Carrasco: “El no de Amparo Marco a nuestras enmiendas demuestra que el presupuesto 2020 es ajeno al Covid y a los problemas de Castellón”

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, que ha valorado las cuentas municipales en una comparecencia junto a los ediles del PP Vicent Sales y Juan Carlos Redondo, ha lamentado que el equipo de gobierno “pase de nuevo el rodillo” para “tumbar las 21 propuestas por valor de 4,8 millones que hemos presentado para impulsar proyectos relacionados con la mejora de la limpieza de la ciudad frente a la Covid-19, ayudas al comercio y las pymes, inversiones productivas, medidas sociales y educativas, y mejoras en seguridad”.

Es un presupuesto que, de 181 millones de euros, destina 64 millones a personal, una partida que se incrementa además en 2,3 millones respecto a 2019 y que no para de crecer, en un año en el que el equipo de gobierno se ha incrementado además el sueldo en un 53%, 600.000 euros más que en 2019, a los que se suman otros 250.000 euros por el aumento de personal”, ha valorado el edil del PP Juan Carlos Redondo, mientras que Vicent Sales lamenta la “falta de voluntad de diálogo” de los partidos del Acord de Fadrell.

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, ha lamentado hoy “el no de Amparo Marco” a las 21 enmiendas por valor de cerca de 4,8 millones de euros que el PP ha presentado al proyecto de presupuestos municipales para 2020 y que han sido rechazadas íntegramente por el equipo de gobierno municipal. Begoña Carrasco ha hecho estas declaraciones en el transcurso de una comparecencia que ha tenido con los medios de comunicación y en la que también han participado los concejales del PP Juan Carlos Redondo y Vicent Sales.

“No nos rendimos y seguiremos trabajando por el bien de los castellonenses, porque nuestro compromiso no es con el equipo de gobierno, sino con toda la ciudadanía, con los que nos votaron y con los que no, y por eso hay enmiendas de todos los barrios de nuestra ciudad, por lo que hoy no le han dicho que no a las enmiendas y al trabajo del Partido Popular, sino a resolver los problemas de los castellonenses”, ha afirmado Carrasco.

“Los partidos del Acord de Fadrell han aplicado de nuevo su estrategia del rodillo para tumbar las 21 propuestas que habíamos presentado para impulsar proyectos especialmente necesarios para la ciudad relacionados con la mejora de la limpieza de Castellón frente a la Covid-19, ayudas al comercio y las pymes, inversiones productivas, medidas sociales y educativas, además de mejoras en materia de seguridad”, ha indicado Carrasco, que ha lamentado que “hoy el equipo de gobierno ha dicho no a nuestras iniciativas para favorecer la reactivación de la economía local y dedicar 1,8 millones de euros a mejoras como la creación de un programa de bonos comerciales, tickets de parking y ayudas directas al alquiler para reactivar el comercio local y apoyar a los pequeños empresarios y autónomos, ante las consecuencias de la crisis económica y social generada por el coronavirus”.

Al respecto, Carrasco también ha destacado que, “pese a ser peticiones que han surgido de las propias demandas vecinales, tampoco les han parecido bien nuestras enmiendas para incrementar con 700.000 euros de manera prioritaria la dotación presupuestaria en época Covid destinada a las tareas relacionadas con la limpieza de los espacios públicos urbanos y los contenedores de basura, ni las medidas para promover la incorporación de enfermeras escolares a los centros y equiparlos con desfibriladores”.

En materia de inversiones, la portavoz municipal de los Populares ha lamentado también la negativa del equipo de gobierno a la iniciativa para solicitar que las cuentas incluyeran en el capítulo de inversiones 612.725,81 euros para garantizar la puesta en marcha de cinco proyectos clave para recuperar los mercados y mejorar la accesibilidad y la seguridad: el estudio de viabilidad del proyecto de desdoblamiento de la carretera de l’Alcora, la renovación del saneamiento de la rotonda ubicada entre la calle Larra, Salvador Guinot y la calle Onda, en las inmediaciones de la avenida Valencia, dados los problemas de inundaciones detectados cada vez que se produce un episodio de lluvias; la puesta en marcha de una estación de bombeo en las inmediaciones del cauce del Barranco del Sol, a su paso por el Grupo San Agustín y San Marcos; o la culminación del centro cívico del Grupo Benadresa.

“En cuanto a los mercados, la mejora de tres infraestructuras comerciales de primer orden de la ciudad, como son el Mercado Central, cuyo plan fue anunciado justo antes de las elecciones por la propia alcaldesa Amparo Marco y del que nunca más se ha vuelto a saber; el Mercado de Abastos, que necesita mejoras urgentes dada la situación de abandono en que se encuentra; y el Mercado de San Antonio, que necesita de manera urgente un plan de dinamización, también tendrán que esperar, junto con la rehabilitación del almacén de gaiatas”, ha indicado Carrasco.

“Una vez más, este equipo de gobierno pone la directa y es ajeno a lo que pasa a la ciudad, ya que un análisis de las cuentas permite comprobar cómo los capítulos, que suman 181 millones de euros, son cuestiones que ya estaban previstas antes del Covid, y que ahora han vuelto a colar con la idea de no salirse ni un milímetro de su hoja de ruta, que para nada va con la actual situación de emergencia social que se vive en la ciudad, con 17.000 parados”, ha remarcado la portavoz municipal del PP, que ha recordado que las cuentas “se presentaron sin opción a que la oposición pudiésemos hacer aportaciones, y cuando las hemos hecho por vía enmienda, hasta 21 por un valor de casi 4,8 millones de euros, han pasado una vez más el rodillo sobre nuestras propuestas”.

Presupuesto “a martillazos”

En ese sentido, el concejal Popular Juan Carlos Redondo ha explicado que “son unos presupuestos que han llegado a trompicones, que se han cuadrado a martillazos y son fruto de las puñaladas que los tres partidos del Acord de Fadrell se han estado dando en el último año, pero que para nada atienden las demandas de los vecinos”. “Por no cumplir, no cumplen ni las promesas que han realizado, como la de aumentar en 10.000 euros la aportación al Banco de Alimentos, en plena emergencia social, y pese a haberlo anunciado a bombo y platillo y, son unos presupuestos que carecen de ambición, y son muy poco Covid, a pesar de que ahora mismo es la principal preocupación de los castellonenses”, ha afirmado Redondo.

Al respecto, el edil del PP ha lamentad que “de 181 millones de euros, destinan 64 millones de euros a personal, una partida que además se incrementa en 2,3 millones de euros con respecto al año 2019, y que no para de crecer, porque hay que recordar que este ha sido el año del aumento de sueldos del 53% del equipo de gobierno, 600.000 euros más que en 2019, a los que se suman otros 250.000 euros por el aumento del personal eventual y asesores, ha afirmado Redondo, que ha remarcado que “en una ciudad que ahora mismo tiene 17.000 parados, casi 4.000 más en el último año, resulta que hay muy poco apoyo a emprendedores, a pymes, a los comercios, a los autónomos o a quienes de verdad generan empleo”.

Por su parte, el concejal Popular Vicent Sales ha señalado que “mientras en la Diputación Provincial, donde gobiernan los mismos tres partidos que en el Ayuntamiento de Castellón, esto es, PSPV, Compromís y Podemos, hemos conseguido sacar adelante la mayoría de acuerdos por unanimidad, en el caso del consistorio solo hay una diferencia que tiene nombre y apellidos: Amparo Marco”.

“El hecho de que, una vez más, el equipo de gobierno haya pasado el rodillo por las 21 propuestas que hemos presentado, demuestra que en la ciudad de Castellón no hay un equipo de gobierno, sino una agrupación de intereses políticos que atiende a los intereses de sus siglas, pero no a los castellonenses”, ha concluido Carrasco.

Deja un comentario