Carrasco pide que se atiendan las demandas y reivindicaciones de la Policía Local por la seguridad de todos los ciudadanos

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, denuncia falta de gestión y falta de capacidad de la concejalía de Seguridad para resolver los problemas de la ciudad, sin dotar a la Policía Local de los medios humanos necesarios para desarrollar su labor con las mejores garantías. “Gobernar no es imponer, es escuchar, así que háganlo y actúen”, señala

“El gobierno municipal sigue sin incrementar el número de agentes de la Policía Local que necesita Castellón para garantizar la vigilancia y el patrullaje por la Marjalería y por las calles de la ciudad. Faltan agentes porque no se cubre la tasa de reposición al mismo ritmo que se jubilan los agentes, cuando la ley sí permite contratar para cubrir plazas vacantes, además de crear plazas nuevas”

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, ha pedido hoy en el pleno municipal que se atiendan las demandas y reivindicaciones del cuerpo de la Policía Local por la seguridad de todos los castellonenses. “Gobernar no es imponer, por eso, siéntense y escuchen la problemática que tienen los ciudadanos, que denuncian robos y demandan más vigilancia policial en las calles, y atiendan también las necesidades de la Policía Local”, ha pedido Carrasco al equipo de gobierno.

Cabe recordar que la semana pasada tres de los cuatro sindicatos policiales solicitaron el cese del concejal de Seguridad, Omar Braina. La portavoz de los populares ha lamentado la  falta de gestión y la falta de capacidad de su concejalía para resolver los problemas de la ciudad en materia de seguridad, sin dotar a la Policía Local de los medios humanos necesarios para desarrollar su labor con las mejores garantías. “Faltan recursos y es necesario elevar la tasa de reposición, peticiones no atendidas. Se hace necesario destinar menos agentes a tareas burocráticas, para poder llevarlos a la calle a atender a los castellonenses. Pero sobre todo, se hace necesario cubrir las vacantes de agentes de Policía Local, ante la jubilación anticipada de casi 50 efectivos entre 2019 y 2020”, ha explicado.

En este sentido, la edil popular ha manifestado que no valen excusas, porque el gobierno municipal tiene medios para hacerlo, no vale escudarse en la Ley Montoro, “porque desde que se modificó hace dos años, en materia de servicios esenciales se pueden crear tantas plazas sean necesarias, tanto para cubrir las vacantes, como de nueva creación. Con el PP la tasa de reposición ya era del 100% y ahora pueden incluso crear nuevas plazas, así que, o bien por desconocimiento o intencionadamente, la alcaldesa miente al escudarse constantemente en la Ley Montoro”. Y añade: “Basta con marcar prioridades escuchando a los vecinos que llevan pidiendo más vigilancia policial en las calles desde la pasada legislatura, como es el caso de los más de 5.000 vecinos de la Marjalería. Sólo con el incremento de los sueldos del equipo de gobierno, del 50%, que suponen 500.000 euros y los sueldos de su personal de confianza, que suponen otros 500.000 euros, es decir, con un millón de euros, ¿Cuántas plazas de Policía Local se podrían crear?”, ha argumentado la portavoz popular.

No es la primera vez que los populares denuncian la escasez de patrullas policiales, sólo dos, para vigilar toda la ciudad, es decir cuatro policías para vigilar las calles de una capital con casi 180.000 habitantes. “Y por si este asunto no es suficientemente grave, resulta que el pasado día 10 de febrero, hace apenas tres semanas, resultó que solo hubo una patrulla de agentes de Policía por las calles de la ciudad. Éste es el concepto de seguridad y de Policía de Proximidad que promociona el equipo de gobierno”, apunta Carrasco.

Apoyo al pequeño comercio

El Grupo Municipal Popular ha sometido a votación del pleno, obteniendo el rechazo del equipo de gobierno, una iniciativa propia de apoyo al pequeño comercio, solicitando un plan de actuación en parkings públicos que recoja las peticiones del sector comercial en materia de facilidades de acceso. Pretende impulsar reformas necesarias para mejorar la accesibilidad y modernización de los mismos y promover descuentos o tarifas especiales renegociando las condiciones de licitación de los parkings públicos Cardona Vives y Santa Clara, que ahora se están revisando, y del resto de parkings públicos, a medida que acaben los contratos, de manera que recojan condiciones ventajosas para quienes adquieran productos y servicios en los pequeños comercios. Una medida que ya llevaron los populares al pleno de noviembre de 2016 y que ante la inacción del gobierno municipal han vuelto a presentar.

La concejala popular María España ha defendido la necesidad de actuar con inmediatez ante un comercio de proximidad “que se muere”, ha denunciado. “Sólo en la calle Alloza se contabilizan más de 10 bajos comerciales cerrados”, alerta. Y es que, “la decisión del gobierno municipal de cerrar viales de acceso al centro suponen un mazazo para el pequeño comercio. Por ejemplo, el cierre de la vía de entrada a la ciudad por el Paseo Ribalta como consecuencia de las nuevas obras del TRAM o el que se prevé con la reforma de la Avenida de Lledó. Restringir itinerarios expulsando a los potenciales consumidores, es justo lo contrario que vienen reclamando los comerciantes, que ven en esto una nueva barrera, sobretodo para las personas que vienen de los municipios del interior de nuestra provincia”.

En un segundo punto la propuesta de los populares también implica la creación de una Mesa de Trabajo en la que estén representados el sector comercial, la hostelería, el sector turístico, y todos cuantos quieran sumarse, además del Ayuntamiento, con presencia de todos los grupos políticos con representación municipal para, entre todos, trabajar en un proyecto común a largo plazo, con reuniones periódicas y un seguimiento continuo a fin de explotar todos los aspectos dinamizadores de la ciudad.

Presupuestos Participativos pendientes del 2016

Una tercera iniciativa llevada al pleno por los populares, y que ha sido votada en contra por el equipo de gobierno, reclama la activación y ejecución inmediata de los 17 proyectos pendientes dentro de los Presupuestos Participativos de la ciudad de Castellón aprobados desde el año 2016 y que suman un importe de 2,8 millones de euros. Así como comprometer al equipo de gobierno municipal a que las propuestas de los vecinos se ejecuten dentro de la anualidad.

“El sistema de participación inventado por Compromiso y PSOE para sacar adelante los presupuestos participativos desde 2017 en la ciudad de Castellón ha sido un fracaso, le ha faltado transparencia y ha sido un ataque el tejido asociativo de la ciudad. La moda de referendos y votaciones, refleja en realidad la gran desconfianza que hay hacia las asociaciones vecinales”, ha señalado el edil popular, Vicent Sales.

Y recuerda: “La acera del Grupo Lourdes, que tiene la autorización del Ministerio de Fomento desde de 2017; la eliminación del cemento de todos los patios de colegios; la conclusión de la señalización de los caminos escolares seguros en todos los centros; el Parque Ciclista; la rotonda de la Escuela de Idiomas; el parque de reciclaje creativo RecreCAS; o el equipamiento del gimnasio del Gaetà Huguet; son ejemplos de obras no ejecutadas o inacabadas desde que se presupuestaron hace años”.

Cierre de Penyeta Roja y peatonalización Avda del Lledó sin consenso

Por último la portavoz de los populares, Begoña Carrasco ha formulado dos ruegos a la alcaldesa. El primero para preguntarle a la alcaldesa qué ha hecho por la ciudad ante el anuncio inminente del cierre del centro de acogida de menores de Penyeta Roja, “porque una ciudad que aspira a ser Ciudad Amiga de la Infancia no puede permitirse el lujo de cerrar unas instalaciones que durante los últimos 30 años ha realizado una labor excepcional en el cuidado y protección de los menores de 0 a 12 años en situación de desamparo y despedir a sus trabajadoras, realojando a los menores tutelados que ahora hay a su cargo en otro centro que ni reúne las condiciones asistenciales adecuadas”, ha señalado.

Un cierre que se suma a la desaparición de la Guardería San Vicente Ferrer, dedicada al cuidado de niños pertenecientes a familias en riesgo de exclusión social, y también al cierre de la Casa Cuna, que se encargaba de dar cobijo a mujeres gestantes o con un bebé a su cargo sin un techo al que acudir.

En segundo lugar, Carrasco ha trasladado a la alcaldesa, en forma de ruego, que se pronuncie al respecto del proyecto valorado en 3,5 millones de euros para peatonalizar la avenida Lledó. Una actuación que supone el cierre y eliminación del carril de acceso a la ciudad entre la rotonda de Tombatossals y la Plaza María Agustina, así como la eliminación de 249 plazas de aparcamiento en el kilómetro y medio del vial. En este sentido ha pedido que responda si está dispuesta a no ejecutar el proyecto tal y como le están reclamando los vecinos de la avenida Lledó y adyacentes, que llevan recogidas más de 1.500 firmas en contra del proyecto, teniendo en cuenta que ahora mismo la ciudad tiene carencias y deficiencias en otros puntos de la ciudad.

Deja un comentario