo de financiación autonómica vigente transfiere a cada castellonense hasta 186 euros al año menos que la media que reciben el resto de los españoles. Un agravio comparativo que significan 31,8 millones de euros menos si se multiplican por los 171.000 castellonenses que residen en la capital de La Plana. Es decir, 127,2 millones de euros solo en la última legislatura.

“Frente a este problema, lo que tenemos a un Pedro Sánchez de presidente del Gobierno que en 10 meses creado 330 altos cargos más para enchufar a sus amigos; un presidente Ximo Puig que ha elevado también sus altos cargos hasta los 114, frente a los 80 que había en la legislatura pasada, y la nómina de asesores asciende a 116; y una Amparo Marco que también ha ampliado su gabinete de gobierno hasta los 21 asesores”, critica Carrasco.

“El PSOE, una vez más, trata de cuadrar sus cuentas a martillazos y los ciudadanos son los que salimos siempre mal parados con su gestión. El presidente Ximo Puig no solo no reclama la mejora de la financiación autonómica, lo que se traduce en menos transferencias del Estado para poder llevar a cabo inversiones y prestar servicios, sino que además van a castigar a todos los valencianos con recortes en las Consellerias de entre 500 y 1.000 millones. Es decir, si ya la Sanidad ya es un caos, no se han construido ningún colegio nuevo en la ciudad y no se ha creado ni una sola plaza nueva para personas mayores, los castellonenses ya se pueden ir despidiendo de cualquier posibilidad de inversión o mejora, porque no van a llegar”, afirma la portavoz del PP en el Ayuntamiento de Castellón.

“Y no solo eso. Los castellonenses vivimos en la segunda ciudad de toda España donde más IBI se paga, solo por detrás de Madrid. Ni se bajan los impuestos en Castellón ni se reclama el dinero que nos corresponde”, indica Begoña Carrasco.

Por eso, insta a que “Amparo Marco y Ximo Puig ejerzan las funciones del cargo que ocupan y defiendan a los castellonenses, y cojan el AVE y se planten en Madrid para reclamar la revisión del sistema de financiación autonómica que permita desarrollar las infraestructuras productivas que la ciudad necesita y mejorar los servicios públicos. Castellón no puede esperar más”, concluye.

Deja un comentario