Carrasco pide a Marco y Puig que active “medidas urgentes” para salvar a un sector hostelero “que está en la UCI”

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, ha recordado que “las nuevas restricciones que se están aplicando a los establecimientos a raíz de las últimas directrices sanitarias están condenando al cierre a un sector que lleva meses haciendo un esfuerzo tremendo por mantenerse a flote y que se ve abocado al cierre por la falta de empatía de un equipo de gobierno que no les escucha ni promueve acciones efectivas que contribuyan de manera real a aliviar su situación”.

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón Begoña Carrasco, que ha participado en la movilización convocada hoy por el sector de la hostelería – representado por las organizaciones Ashotur y Ashocas- en la plaza María Agustina como protesta ante la delicada situación por la que atraviesa el sector, ha pedido a la alcaldesa de la capital, Amparo Marco; y al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, que “activen de una vez medidas urgentes para salvar a la hostelería de nuestra ciudad, un sector que actualmente se encuentra en la UCI y agonizando”.

La portavoz del Grupo Municipal Popular ha remarcado al respecto que “las nuevas restricciones que se están aplicando a los establecimientos a raíz de las últimas directrices sanitarias están condenando al cierre a un sector que lleva meses haciendo un esfuerzo tremendo por mantenerse a flote y que se ve abocado al cierre por la falta de empatía de un equipo de gobierno que no les escucha ni promueve acciones efectivas que contribuyan de manera real a aliviar su situación”.
“Aunque desde el minuto uno tendimos nuestra mano a Amparo Marco y su equipo y les propusimos medidas de ayuda al sector, como la puesta en marcha de bonificaciones y deducciones fiscales, ayudas al alquiler o la creación de partidas de fondos específicas, todas fueron rechazadas de manera sistemática solo por el hecho de venir desde el PP”, ha lamentado Carrasco, que ha reseñado que “los meses siguen pasando y, lejos de mejorar, la situación de nuestros hosteleros es absolutamente crítica, por lo que pedimos a Marco que les escuche y tenga en cuenta sus necesidades para garantizar su pervivencia, evitar que nuestra ciudad se convierta en un solar repleto de carteles de ‘se vende’ y potenciar estos establecimientos como fuente de empleo que da vida a nuestro casco urbano”.

Deja un comentario