Castellón inyecta 11,5 millones de € en ayudas directas e indirectas para reactivar la ciudad

Marco destaca que el Ayuntamiento prepara el despliegue técnico y administrativo para impulsar los 5,5 millones del Plan Resistir
La alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, ha puesto en valor las ayudas directas e indirectas puestas en marcha por el Ayuntamiento de Castellón para paliar los efectos sociales y económicos de la covid-19 en la ciudad, por valor de 11,5 millones de euros, que demuestran los esfuerzos realizados por la administración municipal para contribuir a la recuperación de la ciudad. Una reactivación a la que ahora se sumarán otros 5,5 millones del Plan Resistir, para los que el Ayuntamiento ya está preparando el despliegue técnico y administrativo con el objetivo de que lleguen cuanto antes a la ciudadanía.

“El Ayuntamiento de Castellón ha estado al lado de los sectores más afectados por la pandemia desde el primer momento, manteniendo reuniones y escuchando sus necesidades, y los 11,5 millones activados en ayudas directas e indirectas, con la aplicación de medidas fiscales y el impulso a acciones que fomentan la generación de puestos de trabajo, son un claro ejemplo”, ha recalcado Marco. Al detalle, estos 11,5 millones de euros de ayudas municipales directas e indirectas, se desglosan en 3,5 millones de emergencia social (un 54% más que en 2019); 1,4 millones en ayudas directas al comercio minorista, autónomos, microempresas y pequeñas empresas titulares de comercios, bares, cafeterías, restaurantes y locales de ocio nocturno; 1,5 millones del Plan de Inversiones de Reactivación económica y social (Pirecas); y 2,3 millones del Plan Contrata.

Además, hay que añadir el millón de euros que los castellonenses no han tenido que pagar por la rebaja del IBI y otros 1,8 millones de euros de ahorro a las familias, autónomos y pymes con medidas fiscales; como la anulación de la tasa de basuras a actividades no esenciales durante el estado de alarma, las suspensiones de las tasas de sillas y terrazas, de licencias de actividad, de mercados extraordinarios y de concesión de quioscos, además de modificaciones de las ordenanzas fiscales para 2021, como la bajada del ICIO y las bonificaciones del impuesto de vehículos.

La alcaldesa, además, ha abordado la situación epidemiológica en la ciudad  y las medidas para frenar la propagación del coronavirus en Castellón: “Entendemos que las restricciones establecidas por las autoridades sanitarias son duras, pero son necesarias para frenar el avance de la pandemia. Estamos atravesando la tercera ola y hay que conseguir que los niveles de contagio sigan bajando y que la presión asistencial en centros de salud y hospitales se reduzca”. En este sentido, ha especificado que las últimas medidas para frenar la propagación de la covid-19 en la ciudad, han sido más restrictivas en este último tramo de la pandemia, en plena tercera ola, pero han demostrado ser efectivas, ya que ha habido un claro cambio de tendencia a la baja desde que entraron en vigor, a mediados de enero, hasta ahora. “Cuando se aprobaron estas restricciones estábamos en tendencia ascendente y se alcanzó el pico máximo de incidencia acumulada en Castellón dos semanas después: 1060, el 31 de enero. A partir de esas dos semanas desde la aplicación de las medidas, hemos visto descender poco a poco los niveles de contagio, y hoy mismo el último dato publicado por la Conselleria de Sanidad es de 665 de incidencia acumulada en Castellón”, ha especificado la alcaldesa.

La alcaldesa también ha abordado la reciente reunión con el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, en la que trasladó los retos de la ciudad y reforzó la alianza institucional para afrontar retos e impulsar proyectos de ciudad que contribuyan a que el Ayuntamiento sea motor para relanzar Castellón tras la crisis sanitaria. Al respecto, Marco ha reiterado el ofrecimiento de espacios municipales donde realizar vacunaciones masivas a la población y la disposición para prestar como hasta ahora cualquier otro tipo de colaboración para atender las necesidades planteadas por las autoridades sanitarias.

Asimismo, la primera edila ha resaltado la importancia de que la Generalitat contribuya a aprobar el Plan General “que nos ayudará a recuperar la normalidad económica y será polo de atracción de inversiones y generador de oportunidades, ayudándonos a reactivar la ciudad tras la covid-19”. En esta línea, Marco ha recordado la preocupación trasladada al jefe del Consell en cuanto a suelo industrial, y la necesidad de recuperar a través de la alegación al Plan de Acción Territorial (PAT) el suelo logístico que fue reducido por la Declaración Ambiental Territorial y Estratégica (DATE).

Otro de los asuntos a los que se ha referido Marco, es la comisión mixta de patrimonio, que acordó activar con Puig cuanto antes para poner en común el patrimonio y las necesidades del Ayuntamiento, la Generalitat y la Diputación con el objetivo de impulsar los proyectos que resulten prioritarios para la ciudad, bajo criterios de reciprocidad y colaboración institucional.

Deja un comentario