Carrasco propone crear una unidad hospitalaria pediátrica a domicilio en Castellón para atender a menores con enfermedades crónicas

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, recuerda que Castellón “es la única provincia que carece de este tipo de servicio” que, según explica, “ayudaría a paliar el estrés y sufrimiento que en ocasiones provocan en los niños los ingresos hospitalarios frecuentes y facilitaría que pudieran ser atendidos de manera individualizada durante las 24 horas del día los 365 días del año en un entorno más confortable para ellos, como es su propio ámbito familiar”.

La unidad de hospitalización “contaría con profesionales de pediatría, enfermería pediátrica, psicólogos o trabajadores sociales con formación específica para atender las necesidades de los niños que padecen este tipo de enfermedades y sus familias, desde una perspectiva integral y según los criterios de atención que establece el propio Ministerio de Sanidad”, ha añadido Carrasco.

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, ha anunciado que el PP presentará en el próximo pleno municipal una declaración institucional para pedir al equipo de gobierno que “reclame a la autoridad competente la dotación de los recursos necesarios para crear una unidad de hospitalización domiciliaria infantil en Castellón, ya que es la única provincia que carece de este tipo de servicio”.

“La asistencia a domicilio a menores con enfermedades crónicas complejas requiere frecuentes desplazamientos al hospital o ingresos para tratamientos o cuidados que en muchas ocasiones podrían ser realizados en sus propios hogares por personal facultativo especializado”, ha indicado Carrasco que, junto con Susana Fabregat, concejala de Asuntos Sociales en el Grupo Municipal Popular; y José Juan Zaplana, portavoz de Sanidad en el Grupo Popular de Les Corts Valencianes, recientemente ha mantenido una reunión con la presidenta de la Asociación de Enfermedades Minoritarias de la Comunidad Valenciana, ASEMI, Bárbara Congost,

Según ha explicado, “el entorno familiar es el lugar más seguro y reconfortante para un niño que se enfrenta a una enfermedad rara o grave, por lo que este servicio ayudaría a paliar el estrés y el sufrimiento que en ocasiones provocan en los niños os ingresos hospitalarios frecuentes y facilitaría que pudieran ser atendidos de manera individualizada durante las 24 horas del día los 365 días del año en un entorno más confortable para ellos, como es su propio ámbito familiar”.

Respecto a los destinatarios principales de este servicio, la portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón ha especificado que “serviría de apoyo a las familias de los niños que, tras recibir el alta en el hospital, necesitan tratamientos complejos, como oxígeno, alimentación con sonda o gastrostomías, tratamientos que requieren un aprendizaje y un seguimiento de profesionales por parte de las personas cuidadoras”.

“En la provincia de Castellón existe un alto número de niños afectados por enfermedades crónicas que amenazan o limitan sus vidas y para las que, en algunos casos, no existen curas y generan frecuentes ingresos hospitalarios que, en muchos casos, resultan complicados dado el equipo de apoyo vital que necesitan estos pacientes o su dependencia continua de dispositivos para alimentación, respiración o movilidad”, ha comentado la portavoz municipal del PP.

En ese sentido, ha explicado que la unidad “contaría con profesionales de pediatría y enfermería pediátrica, psicólogos o trabajadores sociales con formación específica en atención a los problemas y necesidades de los niños que padecen este tipo de enfermedades y sus familias, desde un punto de vista integral y según los criterios de atención que establece el propio Ministerio de Sanidad y con los que ya cuentan en otras áreas de la Comunidad Valenciana”.

Carrasco ha remarcado que el propio Ministerio, en su Plan de Calidad para el Sistema Nacional de Salud (SNS) especifica que la atención a los niños debe ser diferenciada de la atención a pacientes adultos y adaptada a sus necesidades además de contar con profesionales especializados para garantizar tanto la atención individualizada como la calidad y la continuidad asistencial”.

Al respecto, ha subrayado que “proporcionar una atención domiciliaria centrada en la familia, que permita la atención integral social de estos menores y sus familias, permitiría en muchos casos aliviar la angustia que se produce en el seno familiar ante la incertidumbre sobre la evolución de una enfermedad, las expectativas de vida, así como las secuelas y las posibles complicaciones, ya que el diagnóstico de una enfermedad grave o incurable es un golpe terrible para toda la familia que nadie está preparado para recibir e iniciativas como ésta contribuirían a hacer más llevadera esta situación”.

Deja un comentario