Carrasco pide a Marco que “atienda el clamor de los comerciantes de Castellón”

Piden “más ayudas” para evitar el cierre definitivo de sus negocios

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, ha lamentado que “según nos han trasladado los propios comerciantes, en general las perspectivas para los próximos meses no son buenas, ya que se prevé que las ventas en nuestra ciudad mantengan la tendencia decreciente que ha caracterizado los últimos meses, por lo que resulta fundamental implementar nuevos programas de ayuda que contribuyan a la pervivencia de los negocios”.

“Mientras las calles de la ciudad se llenan de persianas bajadas y carteles de ‘se vende’, el equipo de gobierno sigue haciendo oídos sordos a las necesidades reales de un sector que ve cómo los 1.200 euros de ayuda máxima a los que, en teoría, pueden optar son insuficientes para paliar casi siete meses de pérdidas y que necesita de una colaboración más estrecha por parte de las instituciones para impulsar su recuperación”, ha indicado Carrasco.

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, se ha hecho eco del “malestar” existente entre el sector comercial de la capital de La Plana ante la crisis que afecta a los negocios, en su mayor parte pymes y autónomos, desde el inicio de la pandemia. Por ello Carrasco ha pedido a la alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, que “atienda el clamor de los comerciantes”, que solicitan “más ayudas” para evitar el cierre definitivo de unos negocios que, en la mayor parte de los casos, arrastran cerca de siete meses de pérdidas”.

En ese sentido, Carrasco, ha lamentado que “según nos han trasladado los propios comerciantes, en general las perspectivas para los próximos meses no son buenas, ya que se prevé que las ventas en nuestra ciudad mantengan la tendencia decreciente que ha caracterizado los últimos meses, especialmente en ámbitos como el relacionado con la moda, por lo que resulta fundamental implementar nuevos programas de ayuda que contribuyan a la pervivencia de los negocios”.

La portavoz del Grupo Municipal Popular ha destacado a su vez los “malos resultados” que, según nos han indicado los comerciantes, ha tenido este año la campaña de verano, “una campaña que se ha visto afectada por el descenso en el número de turistas que han visitado la ciudad debido a la situación generada por el coronavirus, así como a la caída que han experimentando las ventas por la incertidumbre de miles de familias en una ciudad que sigue rozando los 16.000 parados”.

“El propio equipo de gobierno es conocedor de esta situación, porque así nos lo han trasladado los comerciantes durante la celebración de la Comisión de Impulso de la Ciudad, de la que forman parte y que evidencia la situación de parálisis que atraviesa Castellón ya que, siete meses después de que se decretara en estado de Alarma, seguimos sin contar con Plan de Recuperación”, ha indicado Carrasco.

Así, ha señalado que “mientras las calles de la ciudad se llenan de persianas bajadas y carteles de ‘se vende’, el equipo de gobierno sigue haciendo oídos sordos a las necesidades reales de un sector que ve cómo los 1.200 euros de ayuda máxima a los que, en teoría, pueden optar son insuficientes para paliar casi siete meses de pérdidas y que necesita de una colaboración más estrecha por parte de las instituciones para impulsar su recuperación”.

Al respecto, Carrasco ha recordado que “la alcaldesa Amparo Marco anunció la puesta en marcha de una campaña de ayudas por un millón de euros para los comercios de la ciudad, campaña que ahora también se ha abierto y metido en los mismo saco a los establecimientos de hostelería y de ocio nocturno, pero sin ampliar el importe, lo que supone que ese millón tendrá que repartirse entre más negocios, con lo que se reducirá notablemente el importe de las ayudas finales que llegarán a los establecimientos”.

Por ello, la portavoz municipal del PP ha incidido en la “necesidad” de activar “un programa de ayudas reales y efectivas” para “salvar” al comercio de proximidad de la ciudad, “ya que lo que se ha hecho hasta ahora no solo resulta insuficiente sino que es necesario reactivar un consumo que en nuestra ciudad ha comenzado a retroceder a los niveles del periodo del confinamiento, lo que repercute muy negativamente en un sector que ya se ha visto muy duramente castigado por la crisis”.

Deja un comentario