Castellón aprueba un presupuesto de 180 millones para relanzar la ciudad y centrado en paliar los efectos de la covid-19

Políticas sociales, empleo, igualdad y transición ecológica son ejes estratégicos de las cuentas municipales

El pleno del Ayuntamiento de Castellón ha aprobado este jueves el Presupuesto General de Castellón para el ejercicio 2020 que asciende a 180 millones de euros y que ha sido elaborado para paliar los efectos negativos económicos y sociales que la emergencia sanitaria y social por la covid-19 ha tenido en Castellón y para relanzar la ciudad. El presupuesto ha sido aprobado con los votos a favor de los grupos que componen el Acuerdo de Fadrell (PSPV-PSOE, Compromís y Podem-EUPV) y con el voto en contra de los grupos de la oposición integrada por PP, Ciudadanos y VOX.

En la sesión plenaria, la alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, ha manifestado que son unos presupuestos “que se ajustan a esta nueva realidad, que se centran en construir un Castellón mejor y que invierten en futuro”. “Hemos aprobado unas cuentas cuyos ejes centrales pasan por reforzar las políticas sociales, contribuir a la generación de empleo con proyectos como el Plan Contrata Castellón, el Pirecas o el apoyo a nuestro comercio con una nueva línea de un millón de euros, y también poniendo énfasis en la igualdad, el medio ambiente y la educación”, ha destacado.

Marco ha recalcado que son “unas cuentas que invierten en futuro” y con “actuaciones de emergencia” dirigidas a para aminorar los impactos de la pandemia. El presupuesto, alineado con la Agenda 2030 y los ODS, “tiene como objetivo mantener y ampliar los Servicios Sociales de calidad, con 14,38 millones de euros destinados a las políticas sociales, un 4,71% más que el pasado año y un 56% más que en 2015, lo que remarca el acento social de los presupuestos de los gobiernos progresistas”.

La alcaldesa también ha destacado Europa como “una ventana de oportunidades en un contexto en el que la financiación local es insuficiente”. Así, ha remarcado que en 2020 se impulsarán nuevos proyectos con fondos comunitarios, con una inversión de 5,2 millones.

El concejal de Hacienda, David Donate, ha añadido que “el presupuesto para 2020 es de un 10,36% más que el de 2015 y los segundos más altos desde 2009”. “La responsabilidad de los gobiernos municipales en estos momentos es la de dar respuesta a la nueva normalidad y para ello ha sido necesario ajustar gastos e ingresos, pero siempre sabiendo a qué no se iba a renunciar”, ha apuntado en referencia al aumento de las políticas sociales. También se han incrementado las partidas para fomento del empleo en un 7,63% más que el pasado año y un 690% más que en 2015. “Unos datos que evidencian que este gobierno es sensible a la realidad”, ha afirmado.

Por su parte, el segundo teniente de alcaldía, Ignasi Garcia, ha asegurado que “hacemos una apuesta clara por la economía verde, el feminismo y la enseñanza pública”. Por eso, “este presupuesto incluye partidas para mejorar la recogida de residuos urbanos y facilitar el reciclaje y la separación, iniciativas que nos llevarán a situarnos como una de las ciudades líderes en el Estado en este ámbito”, ha apuntado Garcia.

Para el concejal de Transparencia y Buen Gobierno, las cuentas de 2020 “priorizan ante todo la educación pública, impulsan el Pla Edificant para la construcción y reforma de centros escolares y ayudan a la conciliación con la promoción de actividades extraescolares subvencionadas y de las escuelas de mañana y de tarde”. Estos servicios “serán clave para la recuperación económica de las familias de Castellón, igual que lo será la reactivación de las pymes que trabajan de manera directa e indirecta para el sector cultural, para el que hemos diseñado un plan de choque que incluye a galerías, librerías, compañías de teatro y salas de música”, ha manifestado Garcia.

“Hemos vivido una crisis sanitaria para la cual no estábamos preparados y esto nos ha llevado a una situación límite a la cual ahora tenemos que darle la vuelta, porque la ciudad de Castellón lo necesita y su gente, más todavía”, ha concluido el edil.

Mientras, el tercer teniente de alcaldía, Fernando Navarro, ha destacado en su intervención que el presupuesto “es un primer paso importante para definir una salida de la crisis por la covid-19 basada en la redistribución de la riqueza monetaria y en la conservación de nuestra riqueza natural”. Navarro ha recordado que los nuevos fondos de la Unión Europea centran su mirada en la transición ecológica, la descarbonización de la economía, la adaptación y lucha contra el cambio climático y conservación de la biodiversidad. Por ello, ha destacado la inversión de 135.000 euros en el Plan Castellón en Verd (que se añade a 630.000 de remanentes), 20.000 euros del Plan de Calidad, 80.000 euros del Parc Agrari o 30.000 euros en nuevas ayudas para economía verde y agricultura.

Asimismo, Navarro ha subrayado que el presupuesto “redobla el esfuerzo” en materia de vivienda y ha resaltado las inversiones de 350.000 euros para ampliar el parque público de vivienda, los 500.000 euros para redignificar las viviendas sociales o los 50.000 euros del Plan Estratégico de Vivienda.

Deja un comentario