Carrasco denuncia que en plena segunda ola de la pandemia solo haya una persona de contacto con Salud Pública para los 36 colegios de Castellón

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, ha apuntado la “necesidad” de que el equipo de gobierno pida al Consell “que incremente cuanto antes la dotación de personal para garantizar que, ante la aparición de posibles nuevos casos de coronavirus en las aulas, el alumnado y personal de los colegios castellonenses recibe una respuesta lo más rápida y efectiva posible”.

“Con la llegada de las bajas temperaturas, se prevé un posible repunte de los contagios y la implantación de la enfermera escolar contribuiría a que se pudieran hacer test rápidos en los propios colegios, lo que agilizaría la obtención de los resultados y haría que los padres no tuvieran que desplazarse para realizar la prueba a los centros de salud, que ya se encuentran totalmente desbordados, además de evitar que los propios pediatras hagan, como están haciendo hasta ahora, de rastreadores”, ha indicado Carrasco.

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, ha lamentado hoy el hecho de que en la actualidad únicamente se haya asignado a una única persona como contacto con Salud Pública para atender a los 36 centros públicos de la ciudad. Una cifra que ha calificado de “totalmente insuficiente, teniendo en cuenta que estamos inmersos en plena segunda ola de una pandemia que, según las previsiones, comenzará a empeorar en cuanto comiencen a bajar las temperaturas”.

La portavoz municipal de los Populares ha apuntado al respecto a la “necesidad” de que el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Castellón “solicite de manera formal a la Generalitat Valenciana que incremente cuanto antes la dotación del personal encargado de atender las necesidades de los centros educativos en torno al coronavirus y realizar la coordinación u seguimiento de las posibles incidencias para garantizar que, ante la aparición de posibles nuevos casos de coronavirus en las aulas, el alumnado y personal de los colegios castellonenses recibe una respuesta lo más rápida y efectiva posible”.

En ese sentido, Carrasco ha recordado que, “con la llegada de las bajas temperaturas, se prevé un posible repunte de los contagios y, la implantación de la figura de la enfermera escolar en los centros, contribuiría en gran medida a que se pudieran hacer test rápidos en los propios colegios, lo que agilizaría la obtención de los resultados y haría que los padres no tuvieran que desplazarse para realizar la prueba a los centros de salud, que ya se encuentran totalmente desbordados de por sí, además de evitar que los pediatras hagan, como están haciendo hasta ahora, de rastreadores en lugar de dedicarse únicamente a pasar consulta y atender a los pacientes que lo necesiten”.

Carrasco ha recordado también que en la actualidad, desde que se notifica un caso en un centro, “se está tardando una media de 48 horas en citar a las personas que comparten aula con los casos que resultan positivos para realizarse las pruebas PCR, lo que supone que, desde que se pone en marcha el protocolo hasta que culmina el proceso en cada una de las aulas, puede transcurrir un periodo de una semana”.

“Se trata de plazos muy amplios que podrían acortarse de manera significativa si se dotara a los colegios de la ciudad de test rápidos y de personal cualificado para realizarlos y llevar a cabo un adecuado seguimiento de los posibles casos, como es el caso de la enfermera escolar”, ha incidido la portavoz municipal de los Populares, que ha recordado la “importancia” de “garantizar la calidad asistencial de los menores, especialmente durante la pandemia” y ha pedido también al respecto que “comiencen a utilizarse cuanto antes los test de antígenos para reducir al mínimo los posibles contagios”.

“Resulta imprescindible que el Ayuntamiento de Castellón se comprometa de manera firme a la hora de dotar a todos los centros de la ciudad de esta figura, así como dem material necesario, para fomentar la prevención en los propios centros, evitar contagios, detectar cuanto antes aquellos casos de niños, docentes o personal que resulte infectado y dar una respuesta adecuada a este grave problema de salud pública en el ámbito escolar”, ha concluido Carrasco.

Deja un comentario