Carrasco: “Para la ‘Vuelta al cole’, el equipo de gobierno de Amparo Marco ha cargado las mochilas de los castellonenses hasta los topes de impuestos”

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, ha lamentado que “además de establecer un nuevo calendario de pagos que concentra el cobro de los impuestos en el último trimestre del año, en los últimos cinco, años, desde 2015, el consistorio ha acumulado un remanente de más de 94 millones de euros por inversiones que no ha ejecutado, y, de esta cantidad, más de 36 millones se han destinado a pagar deuda anticipada a los bancos en lugar de quedarse en el bolsillo de los castellonenses o reinvertirse en mejorar infraestructuras y servicios”.

“Tal y como alertamos desde el PP, los hechos confirman que, en lugar de la rebaja fiscal que el equipo de gobierno vendió a bombo y platillo, lo que se ha hecho es un aplazamiento del calendario de pagos y que Amparo Marco prefiere cobrar a los castellonenses el 100% de los tributos para rescatar bancos o dárselo a Pedro Sánchez en lugar de reducir la carga impositiva, pese a que había margen para hacerlo y justo cuando las familias y pymes necesitan mayor liquidez”, ha afirmado Carrasco.

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, ha expresado su “malestar” ante el incremento de la carga impositiva que afectará a todos los castellonenses a raíz de la modificación del calendario fiscal que el equipo de gobierno estableció al inicio de la pandemia.

“Para la ‘Vuelta al cole’, el equipo de gobierno de Amparo Marco ha cargado las mochilas de los castellonenses hasta los topes de impuestos”, ha valorado Carrasco, que ha recordado que el nuevo calendario fiscal de la ciudad “más que flexibilizar los pagos, lo que ha hecho es concentrar todos los impuestos en el último trimestre del año”. “Al cobro del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), que expiró el lunes 31 de agosto, se sumarán ahora el impuestos de vehículos, el de vados, la tasa de basuras, el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) y la tasa por utilización privativa o aprovechamiento especial del dominio público, que se cobrarán entre septiembre y noviembre”, ha recalcado la portavoz Popular, que ha detallado que “en los últimos cinco años, desde 2015, el consistorio ha acumulado un remanente de tesorería por inversiones que no ha ejecutado de más de 94 millones de euros, más de 10 millones sólo en el último año. Y, de esta cantidad, más de 36 millones se han destinado a pagar deuda anticipada a los bancos en lugar de quedarse en el bolsillo de los castellonenses o reinvertirse en mejorar infraestructuras y servicios necesarios para la ciudad”.

En ese sentido, Carrasco ha valorado que “tal y como alertamos hace meses desde el PP, los hechos confirman que, en lugar de la rebaja fiscal que el equipo de gobierno vendió a bombo y platillo, lo que se ha hecho es un aplazamiento del calendario de pagos para, en lugar de repartir los cobros a lo largo de todo el ejercicio, como se hacía hasta ahora, concentrarlos todos en el segundo periodo del año”, una circunstancia que, según la portavoz municipal del PP, “va a complicar todavía más la situación económica de las familias, que en muchos casos ya afrontan a duras penas las consecuencias de una crisis sanitaria, social y económica que ha dejado a cerca de 16.000 personas desempleadas en la ciudad”.

La portavoz municipal de los Populares ha recordado además que “con la aplicación de este nuevo calendario fiscal, se demuestra además que Amparo Marco prefiere cobrar a los castellonenses el 100% de los tributos para dárselo a Pedro Sánchez a través de la incautación de los remanentes en lugar de optar por reducir la carga impositiva, pese a que había margen para hacerlo y justo cuando las familias y pymes necesitan mayor liquidez”.

Carrasco ha reseñado al respecto que el equipo de gobierno aprobó en el pleno del pasado mes de junio una modificación de crédito por valor de más de tres millones y medio de euros de remanentes que se destinaron a pagar deuda bancaria. “En lugar de dedicarse a rescatar bancos por su falta de gestión o tratar de favorecer a un Gobierno que no ha movido ni un dedo para apoyar a las entidades locales en su lucha contra la pandemia y sus consecuencias, esta amortización de deuda podría haber servido para bajar los impuestos con el fin de ayudar a todos los castellonenses a paliar los efectos de la pandemia”, ha indicado la edil del PP, que ha lamentado que “el equipo de gobierno de Amparo Marco, lejos de poner en marcha iniciativas efectivas para contribuir al bienestar de la ciudadanía se dedica, justo en el peor momento, a agujerearles el bolsillo con su gestión en esta ciudad”.

Deja un comentario