Carrasco impulsará Brigadas Caninas en los barrios para garantizar la limpieza de la orina y heces de las mascotas en la vía pública

La portavoz del Grupo Municipal Popular se compromete a crear equipos específicos que porten utensilios específicos de limpieza para sanear las esquinas y zonas verdes, ahora mismo una de las grandes preocupaciones de los vecinos.

 

La líder del PP en el Ayuntamiento también impulsará campañas de concienciación y educación, y denuncia la dejadez de funciones del equipo de gobierno, que ha reducido al mínimo las sanciones y controles.

 

Begoña Carrasco impulsará la creación de Brigadas Caninas en los barrios para garantizar la limpieza de la orina y heces de las mascotas en la vía pública. Asimismo, también habrá agentes de policía de paisano para reforzar la acción sancionadora ante los comportamientos incívicos. El objetivo es “actuar y erradicar el que hoy es uno de los principales problemas para los castellonenses, la suciedad de las calles. Los animales de compañía han proliferado de manera exponencial en la ciudad, pero este fenómeno lleva aparejada una problemática que necesita ser solucionada, puesto que la orina y las heces de los mismos se han convertido en un quebradero de cabeza para los castellonenses, además de ser un evidente problema salubridad, por la acumulación de restos en muchos puntos, como esquinas o zonas verdes”.

Carrasco ha realizado este anuncio después de mantener una reunión con el presidente del Colegio Oficial de Veterinarios de Castellón, Luis Miguel Gargallo, la vicepresidenta de la organización, Ana Pascual; y el secretario Vicente Betored. El objeto de la reunión ha sido analizar la problemática que existe en la ciudad, así como las posibles soluciones a adoptar, teniendo en cuenta que la relación de mascotas en la ciudad está “muy por encima de la media de otras ciudades, según nos comentan desde el Colegio”. Asimismo, también les ha planteado la viabilidad de implantar una medida que su equipo está ahora mismo estudiando: implantar un sistema de control de las heces de los canes mediante el análisis del ADN, como ya existe en algunas ciudades de la Comunidad.

“La suciedad de las calles de Castellón está entre las principales preocupaciones de los castellonenses. Así que estamos trabajando en posibles acciones para atajarla”, ha indicado.

Precisamente, los datos oficiales facilitados al PP por el bipartito en el Ayuntamiento de Castellón ponen de manifiesto una “preocupante relajación” de los controles, lo que explicarían “el aumento de la suciedad en la ciudad, inversamente proporcional a la acción sancionadora de los agentes”: Mientras en el año 2015 se impusieron 501 sanciones asociadas a perros y mascotas, en el año 2018 fueron 356. Y de ellas, de las 133 sanciones impuestas por depositar excrementos en la vía pública, se ha pasado a solo 26 en el año 2018.

La portavoz del Grupo Municipal del PP, tras la reunión con la directiva del Colegio de Veterinarios de Castellón, manifiesta que “hay un problema educacional por parte de cierto número de propietarios de perros, lo que está derivando en un problema de carácter sanitario”. Por este motivo, una de las medidas también será “promover campañas de educación y concienciación, para compatibilizar la posesión de animales de compañía  con el respeto a los espacios públicos, especialmente en lo que a ensuciar la vía pública se refiere”, ha subrayado Begoña Carrasco.

Y la segunda medida será “incrementar las labores de limpieza”. “De este modo, no solo vamos a crear equipos de limpieza de barrio, para que haya profesionales asignados a todas las zonas de la ciudad, y garantizando así que hay en todas las vías, sino que además vamos a crear Brigadas Caninas, que portarán equipos especiales de limpieza, específicos para eliminar la acumulación de orines que ahora mismo hay en las esquinas y portales de Castellón, y que merecen un tratamiento específico”, ha añadido.

Y en tercer lugar, la portavoz del PP en el Ayuntamiento propone la organización de “voluntariado de personas para que colaboren en el control de aquellas actitudes que van en contra del comportamiento cívico o de los problemas que se hayan podido detectar, para que sean rápidamente corregidos o eliminados”.

“Los animales domésticos se han convertido en un miembro más de muchas familias de castellonenses. Pero este fenómeno ha de llevar un lógico control. Los veterinarios nos advierten de la necesidad de que todos los animales estén identificados con microchip y registrados e inscritos en el Rivia. En la actualidad, hay inscritos 30.608 animales de compañía en el municipio de Castellón, de los cuales 29.473 son perros”, recalca Carrasco, tras la reunión con el presidente del Colegio de Veterinarios, Luis Miguel Gargallo. Un dato que contrasta con los “844 perros” del censo canino del Ayuntamiento de Castellón, según los datos oficiales facilitados a este grupo municipal.

También los animales catalogados en la legislación como potencialmente peligrosos han de obtener en el Ayuntamiento la Licencia para la Tenencia de Animales Potencialmente Peligrosos e inscribirlos en el Registro del municipio.

Asimismo, los expertos del Colegio han manifestado su preocupación por otra realidad: el elevado número de animales abandonados en el municipio de Castellón, estimado entre 700 y 800 anuales. De ahí la importancia de que se eduque a los castellonenses y se les conciencie de que un animal no es un juguete”, añade Begoña Carrasco.

Deja un comentario