Carrasco: “El gobierno ‘de las personas’ tiene acumulando polvo desde hace 6 meses las bicicletas adaptadas para personas con movilidad reducida”

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, denuncia la desidia del gobierno de Amparo Marco, “que se autoproclama defensor de las personas, pero a cada gesto que hace se le cae la careta y demuestra cuáles son sus verdaderas prioridades”. La red pública de bicicletas adaptadas fue el proyecto más votado de los Presupuestos Participativos del 2018, pero está guardado en un garaje y sigue sin ser una realidad, como otros proyectos del 2016”.

“Al parecer la ubicación de las bases de estas bicicletas está retrasando su puesta en marcha, una evidencia más de la falta de previsión y total descoordinación de un gobierno que se gasta el dinero sin tener un proyecto claro de red pública de bicicletas adaptadas”, lamenta.

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, denuncia “la desidia, la falta de previsión y descoordinación” del gobierno municipal de Amparo Marco, que compró hace seis meses las primeras bicicletas eléctricas adaptadas a personas con movilidad reducida, pero que a día de hoy “siguen acumulando polvo en un garaje”.

Se trata del proyecto que más votos obtuvo (333) en los Presupuestos Participativos de 2018, valorado en 20.100 euros, “pero que el propio gobierno de Amparo Marco sigue retrasando, como tantos otros pendientes del capítulo de presupuestos participativos, incluso del año 2016, caso de la mejora de los accesos al Grupo Lourdes”, lamenta la portavoz popular. “El mismo gobierno municipal que presume de defender por encima de todo a las personas, resulta que a la hora de la verdad no les importa que familias que llevan reclamando, desde hace un año, esta red pública de bicicletas adaptadas, no puedan disfrutarlas, al no estar activas, y a pesar de estar compradas”.

La Asociación Síndrome Rett Castellón fue la que presentó la idea, pensando en los niños con enfermedades raras y otras personas con movilidad reducida, tratando así de superar la barrera de falta de accesibilidad en la ciudad, que tanto les limita en su día a día. “Al parecer, la decisión sobre dónde ubicar las bases para estacionar este tipo de bicicletas es lo que está retrasando su puesta en marcha. Una evidencia más de la falta de previsión del gobierno que primero realiza un desembolso, que podría rondar los 12.000 euros (6.000 euros cada bicicleta), y después se encuentra con el problema de no haber previsto dónde colocarlas, y mientras las familias siguen a la espera”, añade Begoña Carrasco. “En lugar de estar hablando de ampliar esa red en el año 2019, todavía estamos hablando de que no están operativas ni las primeras”, afea.

Las propias familias han propuesto al equipo de gobierno posibles ubicaciones para salir del bloqueo. El Patronato Municipal de Deportes y el Planetario son dos referencias para ubicar las bases de estas bicicletas especiales. “Sin embargo, el gobierno sigue sin pronunciarse, negando con su inacción y dejadez un servicio público a las personas con movilidad reducida, con el agravante de que las bicicletas adaptadas están compradas desde hace 6 meses”, subraya Carrasco.

De hecho, el gobierno sí se preocupó en mostrar a las familias las dos bicicletas adaptas, dejando constancia de que la compra sí se había hecho. “Mera propaganda del gobierno municipal, que sigue cayendo en los mismos errores de la legislatura pasada, con anuncios que no llegan a convertirse en realidades. Ya no es solo por el perjuicio económico, que también, sino por lo simbólico del hecho. Los castellonenses hemos pagado unas bicicletas adaptadas que no están dando servicio a las personas que las necesitan, porque la irresponsabilidad del gobierno hace que lleven 6 meses acumulando polvo en un garaje. Es el mismo agravio que lo que ocurre con la Cámara Hiperbárica del Hospital Provincial, que está en una caja en un sótano, en lugar de estar prestando servicio a los pacientes, o como los dos nuevos coches oficiales de la alcaldesa, que se compraron en Magdelena, pero que todavía no ha sacado a pasear por puro electoralismo y estrategia política”.

“El tripartito ha dejado pasar el verano, que hubiera sido una buena época para estrenar estas bicicletas adaptadas y ahí siguen, guardadas. Es el gobierno municipal quien continúa bloqueando y poniendo obstáculos a un compromiso adoptado hace un año. Exigimos su puesta en marcha inmediatamente, para garantizar una igualdad de derechos que ahora mismo no se está respetando, a pesar de estar al alcance de la mano del gobierno de Amparo Marco”, concluye Carrasco.

Deja un comentario