Carrasco: “El gobierno municipal antepone sus sillones al interés general y no renuncia a gobernar en clave partidista para zanjar su ‘(Des)Acord’”

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, valora negativamente para los castellonenses el carpetazo a una crisis de gobierno que se ha cerrado en falso, “solo ha servido para no tener presupuesto, bloqueando más de 180 millones de euros en inversiones y servicios necesarios para la ciudad”

“Lo único que han demostrado los socios de gobierno (PSOE, Compromís y Unidas Podemos) durante los casi dos meses de crisis en los que han mantenido bloqueada la ciudad, es haber renunciado a la coherencia para no perder su posición de poder. Hemos pasado del ‘Acord’, al ‘(Des)Acord de Fadell’, ayer firmaban el ‘(Re)Acord’ y los equilibrios por mantener una unidad de gobierno que no existe de puertas para adentro, porque siguen mirándose de reojo, acabarán con el tiempo siendo un ‘(Mal)Record’ para todos”, señala

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, lamenta que a la hora de zanjar la crisis de gobierno municipal entre PSOE, Compromís y Unidas Podemos “hayan primado más los sillones que el interés general de todos los castellonenses”. “Ninguno de los grupos ha renunciado a gobernar en clave de partido, dando carpetazo a una crisis de casi dos meses, que solo ha servido para que entrados en el mes de enero no tengamos presupuesto municipal, con las consecuencias negativas que ello conlleva para los castellonenses, bloqueando más de 180 millones de euros en inversiones y servicios necesarios para la ciudad”, señala.

Para la portavoz de los populares en la ciudad de Castellón, “lo único que han demostrado los socios de gobierno es haber renunciado definitivamente a la coherencia para no perder ninguno de los tres grupos políticos su posición de poder en el gobierno, cerrando la crisis en falso. Hemos pasado del ‘Acord’, al ‘(Des)Acord de Fadell’, ayer firmaban el ‘(Re)Acord’ y los equilibrios por mantener una unidad de gobierno que no existe de puertas para adentro, porque no se fían los unos de los otros, acabarán con el tiempo siendo un ‘(Mal)Record’ para todos”.

Desde el Grupo Municipal Popular lamentan que la crisis de gobernabilidad surgida a raíz de la eliminación de la Junta de Fiestas, con la consiguiente pérdida de autonomía del ‘món de la festa’, de la que se desmarcó en un principio Compromís, enfrentándose a la decisión unilateral de los socialistas liderados por Amparo Marco, se haya cerrado en falso. “Ni se ha cumplido el acuerdo plenario que obligaba a convocar en 15 días a la Asamblea de Fiestas; ni se acaba con el malestar surgido entre los colectivos y entidades festeras que se oponen a la desaparición de la Junta de Fiestas; ni se nos ha proporcionado el informe jurídico de Fiestas solicitado a cuenta de la extinción de la Junta de Fiestas”, lamenta Carrasco.

Una crisis que se ha saldado con un Compromís “que ha preferido agachar las orejas y ceder a la voluntad de su socio mayoritario, pasando de las amenazas a los abrazos; pasando de defender los Estatutos vigentes del Patronato de Fiestas a no respetarlos, tal y como ha decidido la concejala de Fiestas, Pilar Escuder, cuya política en esta materia ahora avalan sin ningún reproche”, añade la portavoz de los populares.

A su juicio, “la escenificación de la vuelta a la paz de la que los socios de gobierno sacan pecho es una muestra más de su incoherencia, ¿qué credibilidad merecen, tanto PSOE como Compromís, si donde dijeron digo, ahora dicen Diego? Ni cambio de concejalías, ni respeto a las conclusiones del IV Congreso Magdalenero que precisamente abogaban por otorgar más autonomía a quienes organizan las fiestas de esta ciudad”.

Por último, la edil popular reitera que “ha quedado claro que el tripartito está gobernando la ciudad en clave de partido, pero no en busca del interés general. Hay tres gobiernos en la ciudad que no se hablan entre sí, por mucho que de cara a la galería muestren su mejor cara. Y mientras, los castellonenses salen como siempre perdiendo: no habrá presupuesto, como pronto, hasta Pascua; tampoco hay Plan General; el paro sigue siendo la primera preocupación de los vecinos; los concursos de las viviendas sociales se quedan desiertos otra vez; siguen los desahucios,  seguimos pagando impuestos muy elevados y los acuerdos plenarios se quedan sin cumplir, como en el caso de Fiestas”.

Los populares piden sensatez y que el gobierno municipal se ponga a trabajar pensando en el bienestar de los castellonenses y no en el suyo propio. “Castellón no merece perder más tiempo con las desavenencias internas de quienes prometieron gobernar para todos, respetando todas las sensibilidades y priorizando el bienestar de las personas”, concluye Carrasco.

Deja un comentario