Carrasco pide a Marco que “no pase el rodillo por encima de las necesidades de los vecinos” en la reforma de la avenida de Lidón

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, ha reiterado sus “dudas” sobre el hecho de que los vecinos puedan participar en el diseño de esta infraestructura, “porque en los propios decretos que la misma alcaldesa ha firmado y que se votaron en el pleno de este último jueves se especifica claramente que el cambio pasa por ampliar las aceras, abrir un carril bici y limitar a un carril el paso para los vehículos, en lugar de mantener los dos actuales, como piden los afectados”.

Así, ha insistido en que “la alcaldesa y su equipo no pueden seguir gobernando de espaldas a los vecinos” y ha recalcado que “pedimos y exigimos que se les escuche, porque el ayuntamiento no puede tomar ni activar ninguna decisión sin haber puesto en marcha antes un proceso de participación ciudadana que sea real, tal y como exige la propia Unión Europea a la hora de poner en marcha proyectos financiados con fondos europeos”.

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, ha pedido al equipo de gobierno liderado por la alcaldesa de la ciudad, Amparo Marco, que “no pase el rodillo por encima de las necesidades y de la voluntad de los vecinos” que residen en las inmediaciones de la avenida de Lidón a la hora de acometer la reforma del vial, con el fin de evitar los problemas de movilidad y accesibilidad derivados de estas obras que denuncian los propios afectados.

Esta demanda llega después de que en el pleno del jueves el PP interpelara a la alcaldesa sobre esta cuestión y, en lugar de arrojar más luz sobre el proyecto, Amparo Marco incrementara las dudas. En concreto, a la pregunta sobre el margen de maniobra que se dejará a los vecinos para que puedan participar en el diseño del proyecto e incorporar su petición de no eliminar uno de los carriles existentes en la actualidad para la circulación de vehículos, la primera edil contestó que: “El margen será todo el que establezca la Unión Europea”

La portavoz municipal del PP ha reiterado sus “dudas” sobre el hecho de que los vecinos puedan participar en el diseño de esta infraestructura, “porque en los propios decretos que la misma alcaldesa ha firmado y que se votaron en el pleno de este último jueves se especifica claramente que el cambio pasa por ampliar las aceras, abrir un carril bici y limitar a un carril el paso para los vehículos, en lugar de mantener los dos carriles actuales, como piden los afectados”.

En esa línea, ha alertado también de que “la propia resolución del Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDEA) también recoge que el proyecto para el que se le concede la subvención europea se debe ajustar a las características técnicas del estudio técnico en el que se sustentó en su día la petición de los fondos, y que no es otra cosa que, de nuevo, cerrar al tráfico de vehículos uno de los dos actuales carriles de la avenida de Lidón”.

“Los vecinos cuestionan además el ahorro de emisiones de dióxido de carbono que se anuncia en el propio estudio, ya que solo tiene en cuenta los valores del eje en el que se va a actuar, pero no el aumento que dicha reforma generará en los viales adyacentes”, ha indicado la portavoz del PP, que ha recordado que “se trata de un proyecto que cuenta con la oposición frontal de los ciudadanos que residen en esta zona y que rechazan llevar a cabo una reforma que no han pedido, que consideran innecesaria y que va a suponer un profundo cambio en la fisonomía del barrio, generando más problemas de movilidad y de accesibilidad que beneficios”, por lo que ha pedido a Marco que “recapacite” y “dé marcha atrás”, porque “deben ser los vecinos quienes, en primera persona y sin presiones ni imposiciones, decidan cómo quieren que sea su barrio y las características que quieren que tenga”.

“La alcaldesa de Castellón y su equipo no pueden seguir gobernando de espaldas a los vecinos”, ha valorado Carrasco, que ha recalcado que “pedimos y exigimos que se les escuche, porque el ayuntamiento no puede tomar ni activar ninguna decisión sin haber puesto en marcha antes un proceso de participación ciudadana que sea real, tal y como exige la propia Unión Europea a la hora de poner en marcha proyectos financiados con fondos europeos”.

Deja un comentario