Carrasco pide a Amparo Marco transparencia ante la crisis interna del Patronato de Turismo de Castellón

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, afirma que la alcaldesa de la capital “no puede caer en más contradicciones en menos tiempo.

Si se la cesa porque no cumplió expectativas, el grado de ejecución del presupuesto era  muy bajo y por la gestión deficitaria, es incuestionable que la política turística de la ciudad se ha visto más que afectada. Y lo contrario, si no afecta a la política turística, es que entonces el cese ha respondido a otras cuestiones que nada tienen que ver con las que oficialmente se han esgrimido”.

“La realidad es que ahora mismo, el Patronato de Turismo no tiene gerente, la persona que debería estar trabajando en la planificación de la próxima campaña, y no hay noticias de cuándo se va a suplir la vacante, ni con qué perfil ni cómo se va a hacer. Tampoco se han presentado objetivos ni se está hablando del presupuesto con que contará la entidad para el próximo ejercicio, cuando el mes de noviembre encara ya su recta final”, apunta.   

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, reclama a Amparo Marco transparencia ante la crisis interna que existe en el seno del Patronato Municipal de Turismo, y que tiene paralizada la gestión del ente desde hace cuatro años, “si bien en las últimas semanas se ha agravado, por los despidos y dimisiones del equipo de la alcaldesa”.

Carrasco replica así a las declaraciones que Marco realizaba esta misma semana, en las que aseguraba que “la destitución de la gerente del Patronato Municipal de Turismo no afectará a la gestión ni a la política turística de la ciudad”, para después asegurar que se cesó a Amparo Martínez Soria porque “no cumplió expectativas, el grado de ejecución del presupuesto era  muy bajo y la gestión deficitaria”. “No se puede caer en más contradicciones en menos tiempo. Si se la cesa por todo esto, es incuestionable que la política turística de la ciudad se ha visto más que afectada. Y lo contrario, si no afecta a la política turística, es que entonces el cese ha respondido a otras cuestiones que nada tienen que ver con las que oficialmente se han esgrimido”, reflexiona la portavoz Popular.

“La realidad es que ahora mismo, el Patronato de Turismo no tiene gerente, la persona que debería estar trabajando en la planificación de la próxima campaña, y no hay noticias de cuándo se va a suplir la vacante, ni con qué perfil ni cómo se va a hacer. Tampoco se han presentado objetivos ni se está hablando del presupuesto con que contará la entidad para el próximo ejercicio, cuando el mes de noviembre encara ya su recta final”, apunta.

“Una vez más, vemos que la gestión interna de los órganos que componen el Ayuntamiento de Castellón es más que deficiente cuando está en manos del PSPV”, lamenta. “Tiene razón Amparo Marco cuando dice que la designación del presidente del Patronato es una decisión que depende de ella. Pues precisamente por eso, porque depende de ella como ella misma remarca, es responsable última de todo lo que ocurre en la materia”, afirma.

Hay que recordar que al cese de la gerente del Patronato de Turismo se une la renuncia del representante del PSOE en dicho consejo rector, la persona que estaba llamada desde hace cuatro años a asumir dicho puesto, “y que ahora ha dado la espantada, justo cuando el puesto de gerente quedaba libre y podía ocuparlo”.

“El Ayuntamiento de Amparo Marco no tiene nada de ideal y sí mucho de surrealista. Pierde ayudas un día sí y otro también, no es capaz de ejecutar sus propios presupuestos pero exprime a los castellonenses hasta la última gota a base de impuestos, y funciona como tres ayuntamientos distintos en lugar de como un solo equipo de gobierno”, subraya Begoña Carrasco. “Los problemas en el seno del Patronato de Turismo son una muestra más del desgobierno interno que se vive en el Acord de Fadrell”, apunta.

Hay que recordar que en febrero de 2016 el Partido Popular denunció el plagio del Plan Estratégico de Turismo del País Vasco para la ciudad de Castellón, un documento que costó a todos los castellonenses 17.000 euros. Un gasto que posteriormente tampoco ha servido para nada, puesto que sigue sin reunirse la comisión de trabajo que debía desarrollarlo.

“Y mientras tanto, Castellón sigue sin una apuesta turística clara, sin una puesta en valor de los recursos que tenemos en la ciudad, como el aeroclub, continúa la invasión de autocaravanas, no se tiene previsto prolongar el Paseo Marítimo hasta Benicàssim, a pesar de que la alcaldesa lo prometió en elecciones, sin la oficina de turismo en la estación de Castellón que ha vendido en al menos hasta en tres ocasiones, y en definitiva, sin situar a la capital de la Plana en el mapa del turismo de la provincia de Castellón”, concluye Begoña Carrasco.

Deja un comentario