Carrasco propone al Ayuntamiento de Castellón que aplace el cobro de los impuestos municipales hasta que se solucione la crisis del Covid-19

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, solicita una revisión del calendario de pago de impuestos como el IBI o el de Vehículos de Tracción Mecánica, que precisamente ayer comenzaron a cargarse a los vecinos, hasta que se despeje el escenario de incertidumbre provocado por la cuarentena sanitaria contra la epidemia, una petición que se suma a la realizada ayer de activar una exención de todas las tasas municipales del 2020 para pymes y autónomos.

“Es importante que desde las instituciones públicas, en el ámbito de sus competencias, se tomen las medidas oportunas que den confianza a las familias en nuestra ciudad. Por eso, proponemos en el ámbito de las competencias municipales, se aplique una suspensión de los cobros correspondientes a la anualidad 2020 a los castellonenses hasta que se solucione la crisis sanitaria y económica y se normalice la situación”, indica, al tiempo que espera la ayuda de otras administraciones –Gobierno de España y Generalitat Valenciana— con el fin de que, “juntos, con todos los instrumentos a nuestro alcance, se pueda restablecer la normalidad a la mayor brevedad y sin dejar a ninguna persona en el camino”.

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, propone al Ayuntamiento de Castellón que aplace el cobro de los impuestos municipales en la ciudad hasta que se solucione la crisis sanitaria generada por la epidemia del Covid-19, caso del IBI, el de IVTM o el IAE. La petición se une a la de la exención de las tasas municipales del año 2020 para pymes y autónomos, con el fin de compensar la caída de la actividad económica en los negocios por el confinamiento de las familias en sus domicilios.

“Estamos ante un momento de enorme incertidumbre. Es importante que desde las instituciones públicas, en el ámbito de sus competencias, se tomen las medidas oportunas que den confianza a las familias en nuestra ciudad. Por eso, proponemos en el ámbito de las competencias municipales, se aplique una suspensión de los cobros correspondientes a la anualidad 2020 a los castellonenses hasta que se solucione la crisis sanitaria y económica y se normalice la situación”, indica Begoña Carrasco, quien pide, además, que las medidas del Ayuntamiento “vayan alineadas y sean complementarias con otras que esperamos adopten otras instituciones –Gobierno de España y Generalitat Valenciana—con el fin de que, juntos, con todos los instrumentos a nuestro alcance, se pueda restablecer la normalidad a la mayor brevedad y sin dejar a ninguna persona en el camino”.

Precisamente, ayer se cargó en la cuenta de los castellonenses el primer plazo de los primeros impuestos municipales, caso del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) y el Impuesto sobre los Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM). “En un contexto de extrema complejidad como el actual, los castellonenses se han encontrado con esta noticia.  Desde el Partido Popular somos conscientes de que todos los ciudadanos hemos de cumplir con nuestras obligaciones fiscales, pero sí solicitamos sensibilidad para que toda la situación se aclare y, con el horizonte despejado, se recupere el abono de los impuestos, ya que ahora mismo hay muchos castellonenses que no están registrando ingresos como consecuencia de la parada forzosa de la economía que el coronavirus ha impuesto en nuestros días”, ha añadido Begoña Carrasco.

“Por este motivo, y tal y como el Partido Popular ya proponía en su Plan de Contingencia, la idea sería que se aplazara el calendario de impuestos, al tiempo que se retomara, una vez pasada la cuarentena sanitaria, ofreciendo diversas alternativas a los ciudadanos, con una batería de opciones a la carta, para que todos puedan cumplir con sus obligaciones pero en el modo que más se ajuste a sus respectivas situaciones personales, que no van a ser las mismas para todos”, ha indicado.

La propuesta de aplazamiento de impuestos se une a la que ya ha realizado también el Partido Popular para que el Ayuntamiento de Castellón active otras medidas encaminadas a ayudar a las pymes y autónomos de la capital de la Plana. Así, la portavoz ha solicitado que el Ayuntamiento decrete la exención de tasas por ocupación de vía pública de bares y restaurantes para este ejercicio 2020; también la exención del pago de la tasa de basura los comercios, bares y restaurantes que han tenido que cerrar su actividad por el Real Decreto 463/2020; y la devolución de las tasas ya cobradas con motivo de las actividades anuladas como consecuencia del Covid-19. Por último, y no menos importante, los Populares han requerido el pago inmediato a proveedores de las facturas pendientes, para que puedan tener unos ingresos que les corresponden sin más dilación.

“Entendemos que es la mejor manera de que el Ayuntamiento de Castellón ayude a los comercios, bares, restaurantes… y otros pequeños negocios de la ciudad, que estos días han bajado la persiana en cumplimiento de la normativa derivada de la aprobación del Estado de Alarma por el Gobierno de España”, ha subrayado.

“Simplemente pedimos actuaciones razonables y tangibles el ámbito de las competencias municipales, como otros Ayuntamientos han demostrado que son posibles, por ejemplo en lo que respecta al uso de vía pública para la instalación de terrazas por parte de los establecimientos o la tasa relativa al servicio de recogida de basuras, entre otras. Y del mismo modo, pedimos a la administración municipal que reivindique a otras administraciones, como la autonómica y al gobierno central ayudas para nuestros autónomos y pequeñas empresas, incluso planteando la supresión del pago del IVA, el IRPF o el recibo de la Seguridad Social, evitando la asfixia económica que muchos ya dudan si podrán superar tras esta crisis sanitaria”, concluye Carrasco.

Deja un comentario