Carrasco: “En 100 días el gobierno municipal sólo se ha preocupado de sus sueldos y de sus sillones”

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento, Begoña Carrasco, lamenta que “mientras PSOE, Compromís y Podemos se suben el sueldo, incrementan el número de asesores, amplían la flota de coches oficiales y los viajes al extranjero, los castellonenses siguen sin ver solucionados sus problemas”

“El Acuerdo de Fadrell será uno pero funcionan como tres gobiernos independientes que se miran de reojo. No velan por el interés general sino sólo en clave electoralista y de partido”

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, lamenta que el balance de los 100 días de gobierno de Amparo Marco, sólo hayan servicio “para subirse el sueldo el equipo de gobierno, incrementar en un 64% el número de asesores de Alcaldía, ampliar la flota de vehículos oficiales -con la compra de dos coches nuevos de alta gama, pese a prometer la alcaldesa en campaña electoral que su coche oficial serían sus zapatos- y aumentar los viajes al extranjero –a Japón y a Paraguay-, sin conocer qué beneficios reportarán a la ciudad y a los castellonenses. Mientras, seguimos con una presión fiscal muy elevada, siendo la segunda capital, por detrás de Madrid que más IBI cobra”.

Así se ha pronunciado Carrasco en rueda de prensa, acompañada por los concejales Sergio Toledo, Vicent Sales y Juan Carlos Redondo. “Estamos ante una realidad que evidencia más de lo mismo, un gobierno que no ha hecho nada pero sí nos cuesta más dinero. Sigue instalado su realidad virtual, aferrado a los anuncios que son mera propaganda, llegando a anunciar un mismo proyecto hasta 7 veces, como el de la reforma de la casa de la Cultura, del edificio Borrull o el Centro de Salud del Raval Universitari que lleva un retraso de cuatro años. Mera propaganda que, a la hora de la verdad, no aporta soluciones reales y tangibles a los problemas de los castellonenses. La única preocupación de PSOE, Compromís y Podemos en todo este tiempo ha sido mirarse el ombligo y actuar en clave electoralista, mirando antes por sus siglas que por el interés general, porque el Acuerdo de Fadrell será uno pero funcionan como tres gobiernos distintos, con una alcaldesa que va por libre, velando cada uno por los intereses de sus votantes, mirándose de reojo intentando ocultar las discrepancias internas” señala.

La edil popular afea al gobierno tripartito que mientras éste sigue de brazos cruzados “en Castellón sigue subiendo el paro estructural, estancado en los 13.500 personas, ha sido el peor agosto de hace 10 años con 4 pardos más cada día; siguen incrementándose las listas de espera en trece personas más al día y seis personas al día más cuando se trata de una intervención quirúrgica, suben las solicitudes para un piso social, con el fracaso reconocido por la propia concejala de su política estrella. También siguen al alza las listas de espera en dependencia. Y aumentan las listas de espera por la falta de plazas públicas de residencias de mayores en la ciudad o el aumento de las reclamaciones de los colegios que no han visto cubiertas todas sus necesidades. En definitiva, no hay  avances destacados en materia de empleo, sanidad, educación o políticas sociales”.

Y todo esto mientras el gobierno municipal ni es más transparente, ni más participativo. “La muestra es la Comisión de Investigación de la Sala de Emergencias, que hemos solicitado dos grupos de la oposición para aclarar las deficiencias de funcionamiento porque a pesar de llevar invertidos cerca de 2 millones de euros no funciona como debería. Y un atasco en los presupuestos participativos que lleva a tener pendientes los proyectos desde 2016, como los accesos al Grupo Lourdes”, recuerda Carrasco.

Tampoco mejoran la situación los 32 millones que la ciudad de Castellón deja de ingresar cada año por la falta de revisión del modelo de financiación autonómica, o los 2,32 millones de euros reconocidos que adeuda la Generalitat al Ayuntamiento de Castellón, “sin que el gobierno municipal se haya movido para reclamar lo que nos corresponde”.

Infraestructuras pendientes

En el listado de infraestructuras pendientes, la portavoz popular señala que no se ha limpiado el cauce del Río Seco, “ni se tienen noticias de la ampliación de su desembocadura a pesar de que la alcaldesa anunciara una inversión comprometida de 10,6 millones de euros”.

No se ha construido ningún colegio nuevo y el centro de Salud del Raval Universitario sigue apareciendo como un centro auxiliar con más de 4 años de retraso. Tampoco está la residencia para mayores. Ni tampoco ha llegado la reforma de la Casa de la Cultura. Nada se sabe de la reforma del Mercado Central; no se abrieron en junio las nuevas instalaciones de la Policía Local en el Grao, porque no es una nueva comisaria, no implica mayor número de agentes; ni está la reforma del antiguo edificio de Borrull. “Antes de elecciones se vendió a los medios en tres ocasiones, el convenio sigue sin firmar y lo único que sabemos es que el coste no para de subir y que el grueso lo van a terminar pagando todos los castellonenses de su bolsillo, porque la aportación de la Generalitat va a ser mínima, a pesar de ser la institución que lo vaya a ocupar en mayor medida. De momento, el Ayuntamiento pagará 12 millones de euros”, explica la edil popular.

El listado también destaca que se ha cumplido un año sin avances en la mejora del camí La Ratlla; el Corredor Mediterráneo lleva un retraso de años que tampoco lo coloca entre las prioridades de los socialeistas; no hay calendario para la Ronda Oeste; falta el acceso ferroviario sur; el acceso por carretera sur al puerto, el Archivo Histórico de Castellón.

Fruto de las prisas de la campaña electoral, “hemos visto cómo ha habido que paralizar más de dos meses el proyecto del Parque de la Panderola, las  máquinas entraron antes de elecciones, para después pararlas y rectificar el proyecto”.

A tenor de esta serie de despropósitos, “vemos que la política municipal hace más aguas que el inaugurado puente del Siglo XXI, en el Raval Universitario, que se abrió al tráfico la noche de la jornada de reflexión, pero que quedó inundado con el último episodio de gota fría”.

Seguridad y Limpieza

La lista de actuaciones pendientes lleva a evidenciar los nulos avances en seguridad y limpieza. La Tenencia de Alcaldía del Grao sigue cerrada los fines de semana y festivos, “mientras una nueva oleada de robos en domicilios y comercios del Grao se han sucedido en estos 100 días, con el agravante de que ha habido días este verano en los que sólo ha habido dos patrullas efectivas ejerciendo las labores de vigilancia en las calles, para una ciudad de 172.000 habitantes”, denuncia Carrasco.

Una falta de seguridad de la que también se han quejado los vecinos del Grupo Lourdes. Y mientras, los miembros de las BAF siguen campando a sus anchas, “con pintadas a favor de los detenidos por la paliza a dos agentes de la Guardia Civil en Alsasua en la plaza Isabel la Católica desde hace varios meses, sin que nadie proceda a limpiarlas” apunta.

Tampoco hay Plan Antiinundaciones, “a pesar de que en 2018 dijeron que era ya de aprobación inmediata”. “Esperemos que para la próxima gota fría pueda estar aprobada ya y, así, Castellón pueda cumplir con la normativa autonómica en materia de inundaciones, al igual que en materia de prevención de incendios, ya que tampoco tenemos plan específico”, recuerda Carrasco.

La ordenanza de solares abandonados sigue pendiente desde 2016; las calles están sucias, los contenedores están desbordado y en la Marjalería proliferan los vertederos incontrolados sin que se actúe.

Sanidad y Educación

Los recortes en Sanidad, “que se arrastran de la anterior legislatura, siguen causando estragos. No solo no se ha reforzado el personal de los centros de salud de la ciudad, sino que incluso ha empeorado: el consultorio de la Marjaleria solo ha abierto una hora al día en verano, ahora ya ni eso, y los vecinos de San Lorenzo han estado días sin atención sanitaria porque no se cubre las bajas del personal. Además, el edificio oncológico del Hospital Provincial sigue sin estar activo, la Cámara Hiperbárica está en un cajón, las listas de espera se incrementan cada día”, apunta la portavoz popular.

Y en materia educativa, “no solo no está el Vicent Marzà, sino que tampoco está la rehabilitación integral del Herrero, ni del Mestre Canós, ni Elcano. Ni tampoco ninguno de los previstos en el Plan de Infraestructuras de la Conselleria de Marzà, hasta un total de 13 centros”.

Turismo

Para Carrasco el turismo sigue siendo el gran olvidado, “prueba de ello es que ni siquiera se ha constituido todavía el nuevo patronato de Turismo”. La posible implantación de la tasa turística “amenaza la competitividad del sector; seguimos sin ver desarrollado el Plan Estratégico; sin un plan de dinamización turística potente. Y mientras, las caravanas siguen campando a sus anchas sin la preceptiva ordenanza municipal”.

Vivienda y política social

Respecto a la inacción en las políticas de vivienda, Carrasco recuerda que ya quedó patente en el último pleno la falta de control que existe en la gestión de las viviendas sociales. La concejala del área, María Jesús Garrido, perteneciente a la confluencia Unidad Podemos, reconoció que en estos cuatro años no se ha hecho nada, que no saben quién vive allí y que en las viviendas que hay se vende droga.

No se ha ampliado el parque de viviendas sociales, “porque cada concurso que sale a la luz queda desierto sistemáticamente, ni se han parado los desahucios, el último la semana pasada”. Asimismo,  l’Escoleta d’Estiu, que tenía que atender las emergencias sociales de las familias desfavorecidas, al margen de dar servicio a las familias en general de la ciudad, no funcionó en el mes de julio. “Las licitaron dos días antes de elecciones, para usarlas políticamente en la campaña electoral, pero luego no se ha activado, y todavía no han aclarado el coste ni el funcionamiento final de la misma”, señala la portavoz popular.

“Frente a esta desidia y acumulación de trabajo del equipo de gobierno, seguiremos reclamando una solución para garantizar la continuidad de las Tascas y por eso llevamos una iniciativa al pleno reclamando su declaración como zona de tradición gastronómica; una bajada de los impuestos a los castellonenses, defenderemos los intereses de los castellonenses en todos los foros, como son las Cortes Valencianas, el Congreso de los Diputados y el Senado, para que cada gobierno tenga en cuenta las deudas pendientes con los castellonenses”.

“El balance de 100 días de gobierno es muy malo, y lleva a perder oportunidades de futuro a los castellonenses. No llega inversión y los elevados impuestos que se pagan en Castellón no se traducen en mejores servicios. Es la consecuencia directa de un equipo de gobierno que ni está ni se le espera, puesto que lo que hicieron solo ganaron las elecciones fue bajar la persiana y marcharse de vacaciones y aunque han vuelto, parecen que siguen en ellas”.

Las nuevas elecciones a la vuelta de la esquina “sólo van a servir para que los tres partidos del equipo de gobierno municipal hagan más anuncios y den más titulares, pero no se traduzcan en trabajo y mejoras para los castellonenses. Pedimos que el equipo de gobierno se ponga a trabajar, pensando en los castellonenses y no en las siglas. Y, por supuesto, tendemos la mano para apoyar cuantas iniciativas sean positivas para los castellonenses, desde la lealtad institucional, la responsabilidad y el interés general, pero por supuesto desde el consenso y desde la colaboración”, concluye Begoña Carrasco.

Deja un comentario