Carrasco: “El 2022 empieza con las mismas denuncias vecinales por inseguridad en las calles con las que acabó el 2021 y la alcaldesa sigue sin reaccionar”

La portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco se hace eco de nuevas denuncias por ocupaciones ilegales de viviendas en la ciudad de Castellón y sus consecuencias. Pide a la alcaldesa Amparo Marco que priorice y atienda la problemática de la inseguridad ciudadana tras haber aumentado un 30% la delincuencia en la capital. “Una semana antes de cerrar el año se agredió, a punta de pistola, a una sanitaria y hubo otro robo de un vehículo a punta de pistola en la Ciudad del Transporte a plena luz del día”, recuerda.

“Si el mes pasado los vecinos de la calle Dean Martí denunciaban los problemas derivados de la ocupación ilegal de toda una finca, los residentes de un bloque de pisos de la calle Borriol pasan por la misma situación. El gobierno municipal no puede mirar hacia otro lado cuando son los propios castellonenses quienes alertan de inseguridad ciudadana. Urge que se cubran cuanto antes las vacantes de agentes de Policía Local y que se convoque el Consejo Local de Seguridad porque los vecinos necesitan soluciones”, añade.    

La portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, denuncia que el 2022 ha empezado con los mismos problemas de inseguridad en las calles con los que acabó el 2021 y, “ante los cuales la alcaldesa Amparo Marco sigue sin reaccionar”. “Urge que se cubran cuanto antes las vacantes de agentes de Policía Local para que pueda haber más patrullas a pie de calle. Los propios sindicatos denuncian que las plazas de Comisario de la Policía Local de Castellón y de Comisario Principal Jefe de la Policía Local de Castellón, siguen sin cubrirse desde hace más de dos años. Tenemos un cuerpo de policías fantástico pero su número es insuficiente para cubrir las necesidades de una ciudad como la nuestra”, explica.

La líder de los Populares recuerda que los problemas de inseguridad ciudadana no han desaparecido con el cambio de año, sino que “siguen siendo motivo de denuncia y preocupación de vecinos como los residentes de una finca de la calle Borriol, que están sufriendo las consecuencias de la ocupación ilegal de tres viviendas en su mismo edificio. Además, cabe recordar que la semana pasada se conoció la agresión, a punta de pistola, a una sanitaria en el parking del Hospital General y hubo otro robo de un vehículo a punta de pistola en la Ciudad del Transporte, a plena luz del día. Sin olvidar los cinco asaltos con arma blanca en una misma semana y el apuñalamiento a una joven en el portal de su casa que tuvo que ser hospitalizada, también el mes pasado”, recuerda.

“Ante todos estos hechos pedimos a la alcaldesa Amparo Marco que priorice y atienda los problemas de inseguridad que vienen denunciando los castellonenses, con el agravante de saber, por cifras oficiales del Ministerio del Interior, que la delincuencia en la ciudad de Castellón ha aumentado un 30% en 2021 respecto al mismo periodo de 2020”, explica.

“Si el mes pasado los vecinos de la calle Dean Martí denunciaban los problemas derivados de la ocupación ilegal de toda una finca, con la alteración del orden público, amenazas al resto de inquilinos, gritos y peleas, también los residentes de una finca de la calle Borriol pasan por la misma situación. El gobierno municipal no puede mirar hacia otro lado cuando son los propios castellonenses quienes están alertando de inseguridad en las calles. Y Marco, pese a esta realidad, ni convoca el Consejo Local de Seguridad, como le venimos reclamando, ni plantea soluciones. Tampoco la subdelegada del Gobierno en Castellón tiene a bien concedernos una reunión para abordar el problema”, lamenta.

Y, mientras, se suceden las quemas de contenedores en entornos como el del Raval Universitari, amanecen vehículos con las ruedas pinchadas, se repiten los actos vandálicos y problemas de alteración del orden público en algunos puntos de la ciudad, como la plaza Constitución, la plaza Isabel la Católica o la Marjaleria y la Policía Nacional investiga robos a punta de pistola como el que ocurrió el miércoles pasado a las 13:30h en la zona comercial de la Ciudad del Transporte.

“Al no convocar la Junta Local de Seguridad, la alcaldesa sigue desoyendo una de las principales preocupaciones de los vecinos. La callada por respuesta no alivia su preocupación ni soluciona el problema existente”, insiste Carrasco.

Y añade, en lugar de apoyar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, el equipo de gobierno  defiende la modificación de la Ley de Seguridad Ciudadana, una modificación que los hace más vulnerables frente a los ataques de los delincuentes, puesto que los sitúa en una posición de inferioridad legal”, ha continuado Carrasco.

Y concluye que “en nada ha contribuido el cambio de iluminación de la ciudad, en el que se han gastado 10,5 millones de euros, a la hora de crear más seguridad en las calles. Más bien todo lo contrario. La falta de luz, dejando a Castellón a oscuras, en la más absoluta penumbra, crea más sensación de inseguridad entre los vecinos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *