Carrasco reclama la puesta en marcha del plan antiinundaciones de Castellón para prevenir los riesgos ante la gota fría

“Terminamos la legislatura tal y como la comenzamos, con muchos deberes por hacer, y entre ellos uno tan importante como es el plan antiinundaciones de Castellón. "

“Instamos al equipo de gobierno a que se ponga a trabajar de inmediato, con el fin de que pueda ser aprobado en los próximos meses y así, al menos, a ver si para la gota fría de 2020 lo tenemos resuelto, por el bien y la seguridad de los castellonenses”, señala la portavoz del PP en el Ayuntamiento de Castellón.”

 

“La capital de la Plana cuenta con múltiples puntos conflictivos que son susceptibles de sufrir inundaciones, como el río Seco, barranco del Sol, barranco de Fraga, la Sequiota o la marjalería son los que se citan expresamente dentro del Plamtecas, que los califica como “zonas con elevado riesgo de inundación”.

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, reclama la puesta en marcha del plan antiinundaciones de Castellón para prevenir riesgos, después que se afronte un nuevo episodio de gota fría sin el protocolo. “El equipo de gobierno de Amparo Marco anunció en el año 2017, con la aprobación del Plan Territorial Municipal frente a Emergencias de Castellón (Plamtecas), a continuación se aprobaría el plan específico antiinundaciones, algo que a fecha de hoy todavía no ha ocurrido”, afirma Carrasco.

“Castellón debería tener este plan hace tiempo. Se ha activado y esperamos tenerlo en un mes”, decía el entonces primer teniente de alcalde de Castellón, Rafa Simó, en septiembre de 2018, es decir, hace justo ahora un año. “Sin embargo, los meses han seguido transcurriendo y vemos cómo no se ha avanzado en este sentido, a pesar de que las inundaciones son uno de los riesgos más importantes que afronta la ciudad, por sus propias condiciones geográficas”, ha defendido la portavoz popular. Castellón es uno de los tres municipios de la provincia de Castellón con riesgo alto de inundaciones que no tiene plan antiinundaciones, según las últimas informaciones difundidas.

Y es que son muchos los puntos conflictivos en caso de inundaciones. Río Seco, barranco del Sol, barranco de Fraga, la Sequiota o la marjalería son los que se citan expresamente dentro del Plamtecas, que los califica como “zonas con elevado riesgo de inundación”.

“No puede ser que cada vez que afrontamos un episodio de gota fría estemos en el mismo punto de partida. Se hace necesario la existencia de protocolos que puedan conocer los vecinos, para saber cómo actuar en caso de situación de emergencia o alerta, como la que ahora mismo se vive en la ciudad de Castellón por el episodio de fuertes tormentas que se anuncian por parte de los servicios meteorológicos en las próximas horas”, añade Begoña Carrasco.

Precisamente, y para minimizar el efecto de las lluvias torrenciales, se creó “el Plan de Acción Territorial sobre prevención del Riesgo de Inundación en la Comunidad Valenciana (PATRICOVA), que contempla medidas para minorar el impacto actual pero, también, para prevenir el impacto futuro de las mismas. Y precisamente, dos de las actuaciones fundamentales que se incluyen en este programa, el Río Seco y el barranco de Fraga, se encuentran ejecutados y prestando servicio porque ya se hicieron durante la etapa del Partido Popular”.

“Desde entonces, y en cuatro años, no se ha hecho nada al respecto, para paliar riesgos en zonas como el barranco del Sol. Sin ir más lejos, el año pasado, durante el periodo de enmiendas de los presupuestos municipales, ya propusimos destinar recursos a minimizar los riesgos, atendiendo las peticiones de los vecinos, que ven con gran preocupación la situación, sin que fuera la petición atendida”, recuerda Carrasco.

Asimismo, desde el PP de Castellón se recuerda que “el total y absoluto estado de abandono del cauce del Río Seco, con proliferación sin control de árboles y cañas, que son un peligro en potencia para la evacuación del agua en caso de avenida, puesto que forman grandes paradas en puntos sensibles como los puentes. Tampoco se ha ejecutado la ampliación de la desembocadura del río, en contra de lo que anunció la alcaldesa Amparo Marco tras una reunión con la Confederación Hidrográfica del Júcar que vendió en los medios a bombo y platillo”.

“Terminamos la legislatura tal y como la comenzamos, con muchos deberes por hacer, y entre ellos uno tan importante como es el plan antiinundaciones de Castellón. Instamos al equipo de gobierno a que se ponga a trabajar de inmediato, con el fin de que pueda ser aprobado en los próximos meses y así, al menos, a ver si para la gota fría de 2020 lo tenemos resuelto, por el bien y la seguridad de los castellonenses”, concluye Begoña Carrasco.

Deja un comentario