Carrasco pide la coordinación de todas las administraciones para que las pymes puedan seguir trabajando y manteniendo el empleo en Castellón

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, se reúne con el Colegio de Economistas de Castellón y recoge su preocupación por el deterioro de la coyuntura económica, con una caída de ingresos y un aumento del paro muy altos, mientras la actividad empresarial no para de menguar, disparando el desequilibrio.

Asume la necesidad de que se articulen las vías que permitan aumentar la liquidez para pymes y autónomos, así como una revisión del calendario tributario que permita reducir la presión fiscal, e insiste en tender la mano al equipo de gobierno para trabajar conjuntamente en las soluciones que requieren los castellonenses.

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, ha hecho un llamamiento a las administraciones estatal, autonómica y de la capital de la Plana para que “coordinen” y “activen” un plan económico y que permita “el rescate y la continuidad de las empresas, especialmente las pymes y las que están sustentadas por los autónomos”, con el fin de “mantener la actividad la actividad empresarial y, con ello, el empleo”. “La falta de incentivos y de acciones que ayuden a impulsar el consumo y la actividad de las empresas está empujando el sistema hacia el colapso, con un momento de elevado gasto público y muy poca actividad privada que permita sustentar todo el sistema social de subvenciones”, ha subrayado.

Carrasco ha hecho estas declaraciones después de mantener una reunión telemática de trabajo con el Colegio de Economistas de Castellón, liderado por su presidente, Jaime Querol, quien ha estado acompañado del vicedecano Gonzalo Izquierdo y de la secretaria técnica de la organización Arantxa Ribes. Por parte del Grupo Municipal Popular, también ha tomado parte el concejal y responsable de asuntos económicos de la formación Juan Carlos Redondo. La reunión forma parte de la ronda de contactos que la portavoz del Grupo Municipal Popular del Ayuntamiento de Castellón está manteniendo con representantes de todos los sectores económicos y sociales de la ciudad, y entre los que ya figura la Cámara de Comercio, la patronal CEV-Castellón, Confecomerç, Ashocas, la Federación de Trabajadores Autónomos ATA o los clubes deportivos, entre otros.

“Antes de que el Covid-19 llegara a nuestras vidas para quedarse, la economía de Castellón ya vivía un progresivo proceso de ralentización y de deterioro. La pandemia lo que ha hecho ha sido frenar en seco toda la actividad”, ha declarado Begoña Carrasco, según los datos que han trasladado desde la entidad al Partido Popular de Castellón. “Sin ir más lejos, órganos como el Banco de España acaba de empeorar su previsión de retroceso de la economía, cuyo PIB caerá hasta el 21% en el segundo trimestre, y del 15,1% en todo el vigente 2020, según sus nuevas estimaciones, mientras que sitúa la tasa de paro al 24,7%, un decrecimiento que, más que un paso atrás es una caída al vacío, y que puede llevarse por delante a cientos de pymes y autónomos”, ha añadido.

“La pérdida de generación de riqueza que la caída del PIB y el aumento del paro conllevará una reducción importantísima de los recursos disponibles. Por eso se hace más urgente que nunca la adopción de medidas fiscales y de incentivo para la economía, destinando el poco dinero disponible a lo esencial: a sostener el consumo y la continuidad de las empresas, para romper la espiral de destrucción en la que ahora mismo está inmersa la economía”, ha declarado.

“La economía se tiene que poner en marcha”, ha exhortado Jaime Querol, quien además ha pedido que un giro en las políticas que se están llevando a cabo ahora mismo.

En este sentido, Begoña Carrasco ha recogido el guante lanzado desde el Colegio de Economistas de Castellón e insiste en la necesidad de que desde los gobiernos “se fomente la liquidez de las empresas y se den facilidades en materia de tributación, porque una cosa son las exenciones y bonificaciones y otra simplemente demorar los plazos, que es lo que hasta ahora se ha hecho, lo que implicará que al final del año van a llegar con una mochila tan cargada de impuestos que no van a poder afrontar sus obligaciones tampoco”.

Hay que recordar que la ciudad de Castellón tiene ahora mismo un global de 16.483 parados, más de 2.500 desde que se inició la crisis del coronavirus, mientras otros tantos están afectados por los expedientes temporales de regulación de empleo (ERTE), según las estadísticas oficiales.

“Es el momento de la gestión, de que las administraciones sean lo más eficientes posibles, porque los desajustes entre el gasto y los ingresos se van a extremar, lo que a medio y largo plazo aún va a ser peor para los castellonenses”, ha señalado la portavoz del Partido Popular de Castellón, quien reclama “más medidas”, porque “las pocas que hasta la fecha se han adoptado en la capital de la Plana, todavía están lejos de estar activas”.

“No hay plan. En un momento en el que las pymes y los trabajadores necesitan estabilidad, seguridad y confianza, tenemos unos gobiernos que no están tomando las medidas adecuadas”, ha incidido la portavoz de los Populares en Castellón.

TENDER LA MANO

“Por enésima vez, solicitamos que el equipo de gobierno municipal abandone su inmovilismo. Estamos en un momento en el que se necesita sumar ideas y propuestas. Tendemos, una vez más, la mano al equipo de gobierno de la socialista Amparo Marco para que nos sentemos a trabajar unidos para diseñar y activar las soluciones que necesitan los castellonenses, y que solo pueden salir del consenso de todos los grupos políticos con representación en el Ayuntamiento de Castellón”, ha ofrecido la portavoz del Partido Popular en la capital de la Plana, Begoña Carrasco. “Es el momento de dejar de lado los colores políticos y pensar en lo que necesitan los castellonenses, y en este compromiso está volcado el Partido Popular con los vecinos de nuestra ciudad”, ha concluido.

Deja un comentario