Carrasco: “Las prisas por cerrar el centro de acogida Penyeta Roja han hecho que no se piense en los menores tutelados ni en los trabajadores”

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, explica que ha tenido que ser el secretario y los técnicos de la Diputación los que paren los pies a una institución que “se ha plegado a los intereses partidistas de Mónica Oltra, sin pararse a pensar en las necesidades de los menores tutelados, ni garantizar en otro centro el servicio que ahora se está prestando, puesto que el cierre de la instalación comporta el despido de 10 trabajadores”

“Lamentablemente se confirma lo que venimos denunciando. Los recortes de servicios sociales en la ciudad de Castellón dejan desprotegidos a los menores en situación de desamparo sin que los gobiernos de izquierdas prioricen su bienestar, y sin que la alcaldesa de Castellón se haya pronunciado, a estas alturas, sobre la polémica que los suyos y Compromís han generado en la capital. Hemos pedido la comparecencia de Mónica Oltra; hemos presentado una batería de preguntas al gobierno de la Generalitat y hemos solicitado una visita al centro de menores Verge del Lledó porque nosotros no vamos a quedarnos de brazos cruzados”, señala.

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, lamenta que las prisas de la Diputación de Castellón por cerrar el centro de acogida de menores Penyeta Roja, con su vicepresidenta Patricia Puerta al frente, -que a su vez es concejala en el Ayuntamiento de la capital-, hayan hecho que no se piense en el bienestar de los menores tutelados, ni tampoco en la decena de trabajadores que van a ser despedidos. “Ha tenido que ser el secretario y los técnicos de la Diputación los que paren los pies a una institución que se ha plegado a los intereses partidistas de la vicepresidenta del Consell y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, porque entienden que las cosas no se han hecho bien”, señala.

Cabe recordar que el secretario provincial y el jefe del servicio de Innovación Pública impidieron ayer la votación del punto del orden del día sobe la supresión del servicio del centro de acogida de menores de Penyeta Roja, que lleva funcionando más de treinta años, al entender que para llevar a cabo dicho cierre hace falta más documentación de la conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas. “Esta falta de documentación viene a confirmar lo que desde la capital fuimos los primeros en denunciar. Con el cierre del centro de acogida de Penyeta Roja se está actuando con prisas y sin estudiar la situación de los menores tutelados a quienes afecta directamente, porque tampoco se ha actuado para acondicionar unas dependencias en el centro de menores Verge del Lledó, de titularidad autonómica y ubicado en Hermanos Bou, que ya acoge a menores extranjeros no acompañados (menas)”, explica Carrasco.

Y añade: “Los recortes de servicios sociales y, especialmente, los que atañen a la política de menores en la ciudad de Castellón dejan desprotegidos a los más vulnerables sin que los gobiernos de izquierdas prioricen su bienestar, y sin que la alcaldesa de Castellón se haya pronunciado, a estas alturas, sobre la polémica que los suyos y Compromís han generado en la capital”.

 

La portavoz de los populares en la ciudad de Castellón recuerda que desde que fueron conocedores del cierre del centro de acogida de menores Penyeta Roja, han trasladado a su grupo en las Cortes Valencianas su preocupación y profundo malestar para que los diputados autonómicos presenten una batería de preguntas al gobierno de la Generalitat. Asimismo han solicitados la comparecencia en la cámara autonómica de la vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra para que dé explicaciones, y han solicitado una visita al centro de menores Verge del Lledó, “porque nosotros, desde luego no estamos dispuestos a quedarnos de brazos cruzados como lo está haciendo la alcaldesa de Castellón que sigue mirando hacia otro lado en lugar de defender a los menores desamparados”, aclara.

 

“Frente al tijeretazo de PSOE y Compromís con el cierre de infraestructuras; despido de personal y  empeoramiento de la calidad asistencial a los menores en situación de riesgo de exclusión social, reivindicamos inversión y dedicación”, reivindica la edil popular. A su juicio se trata de un tema muy sensible que afecta a los menores más vulnerables en la ciudad de Castellón, “que no merecen ser tratados como meros números”.

“Generalitat, Diputación y Ayuntamiento se han limitado a echar el cierre a unas instalaciones sin antes garantizar las condiciones óptimas de acogimiento a los bebés y menores tutelados de 0 a 12 años, que serán trasladados al centro de menores Verge del Lledó, donde compartirán instalaciones con menores extranjeros no acompañados (menas), de 16 y 18 años, de problemática muy distinta”, concluye Carrasco.

Deja un comentario