Carrasco: “Amparo Marco gobierna contra los vecinos, en lugar de solucionar sus problemas, les crea conflictos”

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón  se hace eco de las 1.694 firmas que han recogido los residentes del Raval Universitario por el corte unilateral de tráfico en los dos principales ejes del barrio.

“En lugar de hacer experimentos, el PSPV y Compromís se deberían haber preocupado estos cuatro años de abrir el centro de salud y el colegio Vicent Marçà, tan necesarios, y en los que no se ha hecho nada”, concluye.

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, denuncia que “Amparo Marco gobierna contra los vecinos. En lugar de gobernar para solucionarles sus problemas, lo que hace es crearles nuevos conflictos en asuntos donde no había ninguna necesidad”.

Así lo ha puesto de manifiesto, después de que el pasado sábado se reuniera con comerciantes del Raval Universitario, en la que fue informada de que los residentes de la zona han presentado por Registro hasta 1.694 firmas contra la reordenación del tráfico en ejes de este punto del distrito oeste. Concretamente de las calles José María Mulet y Jesús Martí Martín, que han sido o van a ser cortadas, dificultando la movilidad de residentes y también del conjunto de los usuarios, además de perjudicando la actividad de los pequeños negocios existentes.

“Este equipo de gobierno no escucha y no atiende. Está empeñando en imponer un modelo de ciudad que no se corresponde a las características ni demandas de Castellón. Lo vimos con la mal llamada ‘supermanzana’ de Maestría, y ahora lo están imponiendo en el Raval Universitario”, afirma. “Es del todo inaudito que Amparo Marco justifique sus pretensiones diciendo que este modelo funciona, y ponga como ejemplo Manhattan y Lincoln Center (Nueva York), la Diagonal de Barcelona o el barrio de Azca en Madrid, porque a todas luces no estamos en la misma situación”, critica.

Para la portavoz de los populares, “existen muchas fórmulas para resolver los problemas de tráfico en este punto de la ciudad, en su mayoría motivados en momentos muy puntuales del día por los movimientos asociados a la entrada y salida de los colegios que hay en la zona. De ahí a cortar las direcciones de las calles de la noche a la mañana, sin hacer ninguna consulta al conjunto de los vecinos, demuestra muy bien lo que valoran PSPV y Compromís la participación ciudadana”.

“Los comerciantes se quejan de que han perdido clientela con los cortes de las calles, puesto que ello ha implicado un cambio de las líneas de los autobuses regulares que discurrían por este barrio. También se han cambiado las rutas de los autobuses escolares, de manera que ahora precisamente se llevan a las avenidas donde más concentración de tráfico existe, todo lo contrario de lo que aconseja la lógica y la prudencia a la hora de garantizar la seguridad vial de los menores”, denuncia Begoña Carrasco.

“Amparo Marco gobierna esta ciudad a martillazos, demostrando que le importa muy poco la opinión de los vecinos. Ni se les han resuelto sus problemas en Maestría ni ahora ven colmadas sus expectativas los del Raval Universitario. Y todo porque la alcaldesa se ha empeñado en construir un puente que en lugar de unir a los vecinos los ha dividido. En lugar de hacer experimentos, el PSPV y Compromís se deberían haber preocupado estos cuatro años de abrir el centro de salud y el colegio Vicent Marçà, tan necesarios, y en los que no se ha hecho nada, y ahora todo son prisas y anuncios detrás de los que no hay nada”, concluye Begoña Carrasco.

Deja un comentario